LED ZEPPELIN: IV (1971)

LED ZEPPELIN: IV (1971)
La mejor banda y el mejor disco de Hard Rock clásico de la historia. Los Zeppelin, junto con Deep Purple y Black Sabbath, son los padres del Hard Rock, los que definieron ese género y estilo musical, enraizado en el Blues y con la contundencia del Rock más agresivo, de bases pesadas de bajo y batería, riffs contundentes e igualmente pesados. Pioneros absolutos no sólo del Hard Rock, sino de la gran mayoría de géneros que vinieron posteriormente. Es evidente que el Heavy Metal tiene aquí su base y que tanto los Zeppelin, los Purple y, sobre todo, los Sabbath sentaron las bases de ese género que se redefinió con la aparición de Bruce Dickinson en Iron Maiden y el añadido del componente épico, que pasó a ser un elemento casi imprescindible del Heavy, hasta el punto de confundir y malentender el estilo y sólo considerar Heavy lo que tiene componente épico, cuando existe el Heavy sin ese añadido. En los Sabbath, los Purple, los Zeppelin hay ejemplos de ello, así como en muchos grupos posteriores, pero en otro momento hablaremos de la influencia de Dickinson en la historia de la música Rock.
También es evidente, por ejemplo, la influencia de Black Sabbath en los estilos más oscuros del metal, el Black metal, el Trash metal…
Centrándonos en esta obra, una de las obras maestras de la música popular en general y del Hard Rock en particular más indiscutibles, encontramos una colección de temas variados, de múltiples influencias, que definen el género y que a los fans de esta música entusiasmarán desde la primera  a la última.
Como una de las más grandes bandas de la historia su influencia a todos los niveles es indiscutible y asombrosa, así como la que han tenido sus componentes en infinidad de músicos, especialmente el tándem principal de vocalista y guitarrista, tándem de vocalista y guitarrista que hemos visto en muchas bandas míticas, aunque a veces varia el instrumento, como en los Beatles, que por su carisma y calidad alcanzan la eternidad. Aquí la aguda, salvaje, profunda, áspera voz de Robert Plant ha influido en una cantidad incontable de vocalistas que tratan de alcanzar su timbre y estilo, aplicar sus formas inimitables en sus respectivos grupos. Los elaborados, pesados y contundentes riffs de guitarra, su virtuoso estilo clásico, han hecho de Jimmy Page uno de los guitarristas que más vocaciones ha despertado, imitado hasta la saciedad. En ellos están las bases del Hard Rock, este estilo son ellos. Todo está en este disco (sobre todo) y en otros de ellos. Nada más. Y nada menos.
En este disco sin nombre, bautizado con 4 runas que simbolizan a los componentes del grupo, encontramos ya todo tipo de influencias musicales, desde las más evidentes, el Blues o el Soul, que es de donde viene el Rock, a otras más curiosas y peculiares como el Folk. Todo ello perfectamente integrado en un estilo definido, atrevido, maduro y absolutamente personal, integrado en un disco de Hard Rock clásico que es La Biblia del estilo, contrariamente a lo que ocurriría en discos posteriores donde, en ocasiones, las influencias orientales que Page fue incluyendo ya desde el tercer disco si bien aumentaban los matices hacían perder pureza y consistencia a algunas de sus obras.
No en balde siendo como es Led Zeppelin una de las bandas más vendedoras del Rock, este cuarto disco es el que más unidades ha vendido de toda su discografía con diferencia.
Tan solo 8 temas componen el alfa y el omega del Hard Rock, temas variados repletos de matices, con todo tipo de intensidades, fuerzas, estilos… La máxima expresión del grupo. Una obra maestra. Así que procedamos a comentar los temas que componen esta gozada imperecedera.
Black dog: Tendría poco que decir de esta canción, simple y llanamente define el Hard Rock. ¿Qué es el Hard Rock? El Hard Rock es BLACK DOG. Riff contundente y elaborado, y base rítmica atronadora que se suceden intermitentemente con una línea vocal a capela. Un tema impredecible, con cambios de ritmo y melodías, además de un magnífico solo hardrockero de Page con aulliditos de Plant de fondo. Los míticos aullidos de Plant. PERFECTO.
Rock and roll: Si definitorio de un estilo y perfecto era el anterior, con este se riza el rizo. De ritmos más vivos y formas más convencionales este tema, que se introduce con una batería alegre y un riff que entra posteriormente de forma prodigiosa, es el paradigma del Hard Rock más alegre, intenso y con melodía. De mis temas preferidos del disco. La parte del solo con el riff de fondo es mágica, ese aire semisucio de los punteos, esa autenticidad en todo lo que suena pone los pelos de punta. Por si el placer no fuera suficiente nos meten un piano que se añade en la parte final al rítmico e inigualable clímax, que se cierra con un breve solo de batería. No se puede pedir más. Si te gusta el Hard, esta canción estará entre tus imprescindibles, abridora de caminos.
The battle of evermore: Emocionante tema acústico, que es un buen ejemplo para ver las influencias de distintos estilos que tiene el grupo, cantado a dúo por Robert Plant y Sandy Denny. Plant exhibe con su trabajo en este tema la gran variedad de registros que es capaz de alcanzar. La parte final profundamente étnica, de gran sentimiento, como todo el disco, con toques Folk, es de una gran emotividad. Maravilloso trabajo acústico de Page, y Plant se sale en esa parte final. Además es un tema con referencias a Tolkien, una de las obsesiones de Plant.
Stairway to heaven: La canción más mítica, y famosa del grupo, considerada en muchas ocasiones por muchos como la mejor canción de la historia. Una balada, con un cambio de ritmo en su parte final asombroso, de 8 minutos de duración. Emisoras en Estados Unidos tenían como única programación poner ininterrumpidamente este tema una y otra vez. Plant, con una dulzura descomunal en la voz, y Page que se marca un solaco impresionante, ponen la guinda a esta excepcional canción donde todo destaca, melodía, base de ritmo con John Paul Jones al bajo y el fallecido John Bonham a la batería, (esto común en todo el disco)…Todo. Un tema en progresión, lentísimo y sin batería en un comienzo hasta la mitad de la canción. Luego la batería se introduce y tiene una presencia exquisita sobre todo en cómo suenan los platos. El ritmo aumenta, llegamos a un maravilloso solo de guitarra, la melodía y arreglos resultan preciosos y el ritmo se rompe hasta convertirse en un tema cada vez más duro, la voz de Plant se hace más aguda y salvaje. Una maravilla. Por fin el tema cesa y llega la paz. Inolvidable.
Misty mountain hop: Otro tema que homenajea la obra de Tolkien, con ciertos toques Folk, muy melódico, con buenos coros, un riff sugerente y un trabajo general de guitarra enorme, además de una variada y brillantísima labor de la base rítmica con John Bonham destacando en todo momento. Un tema que va del pop cachondo con esos coros a la esencia hard rockera en muchas estrofas de Plant. Una delicatesen.
Four Sticks: Ritmos y voces étnicas, que han influido en multitud de grupos, es fácil reconocer muchos temas y tics de los Gun’s and Roses en temas como este o muchos otros. Plant dándolo todo, desgarrado, arreglos originalísimos, imprevisibles y siempre acertados, el riff pesado y contundente como de costumbre, como mandan los cánones que ellos crearon. Ambiental, sugerente, es como un colocón en el Shangri La.
Going to California: Aires Folk y melodía exquisita, de sentimiento extraordinario y cierto sonido americano. Lenta y acústica es verdaderamente deliciosa. Seguro que los MR. BIG se inspiraron mucho en la forma de estas acústicas para sus maravillosas canciones de este estilo, aunque sus influencias van desde estos Led Zeppelin a Cat Stevens  claro. Otra de mis favoritas.
When the levee breaks: El disco concluye con este tema de 7 minutos. Un Hard Rock con armónicas totalmente enraizado en el Blues. Contundente batería, riff casi secundario cediendo la presencia principal a la armónica de Plant. A los 2 minutos y medio, el ritmo cambia y el tono también, la voz es más agresiva y la slide guitar cobra presencia principal mientras la base rítmica sigue martilleándote, trabajo asombroso de John Bonham. Pasadas unas estrofas la canción retoma su anterior tono. La canción, pasada la mitad de su duración, tiene grandísimas partes instrumentales y trabajo de guitarra, creando, una vez más, atmósferas sugerentes, envolventes y personalísimas, ciertos toques psicodélicos ayudan a ello también. Un cierre magistral.
Esta es la gran obra de los Led Zeppelin, una de las bandas británicas más inmortales de la historia. Un disco escueto, de pocos temas y sin desperdicio, de músicos y compositores inconmensurables, con algunas de las canciones más representativas de su carrera y con la más famosa de ellas. Stairway to heaven. Un disco que todo amante al género conocerá, que todo apasionado de la música tendrá en su colección, y que si eres ambas cosas y aún no lo tienes… Es lamentable. Una banda acusada de plagio en no pocas ocasiones pero que indudablemente ha sido plagiada así como influencia absoluta en gran parte de las bandas posteriores. Unos auténticos maestros.

sambo

There are 11 comments on this post
  1. Anónimo
    septiembre 19, 2011, 11:36 am

    Soy Kufisto. Estoy probando a ver si puedo colgarte un comentario, porque sólo será ése, no sea que otro venga y malmeta en mi nombre

  2. Percival
    septiembre 19, 2011, 11:38 am

    Vaya, ahora tengo que irme. A ver si a la noche puedo entrar. Mi favorito de LZ es el 3.

  3. septiembre 19, 2011, 11:47 am

    Kufisto sí se ha colgado, espero el comentario de un fan de los Zeppelin como tú jejeje.

    Percival llegaremos a él también.

  4. wsmith
    septiembre 19, 2011, 11:48 am

    Si los Led Zep sólo hubieran compuesto Stairway to Heaven, ya serían un grupo mítico para siempre.

    Una canción inabarcable, eterna, de esas que cada vez que las escuchas descubres un nuevo matiz. Redonda, perfecta, inigualable. La cumbre del metal progresivo.

  5. septiembre 19, 2011, 12:14 pm

    Wsmith llevando la cosa a su terreno jajaja. Bien visto y muy cierto, un camino abierto al progresivo. Crack.

  6. Anónimo
    septiembre 19, 2011, 12:21 pm

    Buen artículo.

    Por partes:

    1. No considero a LZ los padres del Heavy Metal, en todo caso del Hard Rock. Los papás de la Criatura (nunca mejor dicho) son Black Sabbath, una gran banda que no conviene olvidar y que no tiene la culpa de las barbaridades musicales que los jevis hicieron posteriormente.

    2. Sobrevaloras muchísimo a Dickinson, amigo, no es ni la mitad de la mitad de lo que aseguras. Maiden es Harris. Punto. Es su banda, los demás están de atrezzo; y te lo dice alguien que fue FANÁTICO suyo hasta el Seventh son. Bruce encajó en el nuevo sonido que Harris quería para Maiden, muy alejado de los dos primeros LP´s en los que DiAnno (no lo olvides) jugó un papel fundamental, tanto como para hacerle sombra a Steve, aunque bien es cierto que su expulsión de la banda fue bien merecida, y también creo que Maiden jamás hubiera alcanzado su enprme popularidad sin ese cambio de front-man. Dickinson es el front-man que la banda necesitaba para convertirse en una mega-banda. Nada más y nada menos. Pero de todos aquellos discos me quedo con los dos primeros.

    3. El asunto con LZ es completamente diferente aunque tiene una semejanza: es la banda de Jimmy Page. Pero donde uno marcaba el camino a seguir del que nadie podía salirse (Harris) el otro (Page) sienta las bases pero permite que los demás aporten sus ideas. No es que los cuatro zeppelineros fueran maestros con sus respectivos instrumentos (que lo eran) sino que ante todo eran MÚSICOS. Es la libre conjunción de esas cuatro personalidades musicales lo que hace de LZ la banda más grande del siglo XX, la más poderosa y la más influyente (DE LARGO) en la historia del Rock.

    Todos sabían quién era el jefe de la pelota, pero éste sabía que no podía hacer nada realmente bueno sin ellos (como demostró en su carrera en solitario).

    4. No estoy de acuerdo en tu valoración de que éste sea su mejor LP, para mí lo es "Physical Graffiti", pero eso es una cuestión de gustos.

    5. EL DISCO:

    Algunas veces me he preguntado porque no lo abrieron con "Rock n´roll", una canción con la que solían abrir sus conciertos y con la que, paradójicamente, cerraron el último que dieron.
    Creo que la razón es que si la hubieran colocado como primer corte del disco el personal no habría apreciado "Black dog" como se merece. "Rock n´roll" es tan buena, tan poderosa, tan enérgica que cualquier otra cosa que hubiera venido después habría quedado difuminada, por eso la que le sigue es "The battle of Evermore" (la canción más floja del disco).

    "Stairway to heaven" es una de las cuatro o cinco canciones de Rock que el personal celebrará hasta el día en el que el sol reviente. Sin palabras. Hay que escucharla. Para mí no hay otra igual. Es como lo de los futbolistas: Di Stéfano, Pelé, Cruyff, Maradona…"Jailhouse rock", "Yesterday", "Stairway to heaven", "Where the streets have no name".

    La cara B, como no podía ser de otra forma, es más floja; pero, con todo, tiene temazos imperecederos como "When the leeve breaks" o "Going to California".

    6. No hay banda en el mundo sobre la que se hayan escrito más gilipolleces, todos las conocemos y no es cuestión de repetirlas, y si alguien no las conoce que se moje el culo y las busque en Intenne. En cuanto a las acusaciones de plagio sólo diré una cosa: si éstas hubieran tenido alguna base, por nimia que fuera, de ser ciertas los hubieran desplumado sin piedad en la tierra donde, aparte de vivir los hombres libres, más picapleitos jodemadres hay en el mundo por centímetro cuadrado.

    7. Para acabar: la influencia de LZ en todo el Rock que vino después de ellos es incalculable; tanto musicalmente, como en cuestión de imagen, como en la forma de realizar giras mastodónticas, nadie, NADIE, puede comporarse a la que estos cuatro cabronazos (con la inmensa ayuda del simpar Peter Grant) consiguieron con su Dirigible de Plomo.

    Espero no haberte aburrido demasiado, MrSambo.

    Un abrazo.

    Y ánimo.

    Kufisto.

  7. septiembre 19, 2011, 5:44 pm

    Aburrido para nada Kufisto, un gran comentario.

    Sobre lo de los Sabbath lo comento y destaco especialmente pero es evidente que todos ellos sientan las bases de aquello, incluidos los Led. Sin estos grupos a los que llamaban de Heavy en sus inicios, no existiría la NWOBHM, con los Maiden a la cabeza. Como bien dices Sabbath de manera preeminente.

    Tampoco sobrevaloro a Dickinson, son hechos innegables que Maiden sufre una transformación y un salto exponencial, una evolución en todos los sentidos con Dickinson. No por nada, sino por su voz, que es la que da el carácter épico a una banda que hasta ese momento estaba más cercana al Punk-Rock. Ese elemento épico es lo que hizo de Maiden el referente esencia de la NWOBHM, junto a los Judas. Y con esto no resto ni un mérito al fundador del grupo Harris.

    Salvados estos puntos de discusión jejeje el resto de tu comentario es interesantísimo y estoy muy de acuerdo con lo que comentas.

    Un abrazo y muchas gracias.

  8. El observador de nubes acompresao.
    septiembre 19, 2011, 7:23 pm

    Hola jodío.
    Necesito tiempo, mucho tiempo, para desgranar "ESTO" y por ello sólo haré un breve introito.
    Por esas casualidades místicas, tengo metido en mi PC 419 horas de música y da la puta casualidad que cuando veo tu comentario en EPRV, está sonando en esos momentos el Stairway to heaven del the song remains the same. Y las canciones se reproducen aleatoriamente.
    ¿Casualidad? El exégeta de textos clásicos de Trincacebollas, Laomeorio del Aura Crepitante, Caballero de Honor de la Real Academia de las Artes de San Agapito del Desbroce, lo definiría como "una polla como una olla". Lapidario.
    Y no jodas, colega, que ahora empieza s sonar el "whola lotta love", no me lo puedo de creer. Además, entre Steve Hackett y Pendragon, ahí es nada.
    Luego analizaré de verdad este disquejo, antes de que el jodío Clavius intente ganarme por la mano (los maricones ya se sabe).
    Por cierto, me quedé por comentar algunas cosas tuyas, pero con un par de zánganos que entran en la Uni de golpe y a la vez, ya te puedes imaginar. Como gasearlos o desterrarlos es delito, pues los jodíos me han llevado de cabeza.
    Hasta pronto, Muñeco.

  9. Si, soy yo de nuevo, el azote del mal
    septiembre 19, 2011, 7:26 pm

    Kufisto, has estado flojo y disiento en unas cuantas cosas. Mañana te capo.

  10. Percival
    septiembre 19, 2011, 7:54 pm

    A mí me chifla The Battle of Evermore con sus dobles superposiciones vocales y de cuerdas y un medievalismo que contrasta, siendo igualmente acústico, con las orfebrerías country y folk de la cara B de LZ3. Además es hermana de The Incredible String Band, que son una debilidad personal.
    Ojito con Dickinson, que es casi tan multidimensional como los Zep: piloto, maestro de esgrima y escritor.

  11. septiembre 19, 2011, 8:02 pm

    Rústico espero con ansia.

    Percival acertadísimo como siempre. Te dedicaré el 3 de los Zep jajaja

Leave a reply