GOTTHARD: Human Zoo (2003)

GOTTHARD: Human Zoo (2003)
El 5 de Octubre de 2010 moría uno de los mejores vocalistas del Hard Rock actual. Steve Lee. Un absurdo accidente nos privó del líder de la banda más en forma en su estilo y que han hecho algunos de los mejores discos jamás oídos dentro del Hard Melódico. Principal compositor, junto al guitarrista Leo Leoni, era el alma indiscutible de una banda que ahora no se sabe bien hacia donde tirará.
Human Zoo, sin ser su mejor disco, es una obra excepcional e indiscutible que forma parte de la segunda época del grupo, un grupo que no ha parado de evolucionar. Es su sexto disco, que sigue apostando por la melodía tras el éxito de sus anteriores obras. “Open” (1999) y sobre todo “Homerun” (2001). La gran mayoría de sus trabajos han sido número 1 indiscutible en su país, que por otro lado está a años luz en gusto musical del nuestro. Estos suizos comenzaron en 1992 con su trabajo “Gotthard”, un disco de Hard Rock clásico de fuerte influencia en Whitesnake, Deep Purple o Led Zeppelin y donde destacaba la contundencia y fuerza del grupo y la voz de Lee, que recordaba a un Coverdale en sus mejores momentos. Estas influencias, que nunca abandonarán del todo, se mantendrían de forma preeminente en su segundo trabajo “Dial Hard” (1994) y en “G” (1996), con el que ya empiezan a incluir más decididamente su gusto por las melodías. “G” sería su mejor trabajo hasta esa fecha. Las influencias de los Zeppelin o los Purple o los Whitesnake se pueden comprobar en toda su discografía y en sus covers en directo, además de algunas versiones que han incluido en sus discos.
En 1999, 3 años después de su anterior lanzamiento, regresan con un disco muy distinto, manteniendo la autenticidad y sentimiento. “Open” es un disco mucho más lento, pausado con mucha presencia de las guitarras acústicas y que apuesta decididamente por temas melódicos y lentos, algo que parecía intuirse ya en “G”.
A partir de aquí se hace especialmente presente otra influencia, la de los Bon Jovi, y con “Homerun” (2001) cosecharán su mayor éxito, disco repleto de hits, canciones espléndidas, variado y con mucha melodía, temas que recuerdan a los de New Jersey sin perder la esencia del grupo.
Human Zoo” (2003) sigue esta misma línea marcada en el anterior disco, quizá algo menos comercial o conseguido pero de una calidad asombrosa, sobresaliente. Una mezcla de los Jovi, con Whitenake y los Zeppelin.
Produce Marc Tanner.
Human Zoo: Da inicio al disco de forma contundente, buenos riffs, uso adecuado del talk box, buenas estrofas y estribillo contundente y sencillo, buen tema para empezar aunque no sea de lo mejor del disco. Steve Lee pletórico como siempre. Gran trabajo en los riffs de Leoni, un guitarrista clásico que tiene en su fuerza su gran virtud, aparte de su talento compositivo.
What I like: Medio tiempo con acústicas y una eléctrica muy melódica que lleva el peso del tema, estribillo excepcional con un Steve Lee que es puro sentimiento hard-rockero. Tiene elementos arábigos, entre sus arreglos, muy efectivos y preciosistas. Es el tema que se eligió como single.
Have a Little faith: Suavísima balada que en voz de Steve Lee adquiere un sentimiento especial, es muy difícil que fallen en las baladas y con la voz de Lee la cosa es una auténtica gozada. Gotthard son grandísimos baladistas, y como las baladas rock… ninguna. Casi acústica en principio, tan solo con un piano acompañando y una lenta batería, llegamos a un solo de guitarra eléctrica, tranquilo pero efectivo, que cuando finaliza recupera la canción de forma magistral, ahora acompañada también por esa guitarra eléctrica. Preciosa pero las hay mejores en el disco incluso.
Top of the world: Con unos “hello, hello, hello” que se te graban en la cabeza comenzamos un temazo de hard melódico al puro estilo Bon Jovi, estribillo excelente, guitarras melódicas y el toque Whitesnake también presente. Por supuesto la intensidad, y Steve Lee en especial, van subiendo de forma exponencial para acabar con este pegadizo tema. Muy bueno.
Janie’s  not alone: Tema que está entre la balada y el medio tiempo y con esos toques acústicos y trabajos de violín, que recuerdan a la música británica añeja, transmite muy bien el tema de la pobreza en la infancia de la que habla, tristeza y melancolía. Buen tema pero no de los más comerciales, guitarra con efecto reverberante y Steve Lee acertando, como siempre, con el tono adecuado. El final donde los violines se hacen presentes de nuevo es precioso.
Still I belong to you: Nueva balada que empieza insinuante con una sensual guitarra, para poco después introducir un riff que va adquiriendo más presencia y desembocar en un precioso estribillo. La línea melódica de la guitarra es romántica y triste, una slide guitar. Steve Lee y su exquisita sensibilidad vocal hacen el resto. Un buen tema que se desvanece poco a poco con sutiles notas de guitarra y su slide.
One in a million: Temazo espectacular, pegadizo al máximo y que reventaría las listas de éxitos, muy sencillo y de gran pegada, rock melódico de clara influencia “jovica”. Tema alegre, adictivo y de estribillo ejemplar. Ideal para directos. Su sencillez en la voz de Lee entusiasma, dota a todos los temas de profundidad, de matices y de un sentimiento indudable.
No tomorrow: Tema contundente de ritmos pesados, aunque no se trata de un tema rockero, es oscuro con partes y estrofas lentas pero estribillo potente y solo de guitarra muy bueno y efectivo. Gran base rítmica y mucha atmósfera en un tema que rezuma autenticidad por todos lados, los Whitesnake más clásicos están presentes, así como la esencia blusera. El último minuto dejándose llevar como un atleta jadeante después de momentos de intensidad. Gran e inclasificable canción.
First time in a long time: Balada que se convierte en medio tiempo, una delicia, muy melódica, entusiasmará a todo fan del estilo más melódico del grupo, en estos temas Gotthard son sublimes, impecables. Un tema exquisito y un estribillo perfecto que conforme coge fuerza con el paso de los segundos es pura magia. La modulación de Steve Lee en el mencionado estribillo es maravillosa. Una delicatesen.
Where I belong: Con comienzo lento que asemeja una balada estalla en un estribillo de lo mejor del disco, absolutamente pegadizo en la onda de “One in a million”, aunque incluso mejor. Los Bon Jovi de nuevo cerca, otro temazo que podría ser éxito seguro en todas las radios, en las de allí, Suiza, lo son, aquí… Una vez más la voz de Lee y la mayor intensidad del final eleva el tema que es una auténtica golosina para los oídos.
Long way down: Contundente tema de guitarras pesadas en la línea de sus primeros discos, con Led Zeppelin o los Purple más presentes, el puente al estribillo es excepcional, el estribillo puro hard rock clásico. Whitesnake vuelve a inspirar también. Gran trabajo vocal de Lee. Solo de guitarra con slide y wa-wa mezclados.
What can I do: Se cierra el disco con esta balada absolutamente preciosa, un comienzo que asemeja a “When love and hate collide” de Def Leppard, pero de la que se aleja enseguida para adquirir sonidos bluseros. El trabajo de los coros es maravilloso y la sensibilidad de la voz de Lee te rinde sin contemplaciones, quizá la mejor balada del disco, cercana a las más densas de Bon Jovi o Whitesnake. Poco a poco la canción va subiendo sin parar, el estribillo cada vez con más fuerza y elementos, como detalles de guitarra e improvisaciones vocales, que se van añadiendo. El final recuerda con insistencia a esa obra de arte de los Jovi que es “I’ll be there for you” por los coros. Temazo perfecto y espectacular.
Un disco sobresaliente que se acerca a la excelencia…y eso que no es el mejor de los suyos.
Gotthard se han convertido por derecho propio en la mejor banda de Hard Rock de la actualidad, de Hard Rock melódico, uno de los géneros más difíciles, donde los discos perfectos son muy pocos. Ahora, sin Steve Lee, los que somos incondicionales de la banda, que esperábamos deseosos cada nueva entrega, estamos huérfanos de un talento excepcional. Siempre quedará su legado, legado reducido por una muerte absurda y desoladoramente temprana que impidió que futuras obras maestras siguieran engordándolo. Nos quedamos sin más discos de ellos, y sin el talento de Steve Lee. Desde aquí uno de los varios homenajes que les rendiré. Descanse en paz, Steve Lee.

 

sambo

There are 8 comments on this post
  1. Anónimo
    agosto 16, 2011, 1:07 pm

    Jooooo casi lloro!! mi Steve!!! Mil gracias por esta critica. Qué decir… es mi grupo favorito, tienen en su haber mi canción favorita, let it be, (del disco one team one spirit creo recordar)y era uno de los grupos que mas me han gustado en directo. Todavia recuerdo su ultimo concierto en Madrid, Steve me tiró un beso y todo…aisss. Increible ese what I like, que te incita a bailar la danza del vientre y todo jaja y ese Have a little faith, que era la canción favorita de Steve y con motivos mas que de sobra. La única canción que no me gusta de toda su discografia está en este disco, el janie´s not alone, no se muy bien porque pero esta cancion no me termina de entrar. Por lo demás, todas increibles. A dia de hoy todavia dan ganas de saltar en casa igual que en los conciertos saludando y gritando hello hello hello :) Esperemos que Steve esté bien allá donde esté y que su música gracias a tu blog, le llegue a todo el paneta. Saludos, Rikku.

  2. agosto 16, 2011, 4:30 pm

    Jejejeje, fue muy fuerte la verdad. Ojalá los conozcan y aprecien aún más si leen y oyen algo de ellos. Tú canción favorita es del disco "G", como el punto. Muchas gracias por tus palabras, un abrazo.

  3. agosto 18, 2011, 1:16 pm

    Precioso homenaje a Steve Lee, felicidades. El disco, para mi, es muy completo, me encanta. Mis preferidas son What I like, One in a million y por supuesto la balada Have a little faith, sobre todo por su letra. Espero que este Human Zoo no sea el último disco que nos analices de esta maravillosa banda, sobre todo porque, aunque pueda sonar un poco egoísta…that´s what I like

  4. agosto 18, 2011, 8:43 pm

    Más fans, yeahhh. Me alegro de que te haya gustado, y sí habrá más, por supuesto, de todos a ser posible, poco a poco.

  5. enero 10, 2013, 7:13 pm

    Hola!! Recuerdo cuando salió Human Zoo. Les seguía desde Open, y tanto éste como Homerun me habían robado el corazón. La primera época de la banda me gustaba, pero creo que la madurez alcanzada de Open en adelante es cuando la banda saca lo mejor de sí misma (ojo, tienen auténticos temazos antes). Considero que "What I Like" era un single realmente distinto, y cojonudo.

    En su reciente gira tuve la oportunidad de entrevistar a Marc Lynn, el bajista, y es curioso que me respondiese que ésta época la considera como "un hijo feo", le quiere pero sabe que no es lo mejor. En fin, a mi me encanta. Podéis ver la entrevista en mi web, si os apetece.

    Genial página, coincido plenamente con muchas de las entradas. Sigo leyendo, un abrazo!!

    Dani.

  6. enero 10, 2013, 7:27 pm

    Pues estoy contigo Dani, tengo esta época por mi preferida y al LIPSERVICE como un TOP del género de todos los tiempos. Me gustaría que dejaras la página para leerla.

    Un abrazo y muchas gracias por tus palabras. Estás en tu casa.

  7. enero 10, 2013, 7:47 pm

    Podéis acceder a mi página y a las entrevistas en http://www.diasderock.com (o clickando en mi nombre aquí en el post)

  8. enero 10, 2013, 9:07 pm

    Perfecto, muchas gracias.

Leave a reply