‘GARBANCITO DE LA MANCHA’, RECUPERADA EN SU COLOR ORIGINAL

‘GARBANCITO DE LA MANCHA’, RECUPERADA EN SU COLOR ORIGINAL

CINE

 

 

 

 

 

 

 

En la época de las todopoderosas Disney o Pixar, tenemos que estar orgullosos de algo que quizá no es tan conocido como debería en cuanto a animación: Filmoteca Española ha adquirido varios rollos de ‘Garbancito de la Mancha’ (1945), de José María Blay, el primer largometraje de dibujos animados hecho en España y el primero en color de Europa.

Copia original hecha con el sistema de color Dufay. En él se puede apreciar la trama de los tres colores primarios.

El sistema de color original, el británico Dufay Chrome, fue desarrollado por Louis Dufay en 1908, con el que se obtenían imágenes en color incorporando los filtros de los colores fundamentales a la propia película: rojo, azul y verde. El filtro estaba constituido por una malla donde se distribuían reticularmente de forma regular y en líneas muy finas los tres colores. El resultado era una imagen en color por adición que se impresionaba en la emulsión de halogenuro de plata fotosensible. El sistema sólo se utilizó en los laboratorios Dufay de Londres y no logró generalizarse, entre otras razones porque la retícula absorbía dos tercios de la iluminación en la proyección.

Hasta la fecha, en España sólo se conservaba un fotograma en el sistema original en la Filmoteca de Catalunya; el British Film Institute de Londres conserva otros dos rollos en 35mm de los diez que compusieron originalmente la película.

Ahora, Filmoteca Española ha adquirido ocho de los diez rollos originales, distintos a los de Londres, poseyendo así la copia de proyección Dufay Chrome más completa que existe.

Los rollos fueron localizados en Nueva York en 2018 por un coleccionista privado, David Bull. Tal como comentaba el director de la Filmoteca Nacional, Josetxo Cerdán, en una entrevista para Radio 3, “el coleccionista los adquirió en una subasta de los contenidos de almacenes, algo muy popular en Estados Unidos, y se dio cuenta de la importancia del material. Tal como nos comentaba, fue consciente de que era para nosotros como ‘Blancanieves’, la primera película animada de Estados Unidos y, consciente de su interés para el patrimonio cinematográfico español, intentó localizar alguna institución estadounidense que se hiciese cargo de la buena conservación del material; en 2019 contactó con el Centro de Conservación y Restauración de Filmoteca Española, que enseguida le puso en contacto con Cineric, un centro de preservación y restauración de películas situado en Nueva York. Se escanearon los materiales y (debido a la pandemia y las limitaciones de los vuelos) se está a la espera de que lleguen los originales“.

Poco después de localizar los primeros rollos, Bull encontró otros materiales complementarios de ‘Garbancito de la Mancha’ en una tienda de antigüedades: versiones en blanco y negro o en color, de diferentes técnicas y formatos. Tras comprobar la buena conservación de los materiales en sus primeros reconocimientos y su digitalización a 4K, Filmoteca Española plantea ahora una restauración que pueda recuperar unos colores y unas texturas que llevaban 60 años perdidos. En palabras de Marián del Egido, directora del Centro de Conservación y Restauración de Filmoteca, “estos materiales contribuyen a completar la historia de la película muchos años después de su estreno, a ilustrar el interés que suscitó, su vida y su evolución”.

‘Garbancito de la Mancha’ es una adaptación del cuento homónimo escrito por Julián Pemartín, con música de Jacinto Guerrero. Con una trama no exenta de ecos quijotescos (presentes en el título), cuenta la historia de Garbancito, un niño huérfano que vive en un pueblo sometido continuamente por tres chicos: Manazas, Pelanas y Pajarón. Un día, se anuncia la llegada del gigante Caramanca, que devora a los niños crudos, y secuestra a dos amigos de Garbancito: a Kiriqui y a Chirili. Para rescatar a sus amigos, Garbancito contará con la ayuda de su cabrita Peregrina, de una espada y del poder que le concede el Hada Madrina. Con esta capacidad, Garbancito podrá convertirse en garbanzo siempre que lo desee.

Con 85 minutos de duración, fue realizada en Barcelona por Balet y Blay, la primera productora en Europa que se adentraba en el campo del largometraje de animación, creada por Ramon Balet y el distribuidor José María Blay; éste último ya tenía experiencia en el mundo de la distribución cinematográfica y decidió entrar en el de la animación cuando el realizador valenciano Artur Moreno le visitó para enseñarle su primer cortometraje: ‘El capitán tormentoso’. Blay entendió que, por el hecho de producir un largometraje de animación, se le concederían más permisos de importación de filmes extranjeros. Balet y Blay crearon unos grandes estudios en el barrio de Vallcarca de Barcelona y contrataron animadores, como Armand Tosquellas o el mismo Moreno, y principiantes, como Pepita Pardell o Rosa Galcerán, para formar la plantilla.

Pero la producción resultó complicada: España se hallaba en plena posguerra, Europa estaba en pleno conflicto (Segunda Guerra Mundial), hubo que importar celuloide desde Suiza y la posterior exportación para el revelado. En Radio 3 se escuchaba un corte de voz del autor de la cinta: “quisimos demostrar que nosotros también éramos capaces de llevar a cabo animación para el cine, aunque nos costó sacarlo adelante, ya que aún no existían laboratorios de color, ni mesas de montaje“.

‘Garbancito de la Mancha’ fue estrenada en 1945, obteniendo un gran éxito en la España de la época. La película, con una temática muy cercana a la ideología del régimen, fue apoyada y recompensada al ser declarada de Interés Nacional y recibir el Premio del Sindicato Español del Espectáculo.

Las subvenciones no son cosa de ahora…

 

 

 

MenudaReina

Leave a reply