GUNS N’ ROSES: Appetite For Destruction (1987)

GUNS N’ ROSES: Appetite For Destruction (1987)

 

El año 1987 fue un año glorioso para el mundo del Hard Rock. Whitesnake sacó su imprescindible “1987”, Def Leppard, nos deleitó con su  “Hysteria” y un desconocido grupo sacaba una ópera prima (antes lanzaron un EP) que se hará mítica e imprescindible en la historia del género. Los Guns N’ Roses y su “Appetite for destruction”. Esto por poner alguno de los ejemplos más representativos.
Si los Whitesnake ya eran un grupo indiscutible dentro del mundo del Hard Rock, con “1987” entraban en una nueva fase que los haría más indiscutibles aún, les haría llegar a mucha más gente gracias a la inclusión de grandes dosis de melodías en sus temas, incluso regraban temas como “Here I go again” o “Crying in the rain”, con una producción más moderna y acorde con los nuevos movimientos que han comenzado a surgir y que se han hecho predominantes. Los Def Leppard siempre han tenido en la melodía uno de sus fuertes, parte indispensable y predominante de su estilo, un estilo que ha tocado múltiples palos dentro del rock.
Los caminos abiertos tanto a nivel musical como comercial por los Bon Jovi, Europe y demás grupos que englobaron en el Glam Rock, Hard Rock melódico o Hard AOR en los 80, con un rock de melodías accesibles para un amplísimo abanico de personas, fue seguida por muchos grupos en sus distintos estilos, haciendo que el Rock duro llegara a todos lados.
Cantante de voz gatuna y macarra, guitarrista de estilo clásico y gran sentimiento, una base de ritmo contundente y un estilo completamente enraizado en el Hard Rock más clásico, blusero, pero adaptado a los nuevos tiempos. Contundencia a raudales y agresividad sin fisuras. Pero un elemento que se ha obviado mucho es el extraordinario gusto del grupo por las melodías, un elemento que no está precisamente en un segundo plano en su estilo y que sólo aparece maquillado, quizá, por los elementos anteriores. Todo eso ofrecen Guns N’ Roses.
«Appetite for destruction» es el disco debut más vendido de la historia, aunque los Guns N’ Roses han tenido la fortuna de no ser considerados comerciales. Curiosamente al ser un debut y no tener publicidad, el primer año apenas vendió nada, eso sumado a la censura de MTV, que impidió al grupo mostrar sus videos en la cadena.
Los Gun N’ Roses recuperaron para el mainstream, de alguna forma, el espíritu de los Zeppelin o los Purple, Hard Rock clásico pero con melodías más que accesibles aunque más ocultas que los movimientos que estaban pegando y habían abierto nuevos caminos en todos los sentidos, tanto musicales como comerciales, en el mundo del rock. Un camino que acercó un estilo de música enclaustrado en sí mismo a mercados hasta ese momento vírgenes. Era la época en la que podías ver a pijas oyendo “November Rain” («Use your Illusion«, 1991) o “Sweet Child o’Mine. Sin ánimos peyorativos.
En la estructura de muchas de las canciones del disco los Guns N’ Roses usan el cambio de ritmo al final del tema, un recurso definitorio y esencial del disco del mismo año mencionado de los Whitesnake, “1987”, que en una gran cantidad de canciones tienen en su parte final un cambio de ritmo acelerado que suele resultar excelso.
El éxito del grupo radica absolutamente en la autenticidad que transmite, no por el virtuosismo de sus componentes, que siendo buenos músicos no son excelsos, pero sí por un talento compositivo excepcional y porque con la unión de todas las partes crearon magia. Axl es un cantante limitado, de voz gatuna, pero es ideal para el grupo, nadie mejor que él ni más adecuado. Slash es un guitarrista clásico, de los que me gustan, pero dista de ser un virtuoso, pero lo suple con un feeling, un sentimiento y una maestría para el riff memorable. Añadiendo a los dos principales componentes la bestial base rítmica (Izzy Stradlin, en la guitarra rítmica, Duff McKagan, al bajo, y Steven Adler, a la batería), tenemos algunas de las causas de su merecidísimo éxito.
Stradlin es guitarra solista en “Nightrain”, “Think About You” y “Anything Goes”, dejando las labores de guitarra rítmica a Slash en esos temas.

Welcome To The Jungle: No podía haber mejor inicio, la canción que mejor representa las características mencionadas antes, contundencia, agresividad, fiereza, potencia cortante como un cuchillo resaltada con la gatuna voz de Axl, riffs inolvidables por parte de Slash y solo de guitarra clásico. Un Slash que siempre tendrá espacio para explayarse a sus anchas en sus estupendos solos de aliento clásico y feeling infinito. Pero todo ello con una melodía que engancha y subyace enorme e imprescindible por detrás de toda la parafernalia del estilo. Un riff reverberante, un chillido, unos platos que casi son un tren avanzando y entramos de lleno en el temazo con toda la potencia del grupo al 100 por 100. Magnífico estribillo acompañado con la guitarra de Slash que deja detalles continuos. Los Gun N’ Roses no son nada rígidos y los cambios de ritmos o pausas durante los temas, que nos recuerdan a los Zeppelin por ejemplo, son abundantes. Las inflexiones casi orgiásticas nos recuerdan a Robert Plant. Las partes más tranquilas y líricas son extraordinarias también, mostrando lo bien que  dominan la composición de melodías. La fase casi ritual instrumental es otra maravilla que nos deja la canción. Estos son los Guns N’ Roses, esencia pura de ellos. Es uno de los hits del disco.

It’s So Easy: Más madera, con un inicio Punk de ritmos acelerados y voces más graves, de hecho la influencia del Punk también está presente en los Roses, comienza este segundo tema. Un tema más soso y sin mucha originalidad, pero sí salvaje, con sentimiento y agresividad. Un tema que mezcla voces graves con agudas y un final muy aceptable para uno de los temas menos destacados.
Nightrain: Maravilloso riff de inicio para un temazo sublime, melodía y fuerza adulta y pesada, puro Hard Rock divertido, contundente y gamberro, una mezcla personal e intransferible. El estribillo pega un subidón magnífico, soberbio. Solo de guitarra de Stradlin, tras él, Axl se desata y encauzamos la parte final del tema, doblando voces, la guitarra creando armonía por detrás y la batería trepidante con adornos de plato. Absolutamente magnífico, un tema que es puro Hard rápido y potente. Acaba con otro solo de guitarra.
Out ta Get Me: Nuevo tema contundente, y es que este disco es un no parar de principio a fin, riffs a dúo, y base de ritmos, con una batería pesadísima, martilleando sin pausa. Puente con partes a coro muy eficaces y estribillo con un Axl desgañitándose muy conseguido también. Furia y tono afilado con la melodía siempre presente, nunca se la pierde de vista, aunque quede, en apariencia, en segundo plano. Grandes composiciones que no pueden pasar desapercibidas por la excelsa actitud del grupo, los estribillos son elaborados y no se limitan al repetitivo título gritado una y otra vez. Buen solo de Slash. En muchas ocasiones los solos son en dos partes, cuando parece que ha acabado tienen una continuación, lo que da una magnífica y siempre sorprendente estructura. Parte final con derroche de riffs y detalles guitarreros que desembocan en el apasionado estribillo final con cambio de ritmo incluido.
Mr. Brownstone: Ritmos étnico-hardrockeros dan inicio al tema, la contundencia de las estrofas nos llevan a un estribillo muy melódico con la voz grave de Axl, su voz de machote. Grandes riffs, buenas estrofas según avanza la canción, buen solo de guitarra, buen tema.

Paradise City: Uno de los hits del disco, temazo imprescindible. Decía el Mariskal, que en paz descanse, que tenía el mejor sonido de caja de la historia del rock. No sé si será el mejor, pero que es excepcional es un hecho. Un tema que mezcla y divide perfectamente las partes más contundentes de las más melódicas (incluso se añade sintetizador), grandes y poderosos riffs y estribillo pegadizo al máximo, más esa caja y ritmos pesados que se aceleran y pausan según convengan. El trabajo de los riff también tiene esta doble separación, desde los más contundentes a otros melódicos. Como en otros temas del disco tendremos un cambio de ritmo espectacular al final, en la línea de los de Whitesnake en su “1987”, disco del mismo año que éste. Magnífico solo de Slash en esa parte final. Es el tema más largo del disco. Absolutamente espectacular.

My Michelle: Un suave inicio, uno de los pocos momentos de pausa que nos deja el disco, da comienzo al séptimo tema, un momento que pasa enseguida para dar paso a otros de los innumerables y excepcionales riffs de guitarra. Excelentes estrofas de ritmo pesado y un estribillo de gran melodía y ritmo mucho más acelerado. Uno de los temas indiscutibles del disco, otro más. El cambio en la melodía manteniendo el ritmo acelerado antes del solo es otro ejemplo de brillante composición. Pasable y sucio solo de guitarra. La parte final vuelve con el estribillo y una base de ritmo, con un bajo aceleradísimo, implacable, tras un cambio de ritmo breve y trepidante. Excepcional tema.
Think About You: Ritmos alegres y frescos inician este tema, con melodía muy simpática y cachonda que acaba con un pegadizo estribillo con toques acústicos, muy elaborado. Un tema muy comercial con Stradlin a la guitarra solista de nuevo. Un tema que demuestra que además de la visceralidad y punzante agresividad del grupo rezumaban madurez para incluir matices y detalles que enriquecieran no ya temas sueltos sino al disco en general. Un magnífico tema para un debut sin apenas altibajos, para una obra maestra del Hard Rock de todos los tiempos.

Sweet Child o’Mine: El gran hit single del disco, un temazo que redunda en la idea de madurez, un medio tiempo con toques de balada y de Hard Rock contundente y muy melódico. Aquí la melodía se deshace de cualquier accesorio para sobresalir por encima de todo, empezando por el inolvidable riff melódico de Slash. Bajo melódico, base de ritmos de medio tiempo también melódica y acústicas dando profundidad, Axl más comedido, arreglos acertados a las voces, estrofas elaboradísimas y conseguidísimas, y estribillo portentoso y perfecto. Una vez más tendremos dos solos, uno melódico casi de transición y un segundo solo que se ha hecho ya mítico por méritos propios. Un excelente trabajo de Slash, con cambio de ritmo en el propio solo y alargado excepcionalmente. Un tema perfecto desde el principio hasta el final y reconocible por amantes del Hard Rock, o de cualquier otro estilo, según se escucha la primera nota. La parte más brillante del solo es con wah wah. La parte final con parón, como mandan los cánones y magistral recuperación del tema, con Slash dándolo todo nuevamente. Sublime.

You’re Crazy: Aceleradísimo tema de reminiscencias en el Heavy Metal y cierto toque Punk. Una vez más la melodía presente, especialmente en el estribillo. Ritmos más rápidos y ligeros para un tema absolutamente efectivo, de los que levantan el ánimo y hacen mover la melena, a quien la tenga. Potencia y sangrantes y contundentes riff como siempre. El cuchillo y el martillo tan característicos de los Guns N’ Roses en los ritmos.
Anything Goes: Es increíble la frescura de este clásico, que como todo clásico sonará moderno en todo tiempo, son muchísimos los recursos y detalles que tiene y que usan con total soltura, desde silbatos a elementos de percusión. Un buen estribillo hace de este agradable tema una nueva muestra de la capacidad del grupo para la contundencia y la accesibilidad con una buena melodía. Stradlin en la guitarra solista de nuevo y Slash en el Talk Box, en un estupendo juego entre guitarristas. Pegadiza y potente, otro temazo más que concluye con otro cambio de ritmo en los últimos segundos. Lo imprevisible siempre acertado en el disco.
Rocket Queen: El último tema, de ritmos sofisticados y un gran trabajo del bajo. Uno de los temas más largos para el epílogo. La sofisticación, que no es en absoluto ajena a un grupo en esencia visceral y auténtico en este disco, se remata con un estribillo excelente de verdad con ciertas distorsiones en la voz. Con ritmos pesados y riffs rotundos, con detalles y gemidos que dan un tono desinhibido, y muy atmosférico, al tema, por el que vamos avanzando hasta llegar a un cambio de ritmo e intensidad hacia la mitad. Una parte rítmica y alegre que pasa a ser muy melódica con guitarras suaves y un Axl matizando su gatuna voz con distintos tonos. Una parte formidable, fresca y original, y tan conseguida como el resto del tema, si no más, hasta llegar a la conclusión. Un portentoso final.
Un disco imprescindible y esencial en la historia del Hard Rock, para entender su evolución, de una banda que en pocos años y breve discografía se ha convertido en clásica e indiscutible, aunque no todos sus discos fueran acertados (“The Spaghetti Incident?”, ese disco de versiones, es infumable). Banda súper ventas que desde luego siempre que haga algo llamará a atención, tanto es así que aunque queda poco de los Guns N’ Roses de los comienzos bastó que Axl Rose anunciara un nuevo disco de estudio para que todo amante del género perdiera la cabeza, incluso cuando estuvo años sin acabar de lanzarlo al mercado. Pone los pelos de punta la pasión y potencia que desprende el grupo, sentir la raigambre blusera y hardrockera clásica, el talento compositivo y para la melodía de unos músicos de extraordinario sentimiento.

 

 

sambo

There are 47 comments on this post
  1. Karl_PS
    enero 10, 2012, 8:08 am

    Máxima puntuación, aunque no soy objetivo, lo sé…

    Echo de menos algo más de hincapié en toda la parte final de Sweet Child O'Mine (no sólo el solo de guitarra). Uno de los poquísimos fragmentos que me sigue poniendo la piel de gallina ¡veintitantos años después! A lo mejor soy un poco hereje, pero para mi está al nivel de alguna que otra pieza de Mozart o Bach. Lo más.

  2. Karl_PS
    enero 10, 2012, 8:12 am

    ¿Se puede hacer alguna petición especial? Por si acaso, yo lo intento: crítica del "Ten", de Pearl Jam ¡ya!

    Recuerdo que hace unos años hubo una discusión sobre este album en EPRV, pero no recuerdo si participaste, la verdad.

  3. enero 10, 2012, 9:43 am

    Yo tenía la edición original, en vinilo, con la portada del robot violador…la mal vendí hace un trillón de años.

    Gran disco de debut, algo del "Lies" y lo demás bazofia. Pudieron haber sido muy grandes pero demostraron ser una banda de gilipollas.

    Lo tosté bien tostao cuando salió, ahora llevo "It´s so easy" en el mp3, siempre fue de las que más me gustaron, junto a "Rocket queen", "Nightrain", "Anything goes", "Mr. Brownstone", en fin…todas, no hay una mala. Ni regular.

    Siempre tuve la sensación de que Izzy era la clave.

    Y puede que no me equivocara.

    Buena crítica, Sambo.

  4. enero 10, 2012, 9:56 am

    Sambo,

    Ya te pasare una foto de mi edicion vinilo que dice Kufis y que yo conservo. La censuraron.

  5. enero 10, 2012, 9:59 am

    Gran critica Sambo.
    Y una cosa curiosa, los temas deben tener un buen principio y un buen final, lo del centro vale simplemente con bechamel. Y estos lo tienen.
    El peor disco de la historia es tambien suyo, 'The spaghetti incident', escuche 2 temas y lo regale, lo juro.

  6. enero 10, 2012, 10:05 am

    Hola Karl_PS. Quizá no seas objetivo, pero yo tampoco, ninguna crítica por definición lo es y bien puede este disco valorarse con un 10 tranquilamente. En la música, al tener un componente emocional más alto el tema de la puntuación es más difícil, yo me he arriesgado en las notas de los discos con una escala más concreta, lo que lleva a más problemas, porque es fácil que bailen 1 o 2 puntos por cuestiones muy personales o gustos de un estilo sobre otro etc. Quédate más con el texto que con lo otro.

    Por supuesto que se aceptan peticiones, tengo un montón que voy cumpliendo poco a poco, aunque no tantas de música. La tuya apuntada queda, aunque Pearl Jam no son de mi estilo preferido será interesante hacer la crítica de uno de los discos más representativos de los 90. Muchas gracias por participar y haberte leído el tocho.

    Recuerdo que se habló del disco, como de tantas cosas en el Raulista, pero no sé si comenté algo.

    Buenas Kufisto, muy cierto puede que Izzy sea un punto más básico de lo que podría parecer. El disco como bien dices es excepcional.

  7. enero 10, 2012, 10:06 am

    Buenas Juanitoj, te esperaba jejeje. Conozco la portada y espero la foto. Sí, la verdad que el “Incident” es para darle de comer aparte jajaja. Muchas gracias.

  8. enero 10, 2012, 11:30 am

    Buen artículo… pero no estoy de acuerdo en lo de que "Slash dista de ser un virtuoso".

    Me quedo con Welcome to The Jungle, siempre que cojo el Metro(cada vez menos veces, afortunadamnente) me viene a la mente esa canción. xD

    Y el Sweet Child… buenísima, pero estoy un poco hasta las pelotas del tema, que ya lo pinchan hasta en anuncios publicitarios.

    Un saludo.

  9. enero 10, 2012, 11:39 am

    Buenas Eddie, Slash no es un virtuoso bajo parámetros de técnica guitarrística, es limitado, está por debajo de los guitarrista de los 80 en ese sentido y ni comentar de los guitarristas ultra técnicos a lo Vai o Satriani.

    Dicho eso me gusta más que esos guitarristas ultra técnicos, contra los que un Eric Clapton no podría competir técnicamente, porque transmiten mucho más. Pero si no te gusta la expresión quédate con la de "menos técnico" jajaa

    Los temas que se hacen clásicos tienen ese problema, miles de versiones, muchas infumables, y ponerlo en todos lados, pero hay que abstraerse jejeje

  10. enero 10, 2012, 11:59 am

    Excluyendo como bien apuntas a gente como Vai, Satriani(incluyo yo en este grupo a Malmsteen, Eric Johnson), que están a años luz de los demás, sigo discrepando en el tema Slash.. a mi me parece de lo mejorcito de los 80's-90's, y eso que tampoco es que me guste mucho ni me caiga especialmente bien, de hecho, todo lo contrario… jejej…

  11. enero 10, 2012, 12:01 pm

    Pues me parece bien, pero no se te ocurra pedirle técnicas complejas o punteos trepidantes por si te decepciona jajaja

  12. enero 10, 2012, 12:05 pm

    Por cierto en la onda de los que nombramos, y los que añades, aunque Malmsteen también está superado en técnicas de guitarra es un virtuoso espectacular, siendo posiblemente más rápido en el punteo que otros, en esa onda los hay a patadas ahora. Es lógico por otra parte. Pero pocos llegan a transmitir lo que transmiten los guitarristas clásicos.

  13. enero 10, 2012, 12:10 pm

    Malmsteen es a la guitarra eléctrica lo que el quijote de Avellaneda al Quijote: una mierda.

    Cuando se muera habrá que cortarle la cabeza y clavarle una estaca en los huevecillos, porque corazón no tiene. No hay más que oírle.

  14. enero 10, 2012, 12:51 pm

    Técnicas de guitarra… ¿?

    Yo entiendo que en lo que respecta a guitarristas Malmsteen es TOP 5. Y Slash, en su época, TOP 10, TOP 15 si me apuráis y me citáis nombres.

    Satriani
    Vai
    Malmsteen
    Johnson
    Wylde
    Van Halen
    Santana
    Slash
    ¿Hammet?
    ¿Page?

    Y me dejo fuera a Paco de Lucía(TOP de TOPs) por ser de guitarra española.

  15. enero 10, 2012, 1:02 pm

    Es que hay muchos más, y esos guitarristas son muy distintos entre sí, los hay muy superiores más desconocidos, en técnica y en sentimiento, muy superiores.

    Slash destaca por lo que transmite, si n, no destacaría, por las melodías que logra pero no por técnica o virtuosismo.

  16. enero 10, 2012, 1:05 pm

    Ritchie Blackmore supuso una evolución al incluir estructuras de música clásica en su estilo, algo que siguieron muchos guitarristas, especialmente Malmsteen, o grupos como Helloween.

  17. enero 10, 2012, 1:11 pm

    Me he dejado fuera a Gary Moore. También quizá a Brian May de Queen y.. arggghh! a tal vez mi preferido, Mark Knopfler, este sin utilizar púa para tocar.

    Para mi Clapton no está dentro de los 15 mejores, hace 30 años tal vez.

    Y me dejo fuera a los thrashers, Diamond Darrel, Kerry King, a los powermetaleros como Kai Hansen y los de Stratovarius, Angus Young(si bien este es más por gusto musical que por técnica o virtuosismo)… y Adrian Smith. Incluso Hetfield de Metallica me parece que es un auténtico crack.

    Me puedo olvidar de alguien, pero dentro del panorama más "reconocido" a nivel mundial, son los que están y están los que son.

  18. enero 10, 2012, 1:13 pm

    Blackmore…. totalmente de acuerdo, compro! No invalida mis posts. xD

  19. enero 10, 2012, 1:20 pm

    Insisto, hay guitarristas superiores en virtuosismo a patadas, muchos, miles, pero no tan conocidos. Los que mencionas son buenos y en algunos casos extraordinarios, pero la clave está en lo que comentas de Angus Young, ese tío transmite más que un virtuoso, no considerarle un virtuoso, o técnicamente genial no implica que sea peor guitarrista o músico, de hecho los guitarristas más técnicos suelen tener el problema de falta de sentimiento, un poco a lo que se refería Kufisto, es decir, lo flipas con los solos pero son fuegos de artificio, olvidado al minuto, en cambio un Page, un Clapton, un Hendrix o un Young, te tocan 3 notas y te marcan la vida.

    Timo Tolkki, el guitarrista de Stratovarius, es la evolución de Blackmore o Malmsteen

  20. enero 10, 2012, 1:29 pm

    Tu opinión sobre Young me vale para Slash..

    Y lo de fliparlo con los sólos, olvidandolos al minuto… me temo que ahí entramos en el terreno de los gustos musicales, dejando fuera la objetividad.

    Si te olvidas de sólos como el de Far Beyond The Sun de Malmsteen.. no hase falta desir nada más… 😉

  21. enero 10, 2012, 1:36 pm

    Es que es lo que pretendo decir de Slash, que no es un virtuoso, pero transmite, y es lo que discutes jajaja.

    Con respecto a solos hay de todo, lo que digo es que el hecho de poner en liza múltiples técnicas suele conllevar perder sentimiento, Malmsteen en concreto tiene esencia clásica, he mencionado antes que su referente es Blackmore, con lo que esto debía quedar explicado. Pero esto no cambia para que un guitarrista clásico como Slash, con mucha menos técnica y siendo limitado transmita en tres notas más que un Steve Vai en plena ebullición.

    Y de aquí partimos a guitarristas de jazz, o blues absolutamente increíbles, de rock sinfónico o los shred de los 80, que mezclaban el clasicismo con las innovaciones de los Van Halen y cia, y por los que tnego predilección. Por eso adoro a Sambora.

  22. enero 10, 2012, 2:01 pm

    Yo es que también discuto esa limitación de Slash… pero tampoco soy ningún experto ein?, entiendo que si él está limitado, Santana, por poner un ejemplo de alguien indiscutible del panorama TOP.. también estaría limitado, pero eso sí, transmite de la ottia… y ¿quién no estaría limitado?

    Uffff…. Sambora… tú lo adoras, pero según los parámetros en los que nos estamos moviendo… sería limitadísimo.

    (Ojo, sólo lo he oído con Bon Jovi, no sé si tiene por ahí cosas en solitario).

  23. enero 10, 2012, 2:08 pm

    Pues Santana era un mito en su día, pero a día de hoy sí es limitado, y como dices, transmite la ostia. No Eddie, tú has dicho que Angus no es técnico, lo has dicho tú, pero que te gusta, y luego que te valía lo que decía de él para Slash, son de la misma onda.

    Sambora claro que es limitado con respecto a los guitaristas más técnicos, pero es superior técnicamente a un Slash o un Angus Young, él es un bluesman y como tal transmite muchísimo, y está en esa onda de los shred 80teros. Sí tiene discos en solitario, pero donde se le ve es en directo. Impresionante.

    A mí es el tipo de guitarristas que más me gustan, como digo en el artículo.

  24. enero 10, 2012, 2:11 pm

    Mira Eddie, un Sambora que no oirás en los discos de Bon Jovi. Por ejemplo Slash nunca tocará a esas velocidades. Tiene esa mezcla de la que te hablaba.

    http://www.youtube.com/watch?v=LF8jHzZrv_s

  25. enero 10, 2012, 2:34 pm

    Muy bueno. No conocía esa faceta del tal Mr. Sambo… 😉

    En cuanto a la velocidad de Slash, sigo discrepando.. otra cosa es que no haya sido habitual dentro de su estilo:

    http://youtu.be/K1iUdsAjWlI

  26. enero 10, 2012, 2:44 pm

    Magnífico Slash, muy en la onda de Sambo tocando blues, de hecho han compartido montones de jam sesions. Pero es un guitarrista clásico, sus punteos más rápidos son en base a 3, 4 notas, a eso me refiero. Pero esas 3, 4 nota pfff de punta el pelito.

  27. enero 10, 2012, 2:45 pm

    El tema está tocado por los músico de Bon Jovi también el batería es Top. El de Sambo digo.

  28. enero 10, 2012, 3:14 pm

    El mejor guitarrista de la historia de la musica es Nick Kamen sin duda alguna.

  29. Percival
    enero 10, 2012, 6:35 pm

    Hey ho.
    No encuentro demasiada relación entre los GNR de Appettite y esas bandas que citas, Samb.
    El fenómeno Appetite fue brutal y especialmente expectativo en España por cuanto el grupo penetró por revistas y video antes que discográficamente -tardó en publicarse aquí, para Geffen debíamos ser como Ecuador-.
    Recuerdo ir a Gibraltar a ver si encontraba el disco y poder pegarme la vacilada. Qué sorpresa me llevé al descubrir que había ¡otro álbum!, el Lies, del que no tenía constancia (y menos aún la parroquia a la que lo presenté, como un Grial inesperado.
    Mi favorita de siempre, It's so Easy.

  30. enero 10, 2012, 6:47 pm

    ¿Con repecto a qué bandas te refieres? El fenómeno Guns tardó en explotar en todo el mundo, caso de España aparte.

    Tu prefe es la que menos me gusta jajaja.

  31. Percival
    enero 10, 2012, 7:02 pm

    WS, Leppard, Bon Jovi…

    Por cierto, fui muy fan de toda aquella movida angelina del sleaze. Tan fértil como efímera. Si puede parecer surrealista el actual espectáculo de GNR (en rigor Axl & mercenarios), qué decir de LA Guns: ¡dos formaciones diferentes girando y publicando con el mismo nombre!

  32. enero 10, 2012, 7:15 pm

    A ver si me explico, no es una comparativa en el sentido de incluirlos en un movimiento, si no de situar la escena del Hard Rock en aquel momento. Con Whitesnake sí tiene una evidente semejanza en cuanto que lanzan dos discos muy exitosos que son clásicos en un mismo género y estilos similares, incluso señalo algunos aspectos, como solos alargados y cambios de ritmo, y que como cualquiera sabe son dos obras de Hard Rock donde no se escatima el uso de la melodía…

    Con respecto a Def Leppard sólo señalo que sacan disco en el mismo año, un año que es histórico para los fans del Hard Rock, como el 1939 en el cine, por estos lanzamientos, y de paso me sirve de excusa para señalar la importancia de la melodía, eso tan odiado en algunos sectores y que Guns N' Roses han cultivado con fruición.

    Con respecto a los grupos de Hard más melódicos y el Glam etc. lo que pretendía decir es que el camino para el Hard Rock, para que se hiciera más accesible, llegara a más personas se abre con esa gente, es gente como Bon Jovi, Europe, y todos los que les siguieron los que meten en la MTV y similares el Rock duro, ayudando a grupos posteriores, en géneros y estilos DIFERENTES, algo que digo en el artículo, a que también lo logren cuando antes parecía terreno vedado.

    Esto es más o menos a lo que me refería, no pretendía meterlos en un mismo saco ya que GunS N' Roses tiene una personalidad propia y absoluta.

    ¿Qué grupos te gustan del movimiento de L.A?

  33. Percival
    enero 10, 2012, 7:33 pm

    Sea Hags (sobre todos), Bang Tango,Faster Pussycat, los susocidhos LA Guns (Hollywood Vampires mi favorito, cuando ya había pasado elfenómeno, Salty Dog, Circus of Power…

  34. enero 10, 2012, 7:39 pm

    Yeahhh, muy, muy bien

  35. enero 11, 2012, 2:15 pm

    Genial artículo e interesantísimo de bate… un 10.

  36. enero 11, 2012, 2:17 pm

    Muchas gracias Taillon, con Eddie da gusto siempre.

  37. Francis
    mayo 08, 2012, 11:03 am

    Para mi hay un antes y un después de Izzy Stradlin.

  38. mayo 08, 2012, 11:08 am

    Sí Francis, creo que hay muchos adeptos a esa teoría.

  39. agosto 16, 2012, 8:02 pm

    Magnifica entrada y te lo digo cómo gran fan de Guns N' Roses! Para mi, 'Appetitte for destruction' es una obra maestra del Hard Rock, uno de los mejores álbumes debut de una banda. Todas las canciones me chiflan, puede que algunas un poco más que otras, pero es un disco al que no le pongo ningún pero. Un disco lleno de energía, de fuerza y de carácter. Puede que la versión de "You're crazy" que hicieron en "Lies" me guste un poco más que la de "Apettitte", no sé, tiene como un rollo distinto jaja. De acuerdo con lo de las melodías, tanto en las canciones de Appettite como en otros temazos, como "Estranged". Cómo creo que una reunión esta bastante lejos, he visto a cada uno por su lado. Por una parte a Axl y por otra a Slash con Miles Kennedy. Y puede que haya discrepancias entre ellos, que se odien a muerte, pero en el concierto lo que predomina es su música,y es brutal. Terminar un concierto con "Paradise City"… es insuperable.

    🙂

  40. agosto 16, 2012, 8:24 pm

    Muchas gracias Naiara, y más si viene de una fan de los Guns. Es una obra maestra y como dices uno de los mejores debuts, sino el mejor.

    Es muy difícil que vuelvan. Por separado la cosa no funciona pero juntos, con esa guerra entre ambos, lograban magia jajaja.

    Un abrazo.

  41. marzo 23, 2013, 6:12 pm

    Yo no se lo que la gente entiende x virtuosismo pero si se le sacan pegas al appetite for destruccion pues no se.Aqui no se trataba de virtuosismo sino de fuerza estilo imagen y ya parte de la leyenda.Mas virtuoso que eso dificil.Saludos.

    • marzo 23, 2013, 6:20 pm

      La palabra virtuosismo está referida a la habilidad de Slash con la guitarra, como creo que se puede leer fácilmente. Un saludo.

  42. Anónimo
    febrero 26, 2014, 2:16 pm

    Muy buen comentario y muy detallado! Pero he echado de menos algunos matices. Es cierto que Axl tiene voz gatuna, pero he echado en falta que se mencione los acojonantes tonos a los que llega en prácticamente todas las canciones. Desde mi punto de vista no lo considero para nada un cantante limitado, puesto que alcanza tanto tonos agudísimos como tonos muy graves. Para mí es una de las voces más brutales que ha dado el Rock y el Metal. Sí que he visto bastante detallada la labor de Slash en el disco pero no tanto la de Axl, y creo que es tan importante como la de Slash por no decir más todavía, puesto que considero que es lo que le da la personalidad definitiva al grupo y creo que hay que reconocer que da muchos momentos absolutamente brillantes.

    En fin, soy un auténtico apasionado de los Guns N' Roses, es mi banda favorita. Por eso también tengo que decir que no estoy para nada de acuerdo con Kufisto. Appetite For Destruction, algo de Lies y lo demás bazofia? Te has dignado a escuchar los gloriosos Use Your Illusion? Nadie a quien le guste la buena música puede decir que esos dos discos son malos. Que se alejen algo de la esencia del Appetite no quiere decir que sean malos ni mucho menos, de hecho lo que demuestra es que son capaces de componer gran variedad de melodías sin que parezca que suene todo a lo mismo. Y por cierto, son jodidamente buenos también y me da igual que no sean el Appetite.
    Y luego está lo de que Malmsteen es una mierda. Pero como se puede decir semejante tontería? Si no te gusta vale, pero no puedes decir que es una mierda, simplemente porque no es solo que no lo sea, sino que es uno de los mejores guitarristas de mundo. Sé un poco más respetuosa porque a parte de un par de comentarios despectivos no has aportado mucho más.

    En fin Mr. Sambo, me gusta mucho este blog como buen melómano y cinéfilo que soy. Te animarías a comentar los Use Your Illusion de los Guns?

    Saludos.

    • febrero 26, 2014, 3:49 pm

      Gracias Anónimo, estás en tu casa. Alegra ver a un gran fan de este gran grupo hablar de ellos con pasión.

      Por supuesto que nos lanzaremos con los USE YOUR ILLUSIONS :))

      Un saludo.

  43. julio 11, 2014, 3:53 pm

    Fan de los Guns y de Axl al 300%…..banda unica, canciones inolvidables, las baladas salvado alguna de tu idolatrado Bon Jovi las mejores,los bajos brutales…
    Entrada de 10 para una banda de 100

    • julio 12, 2014, 12:21 pm

      Me alegra que te gustara! Una gran banda, lástima lo poco que dieron, pero siempre disfurtaremos de sus discos.

Leave a reply