‘EL FUNERAL’ ¿LA ÚLTIMA OBRA DE CONCHA VELASCO?

‘EL FUNERAL’ ¿LA ÚLTIMA OBRA DE CONCHA VELASCO?

TEATRO

 

 

 

 

 

 

Del 4 de octubre de 2018 al 20 de enero de 2019, y en el teatro La Latina de Madrid, se representará «El Funeral», cuya protagonista principal es Concha Velasco. Está escrita y dirigida, a petición de la propia actriz, por Manuel M. Velasco, su hijo, fruto de su matrimonio con Paco Marsó, el productor teatral fallecido en 2010 (de ahí la “M.”).

Le acompaña en escena Antonio Resines, además de Clara Alvarado, Cristina Abad y Emmanuel Medina.

 

 

La obra, producida por Pentación Espectáculos (prestigiosa empresa del espectáculo nacida en 1988 y dirigida por Jesús Cimarro), tiene la escenografía de Asier Sancho, espectacular vestuario de Ion Fiz, iluminación de José Manuel Guerra y música de Juan Cánovas. Pentación tiene firmadas dos años de representaciones.

 

 

En la gira, antes de su presentación en Madrid, Resines, aquejado de una dolencia de espalda de la que se está recuperando, está siendo sustituido en algunas funciones por Jordi Rebellón, famoso por su papel de ‘Doctor Vilches’ en la serie ‘Hospital Central’ (Telecinco, 2000-2012), pero parece ser una solución contingente hasta su desembarco en la capital de España.

 

 

Está gustando mucho esta obra, que rompe lo que viene llamándose “la cuarta pared”, involucrando al público que lo pasa bien viendo a la Velasco y a Resines. Además, dado que puede que sea la despedida de las tablas de la actriz que nació en Valladolid en 1939, puesto que ella misma ha manifestado que “quizá, cuando acabe con esta obra a los 80 años, tendría que replantearme si será el final de mi carrera. Ya me lo pensaré”, es una opción a tener en cuenta, si bien las artistas ya se sabe… se van, regresan… y es que el teatro es mucho teatro.

 

 

Sinopsis

Lucrecia Conti, la actriz más famosa del país, ha muerto y el Ministerio de Cultura ha habilitado un teatro para que sus admiradores le rindan homenaje en un velatorio al que asisten sus nietas para poner orden.

Pero, de repente, el fantasma de la actriz hace su aparición porque tiene asuntos que resolver incluso con su propio representante, Alberto Luján, que trata de contener como puede a la prensa que se agolpa fuera, para cubrir la noticia.

Lucrecia, que quiere despedirse “a lo grande”, despliega su arte ante los asistentes porque, como artista de cepa que es, está convencida de que el espectáculo, incluso después de la vida, siempre debe continuar.

 

 

 

MenudaReina

Leave a reply