WARRANT: Dirty Rotten Filthy Stinking Rich (1988)

WARRANT: Dirty Rotten Filthy Stinking Rich (1988)

 El 11 de Agosto de 2011 fallecía a los 47 años Jani Lane, vocalista de Warrant, un grupo de Hard Rock melódico de los 80 que ha sido constantemente infravalorado, incluso en la época de mayor auge del estilo. Otro más que se nos va.

Nunca fueron los predilectos o los más destacados cuando el Hard Rock melódico, el Glam etc. estaban de moda y grupos como Poison, Skid Row, Motley Crue, Bon Jovi, Cinderella, Europe… eran los que partían el bacalao, pero lo cierto es que tenían una calidad indiscutible, que quizá pasó desapercibida por la proliferación de tantos grupos en esa onda: Firehouse, Danger Danger, White Lion
Jani Lane no fue un vocalista especialmente dotado ni tenía una voz que destacara especialmente por nada pero los dos primeros discos del grupo, sobre todo el segundo, merecen estar en el Olimpo de los grandes del género. Es cierto que el resto de su discografía no está al mismo nivel y eso ha podido influir en su menor repercusión pero también lo es que aunque tuvieron éxito siempre se les infravaloró injustamente.
Es curioso el ninguneo de la supuesta crítica especializada a grupos sobresalientes basándose básicamente en si su look es estrafalario o si innovan más o menos. Leerles a la vez que se tiene algo de conocimiento sobre estos grupos es sorprendente por la indocumentación que demuestran esos comentaristas.
Corría el año 1988 cuando salió a la luz el disco que nos ocupa y que sentaba las bases de lo que sería el grupo en su mejor versión. Uno de los puntos más reseñables y brillantes del grupo es la conjunción de melodía y contundencia que logran para dar canciones originales, personales pero muy frescas y ligeras. En este disco sobre todo se aprecia en la primera parte del mismo.
Si bien el disco es algo irregular y tiene temas intrascendentes o menos conseguidos, “Dirty Rotten Filthy Stinking Rich” tiene algunos de los himnos indiscutibles del grupo que les han acompañado durante toda su carrera, sobre todo en directo, y las mejores baladas que han compuesto.
32 Pennies: Comienzo contundente con un tema notable muy clásico del grupo, ritmos contundentes y entrecortados, ensayo de lo que serán algunos de sus grandes éxitos con ese tipo de ritmos (Cherry Pie). Desenfado y ritmos pesados unidos. Estupendo inicio para marcar el tono general del disco.
Down Boys: Hit absoluto, ritmos contundentes y una melodía que surge con ganas y decisión, sin complejos, perfectamente conjuntado todo, fuerza y melodía. Estribillo sencillo sin excesiva elaboración pero el trabajo de teclados y coros le da una melodía especial. Para saltar y brincar en directos, uno de su temas imprescindibles. Buen trabajo de Erik Turner a la guitarra.
Big Talk: El otro temazo del disco, tremendo, repleto de fuerza, energía y alegría, un estribillo a coro, más elaborado y usando los leppardianos ritmos entrecortados mezclados con coros pero con mayor fuerza que aquellos, algo que viene dado por la voz de Lane, más grave, y unos coros más agresivos. En el final el estribillo se acelera y entra un buen solo de guitarra que en armonía nuevamente con el estribillo nos regala un final de tema que es de los mejores momentos del disco.
Sometimes She Cries: Baladón. Clásica balada perfecta de los grupos de Hard Melódico, tema calienta bragas descomunal, de coros preciosos, arreglos de teclado dulces en un estribillo que es totalmente redondo. Uno de los mayores éxitos del grupo. El solo de guitarra está a la misma altura, precioso y de menos a más. El clímax final es impresionante una vez más, estribillo intenso, ritmos originales y entrada de la guitarra en un nuevo solo con el que acaba la canción.
So Damn Pretty (Should Be Against the Law): En el quinto tema encontramos ritmos más acelerados, coros característicos, tema eficaz y resultón, solo de guitarra enérgico y rápido. Digno pero nada del otro mundo.
D.R.F.S.R: El tema que da título al disco es contundente, oscuro, de ritmos pesados y estribillo clásico de la época. Con el solo se produce un buen cambio de ritmo para dar rienda suelta a los hachas del grupo, Turner y Joey Allen. Otro tema digno pero no especialmente reseñable.
In the Sticks: Notable tema que se sobrepone a estrofas algo insulsas con un estribillo muy conseguido. Un corte bastante destacado, buen trabajo de guitarra, que siempre es predominante en todos los temas, si no en los solos, con detalles constantes durante la canción. Aquí tenemos un buen ejemplo.
Heaven: Segundo baladón. Otro de los mayores éxitos del grupo, balada de estructura absolutamente clásica, estribillo conmovedor y perfecto, buen trabajo de guitarra, intensidad creciente que después del solo desemboca en grandes coros y una voz principal que aumenta en fuerza e improvisación armónica, sí, tenemos “uohhhhs” en esta parte final.
Ridin’ High: Otro tema hardrockero, ágil, de ritmos vivos, alegre, estribillo que recuerda en ocasiones a Kiss, muy clásico de la época, un buen tema, buenas guitarras. Un corte de buen nivel aunque nada excepcional.
Cold Sweat: El disco concluye con este tema muy en la línea anterior, ritmos vivos, alegre, con el toque macarrilla. Un tema fuerte, contundente pero insulso y convencional. Las guitarras acertadas.
Una ópera prima cortísima, eficaz, directa y que define enteramente al grupo, música alegre, despreocupada e intensa, un estupendo disco con ligeros altibajos pero un buen número de temas memorables. Colabora Beau Hill en la producción, toca los teclados durante todo el disco y realiza coros.
Es el primer disco que nos regaló Jani Lane, uno de los que se recordará siempre, una de las mejores pruebas de su talento. Descanse en paz Jani Lane.

 

 

sambo

There are 2 comments on this post
  1. Anónimo
    mayo 11, 2013, 10:07 pm

    Este disco siempre será mi favorito de Warrant, porque fue el primero que escuché de ellos, y además coincidió con una etapa muy linda de mi vida, de mucha felicidad, por tanto, este disco de sonidos frescos y alegres fue el complemento perfecto para musicalizar dichos días. Es difícil hallar reviews track x track y en español de este disco, así que agradezco el haberme encontrado con esto. El disco es prácticamente redondo, tal vez dejando el corte más débil justo para el final (Cold Sweat), el cual no deja de ser una gran canción, pero no cuenta con la solidez de las anteriores. Big Talk es mi canción favorita del álbum, y sin lugar a dudas, Sometimes She Cries es la gran power ballad del disco, por estructura y ejecución vocal e instrumental. Para mí, por sobre Heaven. De su primera etapa fiestera, este es su mejor trabajo. Luego vino la segunda etapa, con el extraordinario Dog Eat Dog y una seguidilla de trabajos que no dejaron de ser buenos, pero que como ya sabemos, se vieron opacados por los nuevos sabores de la década del 90 (grunge y rock alterno). En fin. Mis mejores recuerdos van de la mano junto a Europe, Motley Crue, Guns N' Roses, pero en especial, con Warrant, banda con la cual logré una especial conexión para toda la vida. Conexión de tal nivel, que por el único músico que he llorado al enterarme de su muerte, fue por Jani Lane. Una gran pérdida. El tipo el 2009 se despachó unos shows memorables estando sobrio, cantando como en la mejor etapa de Warrant (tour Blood Sweat and Beers), pero lamentablemente el alcohol fue más fuerte que él. Terrible pérdida que marcó de una u otra manera a todos quienes amamos el Hard Rock de los 80. Un abrazo. – Sebastián.

    • mayo 11, 2013, 11:10 pm

      Magnífico comentario repleto de cariño y amor por el grupo y esta música que nos gusta, así da gusto. Agradeco el aporte y la pasión.

      Un abrazo fuerte.

      Pd. También sentí enormemente la muerte de Lane, es lamentable que sucediera y tan joven.

Leave a reply