ÉRASE UNA VEZ EN… HOLLYWOOD (2019) -Última Parte-

ÉRASE UNA VEZ EN… HOLLYWOOD (2019) -Última Parte-

QUENTIN TARANTINO

 

 

 

5/5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias

Son cientos de referencias cinéfilas, musicales y de aquella época seducida por el cine y la televisión las que se pueden encontrar en la película. Muchas las traigo aquí, otras muchas seguro se han pasado por alto y otras tantas serán en exceso locales o particulares para captarlas.

La mayoría, si no todas, son referidas a obras, géneros, títulos, estilos, que encantan a Tarantino, al que simplemente le apasiona el cine, sin límites. Citaremos muchas, más allá de las innumerables referencias al Spaghetti Western o los thrillers italianos de la época en genérico.

Ir a Roma a protagonizar películas no parece un destino peor que la muerte, como tú dices que es”.

¡Vamos! ¿Has visto alguna vez un Western italoamericano? Son un espanto. Una puñetera farsa”.

A nadie le gustan los Spaghetti Westerns”.

 

 

DiCaprio interpreta a Rick Dalton, creación tarantiniana, pero inspirada en actores reales. Su personaje icónico es Jack Cahill, famoso por la serie Western Bounty Law, de la NBC. Tarantino ha tomado varios referentes para su creación: Ty Hardin, protagonista de una serie llamada “Bronco”, que luego pasó a realizar Spaghetti Westerns, y Tab Hunter.

 

 

 

Con él tenemos referencias falsas de películas inventadas: “Tanner”, “Los 14 puños de McCluskey”; “Hell-Fire Texas” de Phil Karlson y protagonizada por Glenn Ford y el propio Dalton; “Nebraska Jim” de Sergio Corbucci; “Mátame rápido, Ringo, dijo el gringo”, con Joseph Cotten, de Calvin Jackson Padget, pseudónimo de Giorgio Ferroni (Ferroni, efectivamente, fue director de Spaghettis); “Sangre roja, piel roja”, de Joaquín Romero Marchent, homenaje al spaghetti rodado en España, en Almería, con Telly Savalas en el reparto, sobre la novela de Floyd Ray Wilson (“El único indio bueno es el indio muerto”); “Operazione Dyn-o-mite”, de Antonio Margheriti, es en clave de thriller tipo Bond… Todas inventadas, pero con actores o directores reales en sus ficticios carteles.

Es el segundo mejor director de Spaghetti Westerns del mundo”.

 

 

Comanche Uprising” (Sergio Corbucci, 1966), con Charles Bronson, del cual vemos el póster frente al coche cuando aparcan y en el interior de la casa, revisión del de “Navajo Joe”, protagonizada por Burt Reynolds.

El memorable momento, que ha dado para uno de mis gifs favoritos, donde DiCaprio sale bailando con unas muchachas (la mejor parte está cortada, es la que ha dado para los gifs, pero se verá en la versión extendida con seguridad. También saldrán, seguramente, las apariciones de Tim Roth y James Marsden que quedaron fuera, entre otras muchas cosas), corresponde a un programa televisivo que, efectivamente, existió. “Hullabaloo”, de la NBC. Una de las bailarinas que aparecen con él, interpretaría el rol de Lada St. Edmund, que terminó convirtiéndose en la doble mejor pagada de la historia.

 

 

 

Cliff Booth también tiene sus referentes. Hal Needham parece el principal, que era el mejor amigo y doble de Burt Reynolds (vivieron cinco años juntos, pero supongo que eso no despertaría rumores de homosexualidad como en otros casos), el cual iba a participar en esta película, pero su repentina muerte lo impidió. Incluso la supuesta muerte de su mujer tendría paralelismos con la de Natalie Wood.

 

 

Es obvio, que el título del film remite a la trilogía americana de Leone con ese “Érase una vez…”, que además remite al cuento. Polanski, que es el vecino de Rick; “La semilla del diablo” (1968). “La Mujer de cemento” (Gordon Douglas, 1968), con Frank Sinatra y Rachel Welch; “Un maravilloso veneno” (Noel Black, 1968), con Anthony Perkins; “Three in the attic” (Richard Wilson, 1968); Steve McQueen, que nos contará la historia de Polanski, Tate y Sebring; Sam Wanamaker, el director de la serie que vemos rodar a Rick Dalton; “Tora! Tora! Tora!” (Richard Fleischer, Kinji Fukasaku y Toshio Masuda, 1970); Andrew McLaglen como director de caras producciones, aunque también hizo mucha televisión; “No hagas olas” (Alexander MacKendrick, 1967), con Tony Curtis, Claudia Cardinale y la propia Sharon Tate; Walt Disney; “Péndulo” (George Schaefer, 1969), con George Peppard; “La mansión de los siete placeres” (Phil Karlson, 1969), con Dean Martin, Elke Sommer y, por supuesto, Sharon Tate, que va a verse en la película y para la que, efectivamente, se preparó junto a Bruce Lee; “La gran evasión” (John Sturges, 1963), donde DiCaprio ocupa el papel de McQueen, al ser tanteado para el trabajo junto a George Chakiris, George Peppard y George Maharis… “Tres lanceros bengalíes” (Henry Hathaway, 1935) no es una referencia literal del film, pero me vino a la cabeza en un diálogo de la película entre DiCaprio y Luke Perry. “Funny Girl” (William Wyler, 1968); “El Oro de MacKenna” (J. Lee Thompson, 1969); “Estación Polar Cebra” (John Sturges, 1968); “El Sargento” (John Flynn, 1968); “La noche del escándalo Minsky’s» (William Friedkin, 1968); “Las Vegas, 500 Millones” (Antonio Isasi-Isasmendi, 1968), en otro homenaje al cine español; “Krakatoa, al este de Java” (Bernard L. Kowalski, 1969); “El potro de Oro” (William Witney, 1949); “2001: Una odisea del espacio» (Stanley Kubrick, 1968); Dennis Hooper, “Romeo & Juliet”…

 

 

Algo más… hippiesco.

¿Quieres que parezca un hippie?

Quizá menos hippie y más… ángel del infierno.

Mono, bajito, con talento y aspecto de crío de 12 años”. “Yo nunca tuve opción”.

El valle de las muñecas” (Mark Robson, 1967), en la que también participó Tate. “Bob, Carol, Ted y Alice” (Paul Mazursky, 1969); «Salario para Matar” (Sergio Corbucci, 1968)… “Tess, la de los d’Urberville”, de Thomas Hardy, con Tate comprándolo para su marido, Roman Polanski, que hará una adaptación cinematográfica en 1979. Vemos un Halcón Maltés en la librería también.

 

 

Tarzán”, la serie de Ron Ely; la serie “Lancer”; la serie “Tierra de Gigantes”; la serie “El avispón verde”, que protagoniza Bruce Lee; el show televisivo de “Bingo Martin”; la serie “F.B.I”; Robert Conrad como actor, la serie “Mannix”, la serie “El agente de CIPOL”, “Batman y Robin”, “Combate”; «Bonanza«… “Jigsaw Jane”, en un cartel sobre la televisión de Rick; “Te quiero Lucy”…

Igual estoy a una fiesta de protagonizar la nueva película de Polanski”.

Bruce Lee, al que se deja regular, un poco prepotente y engreído, y al que Tarantino le da una lección de humildad en un duelo de chulitos, de gallitos… Será un empate, más o menos, entre Cliff y Bruce, pero con los golpes del primero más contundentes…

 

 

Eres muy guapo para ser especialista.

Eso me dicen.

Si matas a alguien sin querer en una pelea vas a la cárcel. Es homicidio involuntario. Esa chorrada de las armas mortales sólo es una excusa para que los bailarines no tengáis que pelear”.

James Stacy, el protagonista junto al que Rick Dalton hace de villano, fue también una conocida estrella televisiva, sobre todo gracias a “Lancer”, precisamente la serie que se recrea. Si os dais cuenta, Tarantino, en un momento dado, lo retrata subiendo a su moto… Poco después de los sucesos con la “Familia Manson”, tuvo un accidente de moto en el que falleció su novia y él perdió un brazo y su pie izquierdo…

 

 

Luke Perry interpretaría a Wayne Maunder que, efectivamente, participó en “Lancer” y también en la serie “Custer”.

Marvin Schwarzs, al que interpreta Al Pacino, se inspiraría en Marvin Schwartz (se bromea con el nombre). Fue un conocido representante de estrellas en los 60 y 70. Por ejemplo de Burt Reynolds, Kirk Douglas, Rock Hudson

 

 

Lo concerniente a George Spahn y su rancho donde se rodaban Westerns y acogió a los hippies de Manson, también es real.

El personaje que interpreta Margaret Qualley, esa hippie que atrae la mirada de Brad Pitt, estaría inspirada en varias personas. Se comenta que especialmente Kathryn Lutesinger, ya que su apodo era Kitty Cat.

 

 

Esas canciones oportunas. «Mrs. Robinson» con la mirada de Pitt a esa atractiva y joven hippie. Sería Míster Robinson, en este caso. O Míster Booth. “I’ll never say never to always” es el tema que cantan las chicas de Manson en su presentación, compuesta por el propio Manson.

Hush” de Deep Purple para los Polanski de camino a la mansión Playboy. También de los Purple suena «Kentucky Woman”. “California Dreaming”, de The Mamas and the Papas (versión de José Feliciano) suena en el film, en un atardecer vinculador, además de tener otras referencias al grupo, como la aparición de Cass Elliot y Michelle Phillips en la mansión Playboy. Los Bravos y su “Bring a Little Loving» con Pitt en el coche, y el “Brother Love’s Travelling Salvation Show” de Neil Diamond en su tercer encuentro, y definitivo, con la hippie. “Good thing” y “Hungry” de Paul Revere and the Raiders con Sharon y Jay Sebring disfrutando ante la llegada de Charles Manson. “The circle game” de Buffy Sainte Marie con Sharon Tate recogiendo autoestopistas. La magnífica “Out of time” de Rolling Stones sirve de fondo a ese montaje paralelo con los protagonistas tras los seis meses de elipsis. “You keep me hangin’ on” de Vanilla Fudge es el tema que enmarca la entrada de la familia Manson en la casa de Rick al final del film. También hay temas de Simon & Garfunkel, Detroit Wheels… todos ellos con un sentido calculado y un tono adecuado.

La fiesta en la mansión Playboy; Jay Sebring, el peluquero amigo de Sharon Tate y Roman Polanski; Michelle Phillips, cantante, compositora y actriz, componente de Mama and the Papas; Jim Morrison

 

 

Aparecen las hijas de Uma Thurman y Ethan Hawke, de Bruce Willis y de Kevin Smith: Maya Hawke, Rumer Willis y Harley Quinn Smith.

 

 

Lo gracioso es que también podemos leer autoreferencias tarantinianas en la película. Desde “Malditos Bastardos” (2009), con esa historia ficcionada basada en hechos reales que se manipulan a esa escena de los “Los 14 puños de McCluskey” quemando con un lanzallamas a desaprensivos nazis, como ocurría en el clímax de la citada película (nazis quemados). Queda claro que a Tarantino le pirra matar nazis en sus pelis.

Rick: ¿Puedes hacer algo con el calor?

Técnico: Rick… es un lanzallamas.

O ese tono nostálgico más obvio, que ha emparentado a esta con “Jackie Brown” (1997), o ese bailecito de Margot Robbie, que nos recuerda a “Pulp Fiction” (1994)…

Esos cambios y juegos con texturas también son muy tarantinianas. Ya hizo claros guiños en “Death Proof” (2007). Lo vemos en ese programa cinematográfico donde entrevistan a Cliff y Rick, en esos flashes y recreaciones de películas en los que ha participado Rick

 

 

No me lo pareció en absoluto en el visionado. Jamás lo hubiera sostenido tras él. Me pareció una cinta notable, en absoluto ese aburrimiento intrascendente que algunos han visto, pero ni mucho menos la genialidad de una obra maestra que sostenían otros. Tras el análisis la cosa ha cambiado. Me encanta cuando pasa.

Es la cinta, de las nominadas, más conseguida respecto a sus propósitos y concepto. Era brillante en su plasmación de una época, en su mirada nostálgica y como carta de amor al cine, pero había mucho más, esa mala leche soterrada de un director que se convirtió en el gran referente del cine de los 90. Seguramente la película más redonda de las nominadas, aunque desconcierte a unos, aburra a otros y decepcionara a más.

 

 

 

Lee aquí la 1ª Parte del análisis.

Lee aquí la 2ª parte del análisis.

sambo

Leave a reply