ESPECIAL VILLANOS

ESPECIAL VILLANOS
Alfred Hitchcock sostenía que cuanto más logrado es el retrato del villano más lograda será la película. Esto en boca de quien dejó villanos o “malos” memorables en películas como «Con la muerte en los talones» (1959), “Encadenados” (1946) o “La sombra de una duda” (1943), haciendo que actores como James Mason, Claude Rains o Joseph Cotten resultaran inquietantes, seductores, atractivos, terribles, que produjeran una atracción evidente a la par de un miedo irrefrenable, va a misa.

La labor del villano es básica. Un buen villano mejorará la película porque estimulará el intelecto del espectador que viendo la inteligencia o carisma de ese personaje, quedará enganchado o intrigado para ver cómo se logra salir de las maquinaciones o complicaciones que éste propone. Si es un malo más plano pero carismático hará la función de contraste para una mayor efectividad del conflicto dramático, apoyo e identificación del espectador con la trama y con el personaje antagónico, el bueno, para que acabe con ese malo, despertando instintos salvajes incluso, y logre su objetivo. Sin villanos no hay cine. No hay cine porque ¿qué sería del cine sin crímenes, asesinatos, robos o manipulaciones? Nos faltaría una inmensa parte de lo que hace grande a este arte.

No habría cine, ni literatura novelada, ni arte dramático alguno.
Hay muchos tipos de villanos con muy diversas características que les hacen inolvidables, por ejemplo los «Serial Killers» como los de “Seven” (David Fincher, 1995), “El silencio de los corderos” (Jonathan Demme, 1991), “Psicosis” (Alfred Hitchcock, 1960)…
Gente normal que, poseída, se hacen auténticos seres salidos del infierno, como el Jack Torrance de “El resplandor” (Stanley Kubrick, 1980). O el mismísimo demonio en “El exorcista” (William Friedkin, 1973).

Los villanos más considerados son los más complejos y ricos en líneas generales, poseedores de matices, irónicos, cínicos, sarcásticos, con gracia, bondad, complejidad psicológica, evolución. En ellos el espectador puede incluso identificarse o comprender en cierta medida sus motivaciones, psicología o problemas, crear cierta ambigüedad aunque sigan siendo despreciables.

Darth Vader es uno de los villanos más completos y carismáticos que ha dado el cine. Lo tiene todo: carisma, profundidad, evolución, incluso una apariencia aterradora. Inolvidable. Merece la pena ver las seis películas de la saga Star Wars aunque sólo sea por seguir la evolución del personaje.

Hay otros destacadísimos villanos sin tantos matices, villanos de una pieza, pero con un carisma o rasgos característicos que se han quedado grabados eternamente en el imaginario colectivo de los aficionados al cine. Unos tienen grandes poderes que les hacen casi inmortales, otros grandes capacidades. Así podemos destacar al Terminator que interpreta  Schwarzenegger o Robert Patrick en las cintas de James Cameron (obvio las siguientes), Depredador (“Depredador” de John McTiernan, 1987), la versión humana del primero interpretada por Bardem en “No es país para viejos” (Joel y Ethan Coen, 2007)… ¿Qué me decís del Roy Batty encarndo por Rutger Hauer?
Al hilo de los villanos sin matices, de una pieza, suele recurrirse a ellos a menudo para que sean una personificación del mal sin más. El puro mal representado en una persona, que en realidad no es tal, adquiere un carácter mitológico. En estos casos es básico que el villano sea atractivo visualmente, poderoso, con carisma, aunque este villano dependerá en gran parte de que la historia y la película funcionen, sea interesante, si no pasará desapercibido o acabará cayendo en el ridículo. Así tenemos a los Michael Myers, Freddy Krueger o Jason (“La noche de Halloween”, “Pesadilla en Elm Street”, “Viernes 13”)… En ellos tenemos un buen ejemplo de la búsqueda del look vistoso y llamativo (máscaras o caras monstruosas) y también lo fácil que es caer en la vulgaridad y el ridículo, recordando un poco a sus imitadores así como a las propias secuelas de las sagas mencionadas.
La variante del monstruo o criatura es también muy socorrida, ya sea un extraterrestre o la consecuencia de algún experimento radioactivo (típica idea de la ciencia ficción clásica, de los 50, como recurso moralista que advirtiera de los peligros nucleares). Criaturas ha habido desde los inicios del cine con gran énfasis en la Sci-fi de los años 50 o la entrañable serie B. “Alien”, de la cinta de Ridley Scott (1979), ha acabado siendo el principal referente y, como en los casos anteriores, un gran ejemplo de lo difícil que es no caer en el cliché, la copia o el ridículo. Los imitadores han sido miles, salvándose muy pocos de la quema o de la mínima comparación con el monstruo creado por Scott.
En cada género podemos destacar grandes villanos. Muchos han salido y han sido favorecidos por ese mismo género. El oeste dio a gente como Liberty Valance, por ejemplo. El cine negro ha dado incontables gángsters míticos, desde “Scarface” de Howard Hawks (1932), a los Corleone del “Padrino” de Coppola, pasando por los múltiples interpretados por James Cagney, mencionando, por ejemplo, al Cody Jarret de “Al rojo vivo” de Raoul Walsh (1949).
Las mujeres tienen un lugar preeminente también en esta categoría de villanos. Sin ir más lejos, en el mismo género negro la femme fatale supone casi la desinhibición de la feminidad, dando villanas inolvidables como la Barbara Stanwyck de “Perdición” (Billy Wilder, 1944), la Jane Greer de “Retorno al pasado” (Jacques Tourneur, 1947) o la más moderna Kathleen Turner de “Fuego en el cuerpo” (Lawrence Kasdan, 1981). También en este apartado, aunque pensaba mencionarla en el de dibujos, debemos incluir a la fatalísima Jessica Rabbit de “¿Quién engañó a Roger Rabbit?” (Robert Zemeckis, 1988).
Otras mujeres malísimas, aunque no englobadas en el género negro, son las hermanas de «¿Qué fue de Baby Jane?” (Robert Aldrich, 1962), a cual peor, pero con mención especial para Bette Davis, o la obsesiva fan de «Misery«, interpretada por Kathy Bates (Rob Reiner, 1990).
Los dibujos animados no se han quedado atrás a la hora de dejar para la posteridad villanos terroríficos e inolvidables, desde la madrastra en “Blancanieves y los siete enanitos” a Cruella de Vil en “Los 101 Dálmatas”, pasando por el Capitán Garfio en “Peter Pan” al más reciente Scar de “El rey León”. No puedo olvidar a un villano televisivo como el señor Burns de “Los Simpson”. Odio eterno al osito Lotso de «Toy Story 3«.
Los comics han dado también grandes villanos, uno de los más grandes ni siquiera es un superhéroe, ni tiene súper poderes, pero aún así es capaz de medirse al ser más poderoso de la Tierra, Superman. Él es Lex Luthor.
Es frecuente que se recurra a rasgos físicos potentes visualmente con la pretendida intención de dar un aspecto más amenazador o carismático, si bien muchas veces caen en el ridículo pretendiendo suplir la falta de ideas de guión con estos trucos, aunque en otros casos añaden más fuerza al retrato, como alguno de los comentados. Los villanos de la saga Bond tenían más carisma en sus inicios, más personalidad y, generalmente, estaban dotados de rasgos llamativos como las manos de hierro del Doctor NoAgente 007 contra el Dr. No» de Terence Young, 1962), Tiburón y sus dientes de acero, al que además le dieron una evolución a lo Vader, o Ernst Stavro Blofeld y su lindo gatito…
Los villanos en la actualidad cada vez se hacen más estrafalarios. Con todo, tenemos auténticas genialidades como el Joker de “El caballero oscuro” de Christopher Nolan, (2008), o el singularísimo nazi interpretado por Cristoph Waltz en «Malditos Bastardos» de Quentin Tarantino, (2009).

El último gran villano visto en el celuloide en el mundo mainstream nos lo regaló Marvel. Ese Thanos y su chasquido que conmocionó salas de todo el mundo.

En este artículo no me puedo resistir a mencionar algunos villanos literarios, los ha habido de todo tipo y condición, desde el mismo demonio, que ha sido un grandísimo villano en no pocas obras, ahí tenemos el «Fausto» de Goethe y a Mefistófeles, a otros más mundanos pero igual de demoniacos. La historia de la literatura siempre ha estado ligada a la maldad, en unas ocasiones para hacer reflexiones morales, para mostrar lo que no se debe hacer, y en otras por puro entretenimiento.
Desde el tratamiento a los mismos dioses griegos y romanos, que no eran nada buenos, los villanos se han sucedido sin descanso hasta nuestros días. Un buen ejemplo de los quehaceres de esos dioses lo tenemos en las “Metamorfosis” de Ovidio, donde además de narrar sin ningún tipo de contemplaciones las correrías divinas, se hacía hincapié en las transformaciones, manipulaciones y máscaras que éstos usaban para lograr sus muy variados objetivos. Dioses envidiosos, vanidosos, lujuriosos, vengativos. Una gozada. El mismo Zeus sufrirá una gran evolución en la historia de la mitología, siendo en un principio un auténtico golferas, copulador compulsivo, obsesivo, tenaz, constante, insistente, un pertinaz violador que pudiendo, en teoría, seducir a cualquier mujer presumiendo con sus imponentes atributos, sobre todo con ese gigantesco… rayo…, él prefería violarlas de forma salvaje. Si veía a una jovencita apetecible, él se transformaba en toro y a montarla se ha dicho. Muy sutil, Zeus. Antes eran más románticos, y a las violaciones las llamaban “raptos”. Poetas. Un dios bastante arbitrario que acabará representando la justicia máxima. Una gran evolución también.
En la misma Biblia tenemos villanos a tutiplén, por ejemplo Caín, ese hermano celosón que mató a su hermano Abel al elegir Yahvé la ofrenda que éste hizo antes que la suya.
Grandes genios de la literatura nos han dejado grandes villanos, Arthur Conan Doyle, J. R. R. Tolkien, Robert Louis Stevenson, Bram Stoker, Mary Shelley, Alejandro Dumas… y sus Moriarty, Sauron, el señor Hyde, Drácula, Frankenstein, Milady de Winer o el Cardenal Richelieu
Incluso Dickens y su inmensa gama de personajes despreciables.
Por encima de todos ellos pondré a los villanos creados por el mayor genio de la literatura universal, junto a Cervantes, mi adorado William. En concreto citaré a tres de sus múltiples e inmortales personajes, aunque la lista sería larguísima, que integrarían la categoría de villanos. Yago de » Otelo«, la manipulación pura sin escrúpulos, un maquinador maquiavélico; Shylock en el «Mercader de Venecia«, un personaje consumido por su avaricia, tanto que la ejemplifica; una avaricia que despierta el instinto criminal a esa femme fatale, que tan bien captó Orson Welles en su adaptación cinematográfica, que es Lady Macbeth. Estos tres representan, junto a otros, lo que debe ser un gran villano, ya sea en cine, literatura, teatro o lo que sea.
Me gustaría destacar que también en televisión hemos podido ver últimamente grandes villanos que han acabado siendo los mejores personajes de sus respectivas series, llegando a ser referentes de la historia televisiva. Mencionaremos un par, como el Benjamin Linus de «Lost«o el Al Swearengen en «Deadwood«, por poner algún ejemplo actual, o los J.R. (“Dallas”), Angela Channing (“Falcon Crest”), o la lagarta de Diana (“V”), como ejemplos menos recientes. No puede faltar el Walter White de «Breaking Bad«.
Debo reconocer que yo nunca prefería al villano, pero ¿qué sería de todo esto sin ellos?
Desde luego la lista dista mucho de ser exhaustiva y lo más seguro es que haya tenido imperdonables olvidos, pero como acercamiento al imprescindible mundo de los villanos es completa. Eso sí, estoy seguro de que daréis muchos más nombres.
Pd. Quizá alguno se pregunte si Michael Bay debería incluirse en este especial. Por supuesto que SÍ.

 

 

Muchas gracias a Norita, que fue la ideóloga de esta entrada, y a Rikku, que me dio varios nombres imprescindibles.

sambo

There are 52 comments on this post
  1. R
    noviembre 01, 2011, 9:18 am

    Estoy contigo en que los villanos/as cuanto más complejos, más placentero es el disfrute de la obra es cualquier formato…
    Puntualizar q desde la tragedia griega, los villanos son imprescindibles para lograr el gran contraste de héroes y hombres y muy interesante cuando los villanos son los propios dioses, para mostrar la fragilidad humana, el inexorable destino, la fatalidad del mundo…

    Incluso en los dibus tenemosvillanos entrañables: el coyote del correcaminos, desafortunado pese a la ayuda de ACME o Puerre no doy una y su "pegggo" Patán en los autos locos.

    Me encanta esta entrada, por lo que supone de homenaje al crucial papel de los "malos/as".

    Una de mis favoritas desde pequeña: La pérfida Milady de Winter, Anne de Breuil tuvo su merecido a manos de su primer marido, Athos….

    En fin, gracias por tu trabajo, entretenido y bien escrito, as usual…

    R

  2. noviembre 01, 2011, 9:22 am

    Gracias a ti, si gusta es que ha valido la pena

  3. wsmith
    noviembre 01, 2011, 10:06 am

    Excelente recopilación Sambo.

    Te has dejado a este:

    http://2.bp.blogspot.com/_o746TcitbdY/S7iFNGBX2bI/AAAAAAAAFso/aCMyIv_7Gtk/s1600/BR3.jpg

    En cuanto a los que citas, la Barbara Stanwick de Perdición es sin duda mi favorita.

    Ah, y otro villano memorable es el hermano mayor de Cary Grant en Arsénico por Compasión.

    Gran artículo

  4. Percival
    noviembre 01, 2011, 11:24 am

    Jaja, el Ben de Lost es enorme. Recordar el breve revival que supuso Linda Fiorentino para la especie de las femme fatales, destacar el aporte que acaba de hacer Almodóvar con ese Banderas tan aséptico, elogiar el Pingüino de De Vito en el segundo Batman y apostar siempre por la ambigüedad, el lado oscuro o dudoso en los héroes, en los 'buenos' de la peli. Donde sobresaldría Ethan Edwards, claro.

  5. noviembre 01, 2011, 11:35 am

    Joder, MrSambo… anda que no te has dejado a gente… Guardiola, Messi, Laporta, Xavi, etc. Jejeje

    En fin, genial entrada, casi todos tenemos a nuestros malos malotes.

    Ya que todo el mundo te va a decir que te has dejado a este o a el otro, me apunto yo… a mi me gusto Robert DeNiro en el remake del "Cabo del miedo"…

    Un saludo.

  6. noviembre 01, 2011, 11:37 am

    Por cierto, el malo que apunta wsmith es para hacerle un articulo a el solito y a su frase….

  7. noviembre 01, 2011, 11:43 am

    Gran trabajo el suyo,si señor!
    Yo no soy partidaria de ver cine de miedo pero reconozco que son clave fundamental para el séptimo arte. Villanos tiene que haber en todas partes ¿no los hay en la vida? pues mejor si es en el cine!
    Particularmente me quedo con los de Disney, que dan menos miedo 😉 y con su último villano "GRU,MI VILLANO FAVORITO" bonita cinta 🙂

    Un beso y felicidades por tu gran talento!

  8. noviembre 01, 2011, 12:17 pm

    Wsmith, ahí un buen ejemplo de desliz, de los que comentaba, pero en la crítica de Blade Runner que promete ser de mastodónticas dimensiones, se compensará jajaa. Habrá más olvidos seguro, pero como digo no era la intención la de hacer una lista exhaustiva, pero nuestro amigo replicante es uno de los imprescindibles. Un abrazo y muchas gracias.

    Percival, claro que es grande jejeje. Sobre los héroes ambiguos o los antihéroes, hablaremos en otro artículo jajajaj

    Taillon, buenos nombres aportas, del Robert De Niro que comentas, creo que está por debajo del Mitchum de la peli original, “Abogaaaadooo”.

    Lunadrosas, muchísimas gracias. Los villanos no sólo están en pelis de miedo, y como bien dices se disfruta mucho de un buen malo jeje. Un beso y gracias de nuevo.

  9. Osiris
    noviembre 01, 2011, 12:31 pm

    Por fastidiar un poco y hacer como que el listado es incompleto, mencionaría a Sylar, de Heroes.

    http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR4UvV3dNd5WvZgxbnJ-0OblJ3TeNqOos7u3cHg60QOHm72AUaq

  10. Osiris
    noviembre 01, 2011, 12:32 pm

    Percival

    ¿Leíste mi anécdota sobre Malditos bastardos?

    A lo mejor tardo en contestar. Si no la leíste, quizá sambo recuerde en qué hilo estaba.

  11. noviembre 01, 2011, 12:37 pm

    Osiris, de eso se trata de que cada uno traiga villanos, MONTONES DE VILLANOS jajaja.

    Tu anécdota está en EL DEMOINO DE LAS ARMAS.

  12. Con las pelis de miedo antes me hacía popó; ahora sólo me hago pipí
    noviembre 01, 2011, 2:41 pm

    Fenomenal, Mr, fantástico trabajo. Todos y cada uno de los que has comentado son malos, moviéndose en la escala desde el extremo de bribón, pillo o gamberrete, hasta el hijoputa cabrón. De todo hay.
    También contaría al malo bipolar (maniaco depresivo de toda la vida), donde el jodío Golum sería su más claro exponente.
    Y luego la pregunta de si el malo nace, sobre si es llegado a ese estado por una enfermedad mental, o el malo se hace, fruto de las circunstancias que lo golpean en la vida (como en cuento de Navidad, de Dickens).
    y luego está el mal en sí, como ente con conciencia de sí mismo, como pasa en muchos libros de Stephen King.
    Y los malos de ultratumba, como vampiros (que empalago), momias, hombres lobo…tontás de esas, que más que miedo dan risa floja.
    Finalmente, uno de los malos supresos es (o son), los guionistas de las pelis de Chuck Norris. Anoche me pilló cenando comida internacional de Oriente Próximo (un puto kebab, vamos), el mando no tenía pilas y me cargué casi media hora de ese enjendro.
    Chuck tiene una novia china (feíca la pobre) y un asesino quiere entrar a la habitación del hotel y llama asustada y se le cae el teléfono. El jodío Norris sale de su chalete, coge una lancha ¡sin luz! a medianoche, atraviesea una bahía, recorre en moto robada a un pobre charlie varias calles y cuando llega al hotel ya está la poli, los de las huellas, el forense ha terminado y están casi embalsamando a la fiambre ¡Eso es rapidez en llegar!
    Si, es horrible, lo sé, pero tenía que hacerte partícipe de ese infierno.
    Un saludo joven.

  13. Soy el de antes, es que el tema da pá mucho, jodío
    noviembre 01, 2011, 2:45 pm

    Y por cierto, muchacho, a ver si alguien coincide conmigo:
    Para mi, el ser más maligno, la maldad personificada en ser humano, lo absoluto en cuanto a escala de maldad es el "dedos tatuados" hate -love, del pseudo-reverendo en la mágica "la noche del cazador".
    Charles Laughton sólo dirigió esta peli, e hizo bien, porque esta jodía obra maestra no la hubiese igualado nunca.

  14. Anónimo
    noviembre 01, 2011, 2:50 pm

    Pues por añadir uno más a la lista de villanos, ahí va uno con la cara de hormigón armado y que encima al final, como Darth Vader se pasa a los buenos: el capitán Renaualt de Casablanca. Ya sé que no es el típico "malo" de película, pero es un tío capaz de vender a su madre por conservar su puesto y sus privilegios.

  15. Anónimo
    noviembre 01, 2011, 2:55 pm

    Renaualt traducido al cristiano quiere decir "Rubalcaba"
    De nada por el dato.

  16. noviembre 01, 2011, 4:03 pm

    ¿Como que gracias? de gracias nada, quiero el 50% d tus ingresos cuando seas rico y famoso, que me has tenido un día entero quemando neuronas. Se me olvidó mencionarte al vampiro de dusserdolf. También me gustó mucho Alex, de la naranja mecánica y uno, que aunque no es humano era un bicho malo, hall9000 de 2001 una odisea del espacio. Besos y a seguir como hasta ahora!

  17. Anónimo
    noviembre 01, 2011, 5:19 pm

    ¿Pero Hall no tenía un primo que era un caramelo balsámico?
    Hay que ver como es la familia, que siempre hay de tó.
    Y de señorita Rotenmeiher, que decir, ein? mala por oxidación de clítoris, ahí es nada.

  18. Anónimo
    noviembre 01, 2011, 5:29 pm

    Gran entrada, ¡me ha encantado MrSambo!

    Por poner mi granito de arena, están los niños villanos que son, en ocasiones, más inquietantes porque, ¿cómo puede ser malo un niño? Y dentro de esa categoría destacaría al Damien de “La Profecía” y al bebé engendrado por el mismísimo Satanás en “La semilla del Diablo”. Hace poco pusieron la peli en La Sexta3 y no vi el final, pero recuerdo, también por la novela, que Rosemary se inclina sobre el cochecito, que está al lado de una ventana, con todos los miembros de la secta satánica aterrorizados pensando que lo va a tirar por la ventana; pero ella lo coge, lo mira con horror y finalmente…lo acuna entre sus brazos. Genial.

    Luego están los niños como villanos en pueblos enteros como “Los chicos de maíz” o la peli española dirigida por Ibáñez Serrador, “¿Quién puede matar a un niño?”

    Otros villanos imprescindibles que se me ocurren, la bellísima Gente Tierney en “Que el cielo la juzgue”; Leatherface en “La matanza de Texas” o Lotso en “Toy story 3”.

    Un beso,

    Pearlsbu

  19. noviembre 01, 2011, 5:47 pm

    Y el niño de "El buen hijo"! Culkin malo maliiiisimo

  20. El porsaquero de las siete
    noviembre 01, 2011, 6:02 pm

    O el malo malísimo de Karate kid. Que en el combate final le parte la piennna al pobretico. Menos mal que pega el salto del saltamontes epiléptico y le deja la barbilla más descolgada que la jeta del Rubalcaba.
    O el inolvidable Barry Lindon. Más que malo, joputa. Peliculón, por cierto. El mejor Ryan O'Neal que he visto.

  21. wsmith
    noviembre 01, 2011, 6:10 pm

    Estáis todos equivocados. Como le comenté ayer por tuiter al autor de este blog, los villanos de verdad son Mou, CR7 y Florentino Pérez. Y Pepe que es el supervillano.

    Lo demás son inventos de Hollywood.

  22. Qué bonitooooo!!!
    noviembre 01, 2011, 6:30 pm

    Cierto, y el semidios tántrico como starlett desamparada y frágil, que sólo con su sonrisa y su amor es capaz de salvar de naufragio emocional a los villanos, mostrándoles un nuevo sol y convirtiéndolos en niñas de sus ojos.

  23. noviembre 01, 2011, 6:40 pm

    Muchas gracias Rustico, y grandes nombres que has añadido, sobre Chuck Norris, se le perdona porque tiene a contratar a toda su familia, no valorar mucho, me temo, si tiene condiciones o no, la suegra se dedica de las luces, la nuera es la directora de casting, el primo segundo surte al reparto de canapés… Así hasta el infinito.
    Robert Mitchum es uno de los más grandes, y quizá no lo suficientemente valorado, es capaz de hacerte los mejores héroes y detectives duros, el “bueno” en una peli de cine negro, y ser de los mejores, para muchos el mejor, y de igual forma hacerte los villanos más escalofriantes, como la obra maestra que mencionas o “El cabo del terror”.
    Muy cierto, el poli de Casablanca es del tipo villano remilgado y amable, aunque a Claude Reins, le menciono en un papel en esa línea tan suya, el de “Encadenados”. Muy certero, Rustico.

    Rikku, trabajo funcional una hora, con lo que te corresponde, el 0,2 por ciento jajajaja. Muy buenos nombres también. Muchas graciiaaaaasss.

    Pearlsbu, muchas gracias, me alegro de que te haya gustado, grandes villanos has puesto, una gran lista, los niños, incluso el Michael Myers, comienza siendo niño. Un beso.

    Rikku, el lado oscuro de Culkin, en aquella época se considero una revelación al bueno de Elijah Wood, al que ahora no paran de machacar.

    Rustico, sé que echas de menos a Rubalcaba, como es lógico, pero él excede a la ficción jaja

    Wsmith, es que esos eran muy evidentes jajajaaja

  24. noviembre 01, 2011, 6:41 pm

    Mala oxidación de clítoris, gran definición y diagnóstico jajaja

  25. R
    noviembre 01, 2011, 6:46 pm

    Coincido de toda coincidencia posible con "el de antes" y el "qué bonito". O sea.

    Y gracias a los demás por recordar malotes irredentos!!!

    Saludos again,

    R

  26. noviembre 01, 2011, 6:54 pm

    Gracias a ti R, y el de los nicks originales es el crack de Rústico.

  27. noviembre 01, 2011, 6:56 pm

    Por cierto Rústico, eché en falta saber que te parecía "En un lugar solitario" ejem.

  28. noviembre 02, 2011, 1:16 am

    mrsambo

    Al Swarengen no es ningún villano.

    a mi modesto entender es un personaje que puede parecer villano pero que en ningún momento lo es. Por lo menos no lo es más que los demás.

    es un personaje que lucha por su negocio y que defiende el pueblo de Deadwood (ya que beneficia a su negocio) cuando alguien quiere perjudicar su negocio o el pueblo.

    No es un villano al uso la verdad.

  29. noviembre 02, 2011, 6:16 am

    Chu4che FAIL. Claro, por esa razón Alien no es un villano, porque es su naturaleza mata para protegerse y caza para comer y reproducirse, ni Terminator que es un protector de las máquinas que al tener conciencia luchan por su supervivencia. Tampoco lo es el señor Potter de “Que bellos es vivir” o el Shylock shakespiriano porque luchan por sus negocios, ni ninguna mujer o gangster que mate, manipule, robe o que buscan lo mejor para ellos, sus negocios o lo que crean conveniente. Vamos que si siguen a Maquiavelo y eso del fin justifica los medios, nadie es villano. Al Swearengen hace todo eso.

    Sí Chu4che Al Swearengen es un villano y magnífico además. Me alegra, que como explico en los primeros párrafos, para ti sea uno de esos de los que entiendes las motivaciones y comprendes, con matices etc., concuerdo contigo. PERO UN VILLANO DE LIBRO.

  30. Dienekes
    noviembre 02, 2011, 9:21 am

    Fantástico tema, MrS, como siempre.

    Como el Hannibal de Hopkins no hay dos, lo siento mucho, es mi debilidad.

    Pero me permito señalarte una de las femme más fatales en mi modesta opinión. La Glenn Close de Atracción Fatal (perdón por la redundancia), como villana, acojona que no veas.

    Y si hay espacio para el cine español, el Malamadre de Tosar tenía todos los ingredientes para convertirse en "adorable villano", que es de lo que va la cosa, no?

    Un abrazo,

  31. Anónimo
    noviembre 02, 2011, 10:45 am

    Particularmente me parece que los villanos son los que, de verdad, dan la altura necesaria a una película, estableciendo el listón al protagonista en cada obra. Muchos me producen mayor fascinación que cualquier otro personaje.

    Especialmente odiosa la Kathy Bates de Misery, un verdadero papelón, al que daban gabnas de asesinar a cámara lenta.

    Nottias

  32. noviembre 02, 2011, 10:46 am

    Muchas gracias Dienekes, cierto la Glenn Close de Atracción Fatal, era mala de verdad, una villana 100 por 100 jajaja.

  33. noviembre 02, 2011, 10:52 am

    Ciertamente Nottias.

  34. noviembre 02, 2011, 1:41 pm

    Gracias a ti en todo caso por el artículo sobre los Villanos!!

    Me ha encantado la parte de los villanos de dibujos animados, aunque el Capitán Garfio nunca me ha parecido un villano, sino un incomprendido jajajaja, una mala malísima en este genero es la madrastra de Cenicienta…que mala! muajajaja

    Tan perfecto como siempre MrSambo!!!!!!

    Un placer leerte, aunque sea hablando de malos malísimos jijiji

  35. noviembre 02, 2011, 2:18 pm

    Me alegro de que te gustara y muchas gracias preciosa. ¿Incomprendido Garfio? ¿es que lo de la pérdida de la mano no fue por un exceso de "amor propio"?

    Te alegrará saber que además de Popeye, mito erótico, está también en creación Cenicienta, mito erótico.

  36. noviembre 03, 2011, 4:30 pm

    Muy buena entrada, MrSambo sobre "el malo de la película" que, aunque siempre acaba pagando los platos rotos, es el que más curiosidad nos aporta de la trama.
    Yo, de la lista que traes, escojo a Sr. Torrance (loco,loco,loco) y a Death Vader… con mención especil al nuevo (y añorado) Joker de "El caballero oscuro"… y a robert Mitchum en "La noche del cazador"… peliculón… todavía recuerdo la primera vez que la ví de niño, pensándome que era la típica película en blanco y negro.
    Desde aquel día no puedo dormir con la luz apagada. 😛

    Un abrazo, maestro.

  37. noviembre 03, 2011, 6:08 pm

    Herep no me extraña jajajaja, cuando Robert Mitchum mira con cara de mala leche no le hacen falta ni tatus ni musculitos para acojonar de verdad. Muchas gracias y otro abrazo para ti.

  38. Anónimo
    diciembre 08, 2011, 11:45 pm

    Para malo maloso el Dr.Maligno

  39. diciembre 08, 2011, 11:47 pm

    Jajaja esa es buena, sí.

  40. Raúl
    agosto 27, 2012, 8:30 am

    Así, de repente me vienen a la mente tres tan diferentes pero tan grandísimos como Lionel Barrymore, Henry Fonda y Alan Rickman. No es difícil saber a qué películas me refiero.
    Y por supuesto Lee van Cleef, por definición, ja ja.

  41. agosto 27, 2012, 8:48 am

    Grandísimos villanos ciertamente y grandísimas películas jajaja

    Lee Van Cleef es que tenía una carita el pobre…

  42. Anónimo
    octubre 31, 2012, 1:44 pm

    Lo repito: sois unos salidos los que veis erotismo en Heidi: el problema está en vuestros ojos. Lástima, estaba encantado con este blog.

  43. octubre 31, 2012, 2:08 pm

    Lástima la decepción Anónimo, espero pueda seguir disfrutando en el futuro y si no es así un placer haber recibido sus visitas.

  44. Molartes
    noviembre 01, 2012, 10:15 pm

    Me ha gustado la lista, me parecen unos villanos muy especiales. Peeeeero, echo de menos uno, al DR. MABUSE.uno de mis favoritos.
    Recuerdo unos primeros planos de sus ojos que estremecen, impresionantes. (¿en "Der Spieler"?).

  45. noviembre 01, 2012, 10:22 pm

    Muy cierto Molartes, y los momentos que citas son escalofriantes. Las dos primeras son TOP, la tercera algo más floja pero buenísima también… refiriéndome a la saga.

  46. Molartes
    noviembre 01, 2012, 10:36 pm

    Supongo que la primera (aunque dividida en dos partes)por ser muda, por ser expresionista, embaucan o impactan más las imágenes y determinadas sobreactuaciones.
    La primera parte de la primera me gustó mucho, la segunda parte también."El Testamento …" también, las tres tienen su encanto, estoy de acuerdo.

  47. noviembre 01, 2012, 10:52 pm

    Es una de las grandes sagas o trilogías de la historia, aunque me refería a LOS CRÍMENES… como la tercera.

  48. Marifé
    noviembre 01, 2012, 11:05 pm

    La señora Danvers, vestida de negro de pies a cabeza, tan fría, y con una obsesión tan devota, pone los pelos de punta

  49. noviembre 01, 2012, 11:10 pm

    Una villana absolutamente imprescindible, ahí mucho Hitchcock en ella. Gran aporte querida Marifé.

  50. Molartes
    noviembre 02, 2012, 9:26 pm

    Tratando de ser claro, creo que me he liado yo solito con la Trilogía. La primera "El jugador" se podría considerar dividida en dos partes "El jugar"+"El infierno". La segunda "El Testamento del Dr. Mabuse" y la tercera, "Los crímenes del Dr Mabuse".
    Primero ví "El Testamento …", luego, otro día "El jugador" (de un tirón) y para la tercera ya iba condicionado y lleno de prejuicios a favor.

    Pienso que los villanos del mudo y los del cine expresionista tienen un aire especial también. Caligari, M,….

    Por cierto la señora Danvers, impresiona.

  51. noviembre 02, 2012, 9:33 pm

    Exactamente Molartes, la primera de Mabuse, por su extensísima duración, se puede dividir en 2 partes. Muy cierto lo que dices de los villanos del mudo, muy impactantes, pura expresividad.

    Muchas gracias por comentar, un placer siempre.

  52. Marco
    agosto 09, 2019, 1:26 pm

    Hoy te has salido, por el tema, la selección y, por conseguir en un artículo, que pase toda mi vida por delante.

Leave a reply