DICKENS, «HISTORIA DE DOS CIUDADES» Y LOST

DICKENS, «HISTORIA DE DOS CIUDADES» Y LOST
Charles Dickens en uno de los más grandes escritores de la literatura universal, su prosa es envolvente, adictiva, profunda, barroca, fluye de forma armónica, como en todos los grandes, claro. Ironía y fino humor victoriano, crítica fundada, complejidad en todo lo que contaba y desarrollaba. Un indiscutible, mejor, un indiscutible discutido, ya que algunos escritores amigos criticaron defectos como el sentimentalismo o que algunas tramas resultaban algo inverosímiles. Dickens seduce, embauca, no tanto por lo que cuenta sino por cómo lo cuenta. No hace falta recordar lo que ocurre cuando alguien intenta imitarlo ¿verdad Frank McCourt? John Irving, Anne Rice, Tom Wolfe… lo tienen como influencia imprescindible. No hay simplicidad en nada, ni en fondo ni en forma, un estilo elaboradísimo de construcción dramática, literaria y gramática ejemplar. Grandísimo constructor de ambientes sórdidos y de personajes inolvidables. En Dickens todo es extremo, visceral, una visceralidad en los contrastes que contrasta, valga la redundancia, con su exquisito estilo, un estilo único.
Además de la punzante crítica social otros temas característicos de Dickens han sido siempre los conflictos familiares, protagonistas en familias disfuncionales, la redención… Todos estos temas son piedra fundamental de esa serie inabarcable que es “Lost”. En “Perdidos” la gran mayoría de los personajes tienen conflictos familiares, paterno-filiales, sobre todo, entre hermanos… y todos ellos, por el mismo planteamiento de la serie, forman una especie de familia disfuncional, una familia donde cada miembro buscará una redención o paz que expíe sus males y su sentimiento de culpa. Estas circunstancias y temas que unen a Dickens con “Lost” pueden ser consideradas superfluas o poco significativas tanto en cuanto estos aspectos podemos encontrarlos en muchas otras películas u obras, ya sean literarias, de teatro… pero la cosa se hace mucho más significativa si cogemos una de las obras concretas del genio inglés. “Historia de dos ciudades”.
Este libro de Dickens no es el mejor de su autor ni mucho menos. Esa fuerza que tienen las obras de Dickens, con sus tramas enrevesadas que se van descubriendo poco a poco y esos personajes antológicos, aquí aparece algo difuminada, sobre todo en lo que concierne a los personajes. “Historia de dos ciudades” se pierde en ocasiones en rememoraciones oníricas y no se acaba de centrar en un personaje con el que el lector se identifique de manera definitiva. Los hay buenos, esa familia inglesa, pero no tienen el carisma suficiente, no se les dedica el tiempo adecuado perdiéndose la trama en ocasiones en el submundo de la preparación de la revolución, que por otra parte es uno de los mayores aciertos de la novela, aunque parezca paradójico. Una revolución retratada como algo tenso, enrarecido, sucio, violento, depravado y despiadado.
El personaje de Sidney, que es el más interesante, un ángel caído que se redime, no acaba de atraer la atención del autor de manera concluyente hasta la segunda parte de la novela, estas situaciones limitan la identificación y afinidad del lector con esta obra, excepcional, pero como digo, lejos de ser de las mejores de su autor.
Su visión de la Revolución francesa no puede ser más sorprendente, si bien históricamente ensalzada, Dickens no tiene problemas en mostrarse crítico y distante con la misma, condenándola incluso. Visión, la de Dickens, que comparto.
Centrándonos en la relación que esta novela tiene con la magnífica serie “Lost” debemos empezar por recordar que el primer capítulo de la tercera temporada de la serie se llama, precisamente, “Historia de dos ciudades”. Esto de entrada ya da jerarquía y credibilidad a la relación de ambas obras, y conforme se avance en detalles y aspectos en común se hará evidente la relación e influencia de la obra de Dickens es esta serie que alberga múltiples influencias literarias y de todo tipo, que es una amalgama cultural, referencial, étnica incluso, como bien quedó ejemplificado en la penúltima escena de la serie con esa iglesia que rinde culto a toda religión existente.
Siguiendo con las relaciones entra novela y serie, por orden según el libro mencionaremos:-En el capítulo tercero de la novela Dickens escribe: «Que hecho tan maravilloso, y digno de reflexionar, es que cada uno de los seres humanos constituya un profundo secreto para los demás«. Esta frase, que en un principio no tendría por qué remitir a una serie como “Lost”, cuando analizas las obras en su totalidad daría sentido a la vertebración de la serie en lo que a los personajes se refiere, así como justificaría su estructura en flashbacks. Esa forma de ir descubriéndose unos a otros, poco a poco, absolutos desconocidos que se van mostrando, personajes que son secretos para el resto y que poco a poco, mediante el conocimiento y la interrelación, irán dejando de serlo.

-En los capítulos “CENTENARES DE PERSONAS” y “ECO DE PASOS”, se hace referencia a las curiosas cualidades acústicas de una esquina de la casa de los protagonistas, en ella se oyen ecos de pasos pero no se ve a nadie llegar, las personas que provocan dichos pasos pueden aparecer mucho tiempo después. Esto no es raro que recuerde a los bucles temporales lostianos, o a lo que sucede con el lanzamiento de comida en la serie de J.J. Abrams. Además la protagonista al sentarse en esa esquina y oír los pasos evoca situaciones del pasado y del futuro. Curioso ¿verdad?

-Uno de los protagonistas, Sidney, que es una especie de ángel caído, una persona brillante pero que cree que se ha echado a perder y no tiene solución, se redimirá haciendo un sacrificio personal. Mientras reflexiona sobre ello, repite esta frase de la biblia una y otra vez. «Yo soy la resurrección y la vida; aquel que cree en Mí, aunque haya muerto vivirá; y el que vive y cree en Mí, no morirá jamás«… Creo que no es difícil ver paralelismos con el final de la serie. Esta frase Sidney la oye por primera vez a un cura sobre la tumba de su padre. Más significativo aún.

-El marido de la protagonista cree que va a morir guillotinado, cuando se lo llevan a la cárcel le dice esta frase a su esposa. “¡Adiós, querida alma mía! Con mi despedida y con mi amor recibe mi bendición. Ya volveremos a encontrarnos, en donde podremos descansar de nuestras fatigas«. ¿No os recuerda eso a algún lugar en concreto del final?

-En este mismo sentido cuando Sidney se dirige a la guillotina, le acompaña una chica que se acuerda de su hermana a la que hace tiempo que no ve y que no sabe que va a morir. Esta chica le pregunta a nuestro personaje «¿Cree que me parecerá muy largo el tiempo mientras espero a mi hermana en esa tierra mejor, que confío nos acoja piadosamente tanto a ti como a mí
La contestación de Sidney a la chica:»No te parecerá largo, hija mía, porque allí no hay tiempo ni desdicha ninguna«.

Esa referencia a la inexistencia del tiempo es exacta a la que escucha Jack de labios de su padre en la penúltima escena de “Lost”.

-Pero lo definitivo llega al final. Sidney, un momento antes de ser guillotinado, sacrificando su vida por sus amigos, era, según la gente que veía el “espectáculo”, el rostro más tranquilo que habían visto jamás enfrentándose a la guillotina, un aspecto sublime y PROFÉTICO. Justo antes de morir Sidney tiene unas visiones proféticas, en ellas ve como sus amigos son felices y lo describe. Ve a los que se confabularon contra él y sus amigos, los ve muriendo en la guillotina, ve en el interior de sus corazones, una vez han muerto incluso, en ese futuro evocado, y dice que el descanso que va a lograr es mucho más agradable que todo lo que conoció anteriormente cuando ve a los herederos de los amigos que salvó, siguiendo el camino que él no pudo seguir y siendo recordado por ellos.

Como curiosidad añadida diré que el número que le corresponde al protagonista en la guillotina es el 23, uno de los números de “Lost”.
Supongo que los más avispados seguidores de “Lost” que haya llegado hasta aquí se habrán percatado del que el nombre del protagonista, Sidney, es el de la ciudad que tan importante es en la serie.
Estos ejemplos no tienen ánimo de ser exhaustivos, pero sí de dejar constancia de la relación de estas dos grandes obras tan alejadas en el tiempo.
Lost” es una serie con multitud de referentes, pero este es realmente brillante y significativo.

 

sambo

There are 15 comments on this post
  1. El lector de autores victorianos autorizado por la Royal Academy in the Field
    octubre 19, 2011, 9:49 am

    Buena relación, ni la había pensado, eres un crack, jodío.
    Por cierto, Dickens, el puto amo, el rey de la novela inglesa, que es decir muchiiiisimo, y más teniendo a las Brönte, a Stevenson, a Doyle, a Swift,….
    Has cometido un tremendo sacrilegio, y tengo que decírtelo y arrastrarte de las gónadas por los cebadales, cacho jodío:
    Cuando leo a Dickens no me recuerda a Lost, hay que joderse, es al revés, cuando veo Lost es cuando me recuerda a Dickens.
    Por cierto, inolvidable, por cruel, salvaje y deshumanizada la escena del atropello por parte del ricachón que va a tomar su chocolate. Tremendo.
    Dickens es durísimo, impresiona lo dura que era la vida entontes, sin concesiones. David Coperffield da buena cuenta de ello.
    Y barroco…yo creo que no es precisamente lo que mejor define su estilo. Es directo, sin caer en el minimalismo, pero no es el típico victoriano que describe hasta el aburrimiento, él se centra en los caracteres humanos, sus perfiles psicológicos sólo los roza Conan Doyle a mi entender, quicir.
    Y Lost, pues bueno, peazo serie, pero alargada hasta la extenuación. En vez 39 temporadas y 1039 capítulos, un 2 ó 3 temporadas y 20 episodios hubiese sido suficiente. Al final le pusieron tanta ciencia ficción al asunto que sólo faltaba la cría del exhorcista cogida de la mano de Freddy Kruger, que se llevaba a los protas en un anillo espacio temporal a Vulcano, donde estaba el orejas del Spock como científico loco jugando al Jumanji con Terminator.

  2. octubre 19, 2011, 10:09 am

    Tiene usted razón, es leyendo a Dickens cuando se recuerda a Lost, por ello inicio la entrada con él, para ir centrándome posteriormente en la serie. La frase en cuestión es más desde el punto de vista de la gente que tiene la desgracia de no haber leído a Dickens jajaja.

    Sí encuentro un estilo barroco en Dickens en el sentido de su elaboración, es decir no es Chandler, su prosa es cuidadísima y detallada, no porque se extienda en descripciones, sino por la belleza de la misma, no sé si me explico. Lo que comentas del análisis de personajes es totalmente cierto. Un genio, un maestro.

    Con respecto a LOST, totalmente de acuerdo, sobran 2 temporadas por lo menos, se perdieron por dar más carnaza al éxito y con rollos y triángulos amorosos absurdos, pero una gran serie en su esencia y puntos fuertes. También acertado, como de costumbre, en lo que comentas del abuso de la ciencia ficción, uno de los puntos que me encantó de la primera temporada fue la ambigüedad con el género, no se sabía bien por donde tiraba, una primera temporada que está ene le TOP de la historia de la televisión.

  3. Rústico (recuperado de la amnesia a las 13:31, a ver lo que me dura)
    octubre 19, 2011, 11:32 am

    Por cierto, como música de fondo mientras publicas más de tus fantásticas críticas, aquí tienes el concierto en NYC de los Liquid Tension Experiment, 128 minutos instrumentales de pura calidad, fuerza y sensibilidad:
    http://youtu.be/gPya80o-xyA

    Espero que salga a la primera

  4. ¿Andestoy?
    octubre 19, 2011, 11:34 am

    Pues no, no ha salido. Bueno, pones en youtube:
    liquid tension experiment live in N.Y.C. y a pasar un buen rato.

  5. octubre 19, 2011, 12:01 pm

    Funciona Rústico, copiando el enlace funciona perfectamente. Casi nada, Wsmith además va a disfrutar de lo lindo con él, si no lo ha visto ya. Muchísimas gracias. Petrucci mi TOP uno de los guitarristas súper técnicos, aunque no de los guitarristas en general .

  6. octubre 19, 2011, 4:29 pm

    Lamento discrepar respecto a la buena impresión que te dejó Lost. Ese pretentido "aspecto dikensiano" que destacas de la serie no deja de ser un artificio sobreactuado. Además, Lost es una serie tramposa. No importa lo profunda que sea la trama, las incógnitas que plantea; siempre hay una salida por inverosímil que sea, cosa que facilita enormente la tarea de los guionistas.

  7. octubre 19, 2011, 5:37 pm

    Lebowski, no lo lamentes, discrepar es bueno. Rebatiéndote, no hablo de aspecto dickensiano, Lost no tiene ningún “aspecto dickensiano”, tiene influencias indudables y demostradas que en nada tienen que ver con el artificio, como no lo tiene que ver ninguna influencia per se.

    Mucha gente ha visto esa serie esperando un giro explicativo de todo, no era esa la intención de la serie, lo interesante e importante de Lost era el camino no lo demás. Erras al definirla como tramposa, tener o plantear 2, 3 o 40000 opciones y elegir la que más te interés o creas que sorprenderá no tiene que ver con ese término que usas. En cuanto a la inverosimilitud de la serie, pues seguro que hay muchas cosas sobre las que se podrían debatir, pero tratándose de una serie fantástica y de ciencia ficción, va con el sueldo.

    Gracias por comentar.

  8. Anónimo
    octubre 19, 2011, 6:58 pm

    MrSambo,es un tremendo error que los niños de hoy no lean a Dickens.No hay mejor lectura para educar la sensibilidad y para descubrir la tremenda ,en ocasiones,injusticia del mundo.
    Yo les leía a los mios David Copperfield mientras cenaban(creo recordar que era esa también la lectura en casa de Melania la noche que Ashley es rescatado por Rhett Butler)y era fantástico ver la expresión en sus rostros de niños queridos y mimados,al comprobar su suerte maravillosa.Y luego,al meterse en la mullida cama,cuando los arropaba y les daba el correspondiente beso,ponían los brazos en torno a mi cuello,como dando gracias .Una escuela de vida Dickens,sí.
    Y en cuanto a la serie Lost ¿es mucho pecado no ver jamás la televisión?
    Soy Lunalia,por cierto.
    Un abrazo.

  9. octubre 19, 2011, 7:03 pm

    Totalmente de acuerdo. Dickens es un genio absoluto, en todos los sentidos.

    No querida Lunalia, mientras leas a Dickens y demás no hay pecado alguno en no ver la tele jajaja

  10. R
    octubre 20, 2011, 5:56 am

    No vi Lost( debo ser de los pocos en el planeta) pero x supuesto he leído a Dickens. Curiosos oaralelismos que sugieres. Soy d la opinión de q, desde la Eneida hasta aquí, todo está (d)escrito, lo q lo hace diferente es la forma de narrao. Las voces propias q t hacen revivir de manera fresca la condición humana.
    Las referencias a los clásicos a veces provocan náuseas; otras, son un homenaje respetuoso y apropiado.
    Ahora estoy terminando la última temporada de Los Soprano. Recomiendas Lost? pq tenía pensado hacerme con el pack de los x metros bajo tierra o the wire…

    Gracias sensei!

    Abrazo d padawan,

    R

  11. octubre 20, 2011, 7:13 am

    No te falta razón, por eso digo siempre que el tema de la originalidad está sobrevalorado. Todo o casi todo está contado, lo verdaderamente importante es cómo se cuenta. Por ello por supuesto que recomiendo LOST. Y The Wire jeje.

  12. Anónimo
    marzo 13, 2012, 12:01 pm

    jopé, si que llego tarde a este post jejeje. Me gustó Lost menos el final, me dejó un poco frío, y pecador que soy he leído bastante pero nada de Dickens (algunos cuentos)!!! Lo solucionaré pronto!
    Breaking Bad es la SERIE. A ver si haces alguna crítica pronto, que me gustaría leerla!!
    Un saludete!
    OssieHunt

  13. marzo 13, 2012, 1:06 pm

    OssieHunt nunca se llega tarde a ningún post, yo veo los comentarios enseguida jaja.

    Haré lo que se pueda para complacerte, a ver qué te aprece. Un saludo.

  14. septiembre 24, 2015, 8:57 pm

    A mí me gusta como escritor Frank Mccourt. A qué te refieres con lo que has dicho?

    • septiembre 24, 2015, 9:00 pm

      Me alegra que te guste, pero queda a años luz de Dickens, como imitador y como escritor.

Leave a reply