Crítica: INTOCABLE (2011)

Crítica: INTOCABLE (2011)

OLIVIER NAKACHE y ERIC TOLEDANO





 

Uno de los mayores éxitos del cine francés que ha
conquistado los corazones de todos los espectadores. Una comedia dramática
amable, emotiva, muy sensible, nada sensiblera, directa, que llega con potencia
al corazón y a dejar una sonrisa irreductible al final de la proyección. Todo
está medido a la perfección, un humor extraordinario, una situación extraordinaria,
dosis suaves de dramatismo… todo perfectamente asumible y asimilable por todo
tipo de públicos. Cuando acaba entiendes, perfectamente, el porqué del éxito de
la cinta dirigida por Olivier Nakache y Eric Toledano

El inicio es trepidante, una persecución surgida de la nada
que nos intriga por el tono nostálgico de la música y la actuación de los dos
hombre que van en el coche, pero que de alguna manera transmite vitalidad y
ganas de tomarse la vida con alegría.
Uno de ellos es tetrapléjico, lo cual impacta y extraña más
al espectador. Un desconcierto que a la vez parece dar a entender que esos
actos impulsivos y divertidos son producto de una cotidianeidad entre esos dos
personajes, uno negro y alto, otro blanco y tetrapléjico, una complicidad que
quizá tenga la intención de obviar y llevar mejor las “mierdas” que nos trae la
vida.
Mediante un flashback conoceremos los inicios y el
desarrollo de esa relación, de donde viene y hacia dónde va esa complicidad.
El primer encuentro entre Philippe, el tetrapléjico
magistralmente interpretado por François Cluzet, y su futuro cuidador, Driss,
también con una destacada interpretación de Omar Sy, marcará el tono y las
motivaciones de cada uno de los personajes y estará rodada con un brillante uso
de las sombras, que dificultan la visión clara, en lo que lejos de ser un error
de iluminación tiene intenciones simbólicas. Una relación donde el abatimiento
está dejando de serlo, donde el futuro va a empezar a no ser tan negro, donde
el vagar y el hastío vital encontrarán un destino y donde su relación, en
apariencia imposible, comienza a forjarse.
Driss viene a corromper todo el formalismo y la rectitud de
ese entorno en el que no parece pegar nada. Llama irremediablemente la
atención.
Los contrastes tendrán en “Intocable” una gran importancia,
a los mencionados en relación con la escena y el juego con las sombras hay que
añadir los más estructurales, la riqueza de Philippe que contrasta con la
pobreza de Driss, las ganas de vivir y hacer cosas, así como la frustración por
ser un mantenido del millonario parapléjico, con el conformismo vital y
satisfacción por ir cobrando el paro como buenamente puede del divertido chaval
fascinado por las bañeras, de la mediocridad que reina en el entorno de Driss
al elitismo del de Philippe
Las escenas de Driss con su familia y su vagar urbano
estarán rodadas con un estilo de toques realistas, el obligado, y ligero, fondo
crítico y dramático para que cale mucho más y mejor la emotiva y divertida
historia.
Driss deambula por las calles sin oficio ni beneficio, tiene
una familia que subsiste a duras penas en la que parece no encajar, tiene
problemas con su madre y un montón de hermanos…

 

El plano general que nos muestra unos edificios en el
extrarradio de la ciudad subraya la mediocridad del entorno, donde todo es
igual, todo es gris.
Driss funciona por retos, Philippe le mostrará toda la casa,
él no personalmente, lo hará la encantadora Yvonne (Anne Le Ny), para ponerle
la miel en los labios y luego le planteará el reto ¿es capaz de tener
obligaciones, de trabajar con horarios y esas cosas, aguantará un mes? Por
supuesto Driss no lo duda, especialmente tras ver una enorme y bellísima bañera
para él solo mientras suena el “Ave María” de Schubert.
El gran acierto de la película, su “truco de prestidigitador”
que hace que funcione, es el uso del humor sin complejos ante una situación tan
dramática, no hay complacencias ni sensiblerías.
Dos seres mantenidos, uno por circunstancias y otro por
aparente convicción, que se necesitan, se ayudan y que aprenderán el uno del otro.
Todo esto no es muy novedoso, pero la frescura de la historia y los intérpretes
lo hace especial.
También es típica esa estructura en la que un elemento
perturbador, transgresor, Driss, transforma un ambiente recto, formal, serio,
acomodado, a través de la alegría, el humor, la espontaneidad… el universo de
Philippe.

 

No todo son risas, es conmovedora la escena en la que
Philippe tiene una crisis y Driss logra calmarle con una toalla mojada y
posando sus manos en el rostro del convaleciente. Este es el punto de
inflexión, el inicio de una amistad sin complacencias, de absoluta comprensión
hacia el otro.
Hay cierto exceso de amabilidad, pero siempre se disfruta de
películas que muestran una visión distinta de cómo deberían ser las cosas, así
fue siempre, ya que el cómo son las cosas lo sabemos en el día a día.
Philippe abomina de la piedad, la condescendencia, actitudes
que le hacen ser en exceso consciente de lo que ocurre… como si no lo supiera.
Driss le trata como un igual, sin mirar en atenciones sensibleras, sin
mencionar lo evidente, comprendiendo las necesidades del otro, actuando con
naturalidad y pasándolo y haciéndolo pasar bien, que básicamente es lo que
debemos pretender en esta vida.
Tanto Philippe como, sobre todo, Driss tienen familias algo
rotas, Driss lleva 6 meses sin visitar a su madre y parece no encajar allí,
mientras que Philippe ha perdido a su esposa y tiene difícil preocuparse por su
hija… Juntos afianzarán una unión que suplirá eso e incluso recompondrá los
deterioros que dichas familias pudieran tener.

 

Driss (Omar Sy), es la naturalidad, la bondad, la ingenuidad
de la película, es despistado y sin aparente sensibilidad con los detalles pero
de un evidente gran corazón. Philippe (François Cluzet), es el abatimiento, la
frustración, las ansias de libertad, de sentir, la amabilidad y la educación.
La actitud de los dos ante la vida y las circunstancias, enfrentándose a todo
con humor y entregándose a él sin complejos es lo más grande que tiene esta
cinta. Dos personajes donde la comprensión es la clave.
Paseando a Míster Cluzet.
La labor de Driss es desastrosa, no tiene el más mínimo
tacto, pero ese tratamiento de igual a igual es precisamente lo que busca Philippe
y lo que le hace sentirse normal. Por eso disfrutará tanto de las ocurrencias e
impulsos de su cuidador y finalmente amigo del alma.
Si algo hay que marque la diferencia en la película, que la
haga distinta y sea la causa de su éxito, es su humor constante en todo
momento, salvo breves interludios sutilmente dramáticos en los que vemos la
vida y familia de Driss o momentos difíciles de Philippe.

 

Sin desvelar los sketch mencionaremos la divertidísima
escena de la ópera; el juego con elementos como un champú, unas medias, unos
guantes, un café hirviendo; el novio de la hija de Philippe; un vecino mal
aparcado; unas orejas erógenas; toda la historia de Eléonore (Dorothée Brière),
la mujer con la que Philippe mantiene una relación epistolar y que dará lugar a
algunos de los momentos más emotivos; un afeitado…

 

Hay un contagio mutuo entre los dos personajes como en el
Quijote y la quijotización de Sancho o la sanchización del Quijote. Aquí
Philippe irá soltándose, será más natural y espontáneo, fumará porros,
disfrutará de la velocidad, se excitará con masajes de oreja, se reirá sin
reparos en la misma ópera, disfrutará como nunca de su cumpleaños gracias a
Driss… disfrutará de su vida.

 

Hago aquí un pequeño paréntesis para destacar la risa del
personaje de Philippe, maravillosamente interpretado, vuelvo a decirlo, por
François Cluzet, cada vez que no puede contener su risa se ilumina la pantalla
y te descubres acompañándole en su disfrute.
Volviendo al contagio, el propio Driss también evolucionará,
se mostrará respetuoso con otro vecino mal aparcado, pintará y mostrará interés
por el arte, se empapará, como demostrará conociendo cuadros de Dalí, hará una
apología de la educación ante los malos modos de la hija de Philippe
Perfectamente complementados.
Dos personajes que demuestran una profunda inteligencia al
sacar partido de lo que el otro ofrece.

 

El conocimiento elimina prejuicios.
Debo destacar la música, especialmente uno de los temas
principales, “Una mattina” de Ludovico Einaudi, que me encantó, así como todas
las melodías de piano. De los clásicos que suenan poco hay que decir… Además su
uso es ejemplar, tendremos un buen ejemplo en el momento en el que tras la
diversión de las escenas del parapente la música se interrumpe bruscamente por
la presencia del hermano de Driss en la casa de Philippe.
Driss enamora al espectador, la interpretación de Omar Sy da
la frescura y vitalidad que tiene la película, se agradece de verás, una
naturalidad y fluidez de la que tiene gran culpa. Driss siempre se negará a
hacer todo pero siempre cederá al final, un cascarrabias de gigante corazón que
se sacrifica por su amigo sin excepciones, o quizá no sea tanto sacrificio, al
fin y al cabo el cariño es sincero y se lo pasa pipa. Las elipsis humorísticas
en este sentido son muy buenas.
Respirar. Esta será la palabra clave que tendrán los dos
amigos cuando se sienten agobiados y necesitan desconectar. Deberíamos respirar
más.
Es un acierto que no se muestre a Philippe como un
parapléjico amargado, aunque tenga sus momentos malos, especialmente cuando se
queda sin Driss.
Philippe y Driss compartirán confidencias y experiencias
pero mantendrán siempre un absoluto respeto el uno por el otro, una amistad
sincera y pura en la que no dejarán de tratarse de usted. Nunca se piden
explicaciones, ni se fuerzan las cosas, sabiendo siempre cuando no hay que
forzar, ese conocimiento mutuo que se tienen los dos. Se aceptan y comprenden
las dificultades del otro. Esto se hará más palpable con los nuevos cuidadores
que Philippe irá teniendo cuando Driss tenga que irse.
Hay muy buenos detalles de guión, una de sus grandes
virtudes es el juego de ecos que propone la película, se deja una referencia en
un  principio y luego se retomará bien
para evolucionarla o bien para hacer un paralelismo, ejemplos varios como el
comentario que hará Driss sobre el jardinero a Yvonne y que luego, en un estupendo
momento, vemos que tenía razón cuando la pareja va a tener una cita; el robo
del huevo de Fabergé, que se iniciará con una mirada casi furtiva de Driss al
estante donde están colocados y luego veremos que ha sido robado y devuelto; la
bañera, de las dificultades en la casa familiar de Driss a como la disfruta en
su nuevo palacio; la frase “un pequeño toque de atención”, que se dicen
mutuamente en distintos momentos Driss y Philippe; unas fotos; la escena del
vecino mal aparcado, donde Driss primero sacará a uno a trompicones y luego se
mostrará educado; o la cita con Eléonore
Evidentemente la película dista de ser perfecta, es tópica
en muchos sentidos, las referencias a “Paseando a miss Daisy” (Bruce Beresford,
1989) son obligadas, como su contraste con «Mi pie izquierdo» (Jim Sheridan, 1989), muy amable, algo ingenua, pero no cae en la sensiblería
barata y su mensaje positivo queda siempre por encima. Además la trama con la
hija de Philippe queda coja, le falta una conclusión en el sentido de que el
personaje de la cría desaparece sin más cuando Driss decide ayudarla con el
tema del novio. Si bien la historia queda más o menos clara parece inconclusa,
llama la atención su desaparición y que se omita su reacción ante la ayuda de
Driss. «Pretty Woman» (Garry Marshall, 1990) es otro referente destacado, no ya por la escena de la ópera que nos recuerda a ella, sino porque los elementos que la estructuran son los mismos, dos underground, dos marginados sociales, una prostituta y un parado sin mucho futuro que conocen a dos personas muy ricas a las que cambian la vida tanto como éstos se la cambian a ellos. Además en «Pretty Woman» también existe ese contagio mutuo del que hable en los personajes de Richard Gere y Julia Roberts.
Yo fui de los que se emocionó, y mucho, con la preciosa
última escena.
Un mensaje y una visión de la vida bella y hermosa, vayan
sin prejuicios y saldrán con una irremediable sonrisa del cine.
Dedicada a Metalmad, que me la recomendó con pasión.

sambo

There are 23 comments on this post
  1. abril 10, 2012, 11:39 am

    A mi me ha encantado, cómo ya te he comentado, y también de las que se emocionó mucho al final.

    Estoy de acuerdo con que,en la trama con la hija, se queda corto, quizás esperásemos un acercamiento padre/hija gracias a Driss pero nos hemos quedado con las ganas.

    También con la relación entre Driss y su "madre".
    Pienso que nos dejan faltos de sentimientos en esa relación.Bajo mi punto de vista.

    En general la película es un muy bonita, tiene momentos de todo.

    Genial critica, como siempre.
    Gracias 🙂

  2. abril 10, 2012, 11:49 am

    Muchas gracias Luna. Pues sí, quizá por ese ansia en no parecer sensibleros aligeraron esos aspectos. Al menos con la madre, Driss tiene una última escena donde la ayuda a llevar las bolsas, la escena del perdón, que ya es algo…

    No es una obra maestra ni mucho menos pero siendo una cinta muy comercial se disfruta muy bien.

  3. R
    abril 11, 2012, 4:23 pm

    Gracias, sensei, x tu crítica. Creo q va a ser una candidata a mi próxima sesión de cine; me hace falta un poco de sentimiento de complicidad, y un poco de lloro catártico.

    Yvonne siempre me ha parecido un nombre muy bonito…

    Ya te contaré!!

    Un beso!

    R

  4. abril 11, 2012, 6:54 pm

    Jajaja, hombre quizá no sea una película de lloro, pero si se llora es de lo bonito que es todo al menos jejeje. Sí, creo que te puede gustar, deja muy buen cuerpo.

    Eso, cuéntame a ver si hemos acertado.

    Unbesoo.

  5. abril 12, 2012, 11:14 am

    Muchas gracias Sambo por la dedicatoria!!!

    me he sentido totalmente identificado con la crítica. Has sabido poner palabras a todos los sentimientos que vinieron a mi mientras veia la película.

    Es bonito saber que pese a todas las dificultades que la vida les pone por delante hay personas que aún consiguen sonreir y seguir adelante.

    En malos momentos como los que ahora nos toca vivir es necesario recordar que merece la pena seguir adelante

  6. abril 12, 2012, 12:11 pm

    Gracias a ti Sergio por la recomendación. Sí, esta peli puede ayudar bastante en esa evasión que suele buscarse en momentos como estos. Es ideal, y seguramente deba su éxito a ello. Una gran enseñanza a tener siempre en cuenta.

  7. Anónimo
    mayo 16, 2012, 9:47 pm

    Hola Sambo! Tenía ganas de leer esta crítica desde que ví la peli el pasado lunes, sí lo sé, un poco tarde pero bueno…sabía que me encantaría. Me ha sorprendido que me pasara desapercibida la historia incompleta de la niña, no me había dado cuenta que la dejaron sin concluir, imagino que estaba tan pendiente de la relación que mantenían este grandioso duo, que ni me cuenta me dí, pero a ti no se te podía pasar, y me alegro por ello. Por esos detallitos comprendo que la nota que le has puesto a la peli sea un 3, porque me ha chocado bastante, para mí era un 5, me gustó mucho. Firmo como anónimo pero te digo que soy Ana, porque la cuenta de google me da problemas. Un besote

  8. mayo 16, 2012, 10:08 pm

    Hombre, no sé por qué sabía que eras tú jajaja.

    Es una película bonita pero cinematográficamente o es nada del otro mundo, esta historia nos la han contado otras veces y mejor, está muy medida para que sea digerible por todos y demás, pero más allá de un digno a probado no puede tener.

    Yo me emocioné mucho con el final.

    Me alegro que te haya gustado, aunque no has puesto el comentario sobre la madre-tía jejeje. Un besazo.

  9. Anónimo
    mayo 16, 2012, 10:16 pm

    Me imagino que no te has sorprendido que no haya mencionado el comentario de la madre, ya me quedó claro, me precipité. Ahora con tu respuesta le vas a estripar a mas de uno la realidad de la "madre", jeje. Yo no me emocioné con el final, con lo llorona que soy, pero me gusto mucho. Magnifica crítica como siempre, gracias por tu respuesta, aunque no te hayas sorprendido de que era yo, no te debi dar mi nombre, creo que no hacía falta jeje, otro besazo para ti

  10. mayo 16, 2012, 10:19 pm

    Me refiero a que puedes comentar ese aspecto que yo no he mencionado, este blog es de destripar pelis jajaja.

    Claro, te tengo calada jajaja. Un beso guapa.

  11. Anónimo
    mayo 16, 2012, 10:32 pm

    Le tengo cierto coraje a eso de destripar detalles de una peli, por eso no lo hice, te lo he dejado a ti, tu lo has hecho solito. Pero bueno ahora que lo dices, otras veces he leído críticas tuyas de otras pelis y sí mencionabas esos detalles, por eso pensé que había sido un error, pero el error fue el mío, mia culpa. Y no me tienes tan calada, lo que pasa es que soy una bocazas, otro día no te doy mi nombre, a ver si caes…

  12. mayo 16, 2012, 10:52 pm

    No es un error es una omisión, es decir tú te refieres a que explique más la relación del protagonista con su madre-tía.

    Siempre detallo las películas y generalmente las destripo, es un blog de análisis.

    Claro que caigo…

  13. abril 13, 2013, 7:52 am

    la vi ayer, la mejor comedia de los últimos años, no paraba de reirme mientras la veía y el final me emocionó bastante.

    no sé como en España no se pueden hacer películas similares con 4 duros como esta, es increible.

    los dos actores enormes, son un espectáculo ambos.

    peliculón, es un 4 copón

    • abril 13, 2013, 10:37 am

      Me alegra mucho que te gustara, habrá que ver el remake americano que dicen protagonizará Colin Firth.

  14. abril 15, 2013, 4:40 pm

    paso de ver versiones americanas,ni con un palo,nunca son mejores

    • abril 15, 2013, 5:52 pm

      Jajaja haces bien, no se a qué vendría ese remake, van captando lo primero que tiene éxito…

  15. Anónimo
    octubre 22, 2013, 6:44 pm

    La ví hace tiempo y me gustó mucho.
    Una forma de ver la vida de una persona triste y apagada, que con la aparición de un desconocido, logra alegrar su vida y olvidarse un poco de su enfermedad, problema…. te hace reflexionar, siempre te puedes encontrar con alguien que esté peor que tú.
    Yo me emocioné mucho con el final y con algunas de las situaciones….soy sensiblera.
    Gracias por la crítica!

    • octubre 22, 2013, 7:43 pm

      La actitud que propone la peli es encomiable. También me emocioné con el final jejeje.

      Gracias a ti.

  16. Anónimo
    abril 13, 2014, 9:14 am

    Nacho:Desde que la vi hace poco está entre mis favoritas,muy emotiva y preciosa.Un 10.

    • abril 14, 2014, 6:13 pm

      Me alegra que te gustase Nacho, ha sido un gran éxito.

  17. Anónimo
    abril 15, 2014, 2:16 pm

    Nacho:OK,hace poco me han recomendado estas tres:Los visitantes,Bienvenidos al norte y tres solteros y un biberón.(Ambas francesas) ¿Qué tal están?

    • abril 15, 2014, 5:02 pm

      Son divertidas, la más actual es BIENVENIDOS AL NORTE y ha tenido mucho éxito. 3 SOLTEROS Y UN BIBERÓN también lo tuvo en su día.

    • Anónimo
      abril 16, 2014, 1:57 pm

      Nacho:Gracias por la información desde luego de las películas francesas que he visto hasta la fecha yo creo que para mi son:Amelié e Intocable.

Leave a reply