DESPIDOS MASIVOS EN WARNER MEDIA

DESPIDOS MASIVOS EN WARNER MEDIA

CINE

 

 

 

 

 

No todo es oropel en la industria del entretenimiento estadounidense.

Desde el pasado 10 de este mes, 800 empleados entre las unidades de Warner Bros y HBO están siendo despedidos (unas 650 personas de Warner Bros y unas 150-175 personas de HBO), como parte de una reestructuración en toda la empresa, debido (como explican en WB) a los ajustes tras la pandemia y a los cambios de tendencia del consumo de ocio que pasan por la televisión a demanda y el streaming, aunque la mayoría del personal del servicio de streaming DC Universe ha sido despedido. También se ha cerrado la compañía de merchandising de DC, DC Direct, después de 22 años en funcionamiento.

Con ello, y liderados por Ann Sarnoff, la actual directora de WB a cargo del desarrollo de contenidos HBO Max, así como para las grandes redes de cable básico enfocadas en el entretenimiento de la compañía (TNT, TBS y truTV), junto a Andy Forssell, gerente general de HBO Max a cargo de las operaciones comerciales de la nueva entidad, la compañía espera que se agilice el negocio y ayuden a WarnerMedia y HBO Max como competidor de Netflix.

Los despidos alcanzan todos los niveles, ya que entre los empleados que deben abandonar la compañía se encuentran altos cargos como Jeffrey Schlesinger, presidente de Warner Bros Worldwide Television Distribution (en la compañía desde 1984); Kim Williams, vicepresidenta ejecutiva y directora financiera de Warner Bros. Entertainment desde 201; y Ron Sanders, quien fue presidente de Warner Bros y vicepresidente ejecutivo de operaciones comerciales internacionales (en WB desde 1981).

Otros directivos afectados son el editor jefe Bob Harras; el vicepresidente senior de estrategia editorial y servicios de soporte Hank Kanalz; el vicepresidente de marketing y servicios creativos Jonah Weiland; el vicepresidente de iniciativas editoriales globales y estrategia digital Bobbie Chase; el editor senior de historias Brian Cunningham y el editor ejecutivo Mark Doyle, que supervisó el despliegue de las novelas gráficas de Black Label.

Pero no son las únicas compañías afectadas, ya que las reducciones de plantillas han afectado a Disney y NBC Universal, debido a que la crisis de salud pública ha provocado una recesión, interrumpido la producción de cine y televisión y cerrado las salas de cine.

 

MenudaReina

Leave a reply