2019, ¿EL AÑO DE LA COMEDIA ESPAÑOLA?

2019, ¿EL AÑO DE LA COMEDIA ESPAÑOLA?

CINE

 

 

 

Cerramos un 2018 en el que el cine ha estado marcado indudablemente por los superhéroes. Los personajes de los cómics se han apoderado de la gran pantalla y las cintas sobre sus aventuras y los múltiples modos de salvar al mundo no han dejado de sucederse a lo largo del año. No ha habido casi ningún mes en el que las salas de todo el mundo no contasen con un superhéroe en cartelera. De hecho, el boom por este tipo de cintas ha provocado que nuestros superhéroes patrios también hayan tenido su oportunidad en forma de largometraje, tal es el caso del “Superlópez” de Javier Ruiz Caldera basado en el personaje de los cómics de Jan. Sin embargo, y a excepción de la cinta protagonizada por Dani Rovira, el cine nacional se ha decantado por producciones englobadas en otro género, mucho más barato de rodar y con un impacto mayor en nuestra sociedad. ¿De qué género estamos hablando? De la comedia, por supuesto.

El coqueteo del cine español con la comedia puede remontarse a los años 50 del pasado siglo. Cintas como “Bienvenido Mister Marshall”, “El verdugo”, “El malvado Carabel” o “El pisito” han pasado a la historia de nuestro cine por ser algunas de las mejores películas del género. Pero el origen de la nueva oleada de películas que buscan provocar la carcajada más espontánea del espectador podría situarse en 2014. Fue ese año cuando Emilio Martínez-Lázaro estrenó Ocho apellidos vascos, una película que rompió literalmente la taquilla con una recaudación astronómica y cuya segunda entrega solo tardó un año en ver la luz. Desde entonces, los cineastas nacionales han descubierto la gallina de los huevos de oro en este género, aunque bien es cierto que a veces no han encontrado su propio camino y han echado mano de las recetas que funcionan en Hollywood. Ejemplo de ello es la producción de 2015 “Cómo sobrevivir a una despedida”, una versión a la española de la popular primera parte de “Resacón en Las Vegas”, película que encumbró a Bradley Cooper (recién convertido en director y con posibilidades de Oscar) y que por su temática se ha convertido en una de las cintas más característica del casino. Sin embargo, en los últimos años hemos visto cada vez más títulos originales, o por lo menos que no se presentan como una “adaptación” de cintas americanas. Solo este año hemos podido disfrutar de una larga lista de películas: “Sin Rodeos”, «Campeones«, “La tribu«, “Mi querida cofradía”, “El mundo es suyo”, la ya mencionada “Superlópez”, «Ola de crímenes«, “Miamor perdido” o “Yucatán” son solo algunos de los múltiples ejemplos. 

Después de dar con la tecla correcta, algo que no siempre es fácil en la industria y menos en la española, que todavía lucha por hacerse con un puesto de elevado reconocimiento en el imaginario popular, parece lógico pensar que los directores seguirán apostando por largometrajes de corte cómico. Y eso es precisamente lo que han hecho, por lo que el próximo año viene cargado de cintas nacionales que prometen llenar las salas de risas, o al menos esa es su intención. 

Una de las más esperadas es la secuela de “Perdiendo el norte” que siguiendo con su filosofía recibe el nombre de “Perdiendo el este”. La nueva cinta de Paco Caballero, quien recordemos no dirigió la primera entrega sino que la dirección de esta corrió a cargo de Nacho G. Velilla, nos trae de nuevo a los personajes de Braulio (Julián López), Hakan (Younes Bachir) y Rafa (Miki Esparbé), que cansados de su situación laboral en Berlín deciden hacer las maletas y probar suerte en el lejano Este. La cinta, que se posiciona como el primer largometraje de Caballero, ha sido rodada en localizaciones de Madrid, Pamplona y Hong Kong y llegará a las salas en febrero.

Ese mismo mes también se estrenará “Bajo el mismo techo” de Juana Macías. Protagonizada por Silvia Abril y Jordi Sánchez, la comedia cuenta con la participación de Malena Alterio, Álvaro Cervantes, Cristiana Castaño o Daniel Guzmán, entre otros, y se posiciona como uno de los estrenos más fuertes dentro del género. 

 

 

Otro de los títulos que más expectación ha generado es la adaptación de la novela de Laura Norton, “Gente que viene y bah”. Dirigida por Patricia Font, ganadora del Goya a Mejor cortometraje en 2015 por «Café para llevar”, y protagonizada por Clara Lago y Álex García, la cinta narra la historia de Bea, una joven arquitecta con talento que ve como su vida se desmorona cuando su novio la engaña con una presentadora de televisión y es despedida de su trabajo, todo en la misma semana. Perdida y sin casa en la que vivir, Bea regresa a su pueblo natal en donde comenzará un nuevo proyecto profesional y personal. Carmen Maura, Alexandra Jiménez, Fernando Guallar, Paula Malia y Carlos Cuevas completan el reparto de esta producción que verá la luz a principios de año.

 

 

Todavía en fase de producción se encuentra “Litus”, lo nuevo de Dani de la Orden, a quien este año hemos podido seguir en “Élite, la serie de Netflix que dirigió junto a Ramón Salazar, y en “El mejor verano de mi vida”. El nuevo largometraje del cineasta catalán cuenta con Belén Cuesta, Álex García, Quim Gutiérrez, Adrián Lastra, Marta Nieto y Miquel Fernández en su reparto, quienes darán vida a los amigos del recién fallecido Litus. Con una banda sonora a cargo de Iván Ferreiro, la cinta abordará el tema de la amistad desde múltiples perspectivas en un viaje que llevará al espectador por los derroteros de la psicología humana. Su estreno está previsto para verano.

Menos original parece la propuesta de Carlos Therón, “Lo dejo cuando quiera”, que verá la luz en abril. La película está protagonizada por Ernesto Sevilla, Carlos Santos y David Verdaguer, tres profesores universitarios que han perdido su trabajo por la crisis. Lejos de tirar la toalla, comienzan una nueva empresa que gira alrededor de un complejo vitamínico que promete ser el alma de todas las fiestas. Miren Ibarguren, Amaia Salamanca y Cristina Castaño se suman al elenco de este largometraje que tiene su origen en la cinta italiana de 2014, “Smetto quando voglio”.

Paco Arango también estrenará en 2019 su tercer largometraje, “Los Rodríguez y el más allá” protagonizado por Edu Soto, Mariana Treviño, Geraldine Chaplin, Santiago Segura, Macarena Gómez y Rossy de Palma, entre otros. La película se centra en la vida de los Rodríguez, una familia que descubre que su abuelo fallecido era de otro planeta y que, tras la apertura accidental de una puerta cósmica, recibe poderes que no sabe controlar y que pueden poner en peligro su supervivencia en la Tierra. 

Antes de la quema” de Fernando Colomo o Taxi a Gibraltar” de Alejo Flah, se suman a esta larga lista de comedias nacionales que llegarán a las carteleras del país en 2019. 

 

 

Anónimo

There are 2 comments on this post
  1. enero 10, 2019, 8:10 pm

    Muy buen post. me he apuntado alguna para verla…

    • sambo
      enero 10, 2019, 8:29 pm

      Seguro que las habrás satisfactorias. Un saludo, Paula.

Leave a reply