DASHIELL HAMMETT: Cosecha Roja

DASHIELL HAMMETT: Cosecha Roja

LITERATURA

Hammett es el mejor autor de novela negra junto a Raymond
Chandler
, James M. Cain o Jim Thompson, y maestro de todos ellos.
Cosecha Roja” (1929) es la primera novela, tras cuentos y
relatos cortos, de Dashiell Hammett, y una de las más brillantes. Podemos
distinguir dos tipos de tramas en el maestro de la novela negra, una, la clásica de detective que investiga
una confusa y enmarañada historia en la que se van sacando a la luz las
miserias de todos los personajes, esta clase de novela nos ha dejado personajes
inolvidables como el Sam Spade de “El Halcón Maltés” (1930) o los detectives
Nick y Nora Charles de “El hombre delgado” (1934). El otro tipo de novelas es
la de un detective inmerso en una batalla de bandas o tramas políticas y
mafiosas, un universo más amplio donde el crimen organizado tiene mucha más
presencia, a este tipo corresponden obras como “La llave de Cristal” (1931) o
la que nos ocupa. En estas segundas no se trata simplemente de resolver un
crimen. Las primeras mencionadas son las que más influyeron en gente como
Chandler y su detective Philip Marlowe, pero quizá las segundas son las que
mejor exponen y diferencian el estilo de Hammett. Un estilo seco, conciso,
violento, irónico, brillante…
El talento de los grandes novelistas de novela negra para
crear personajes carismáticos y sacar partido a los detalles del entorno, y de
los propios personajes haciéndolos fascinantes, adictivos, interesantes,
seductores… ese mimo por el detalle que no tiene que ver con grandes
descripciones sino con un puntillismo que saca lo peculiar, lo que tiene aroma
y sabor, para hacer que se te grabe en la cabeza, ese tempo directo y a la vez
calmado, es lo que hace tan grande a la novela negra y a sus genios, como lo es
Dashiell Hammett.
La forma en la que se describe como se saca o fuma un
cigarro, como se coge o toma una copa,
como se contesta y actúa en situaciones extremas, todo es realmente
atractivo gracias a los grandes…
Nuestro detective es peculiar, lejos de los duros prototípicos
que inundarán las páginas y pantallas. El detective sin nombre que nos presenta
Hammett es gordo y bajito, no destaca precisamente por su atractivo, aunque es
igual de duro y hábil en su trabajo.
Tenemos en “Cosecha Roja”, como en general en la mayoría de
la obra de Hammett, una poética sutil, profundidad en los personajes, con una definición
casi oculta, poco explícita, lo que alimenta la inteligencia. Descubrimos los
sentimientos por las rendijas de unas corazas firmes y aparentemente
invulnerables, y unos actos siempre aparentemente encriptados que ocultan la
verdad de los personajes, especialmente de su protagonista, por eso el capítulo
donde se sincera hace perder algo de fuerza al conjunto, lo prefiero menos
explícito, está más acorde con la idea de la clásica novela negra, aunque tenga
sentido narrativamente para crear un suspense y dudas por hechos que sucederán
posteriormente.
Cosecha Roja” es una novela violenta, explícita, sin
titubeos, sin recatos, donde la habilidad e inteligencia del personaje
principal, ese detective de la Continental, y su facilidad para la manipulación fascinan al lector desde el mismo
comienzo de la obra hasta que acaba, una lectura adictiva que no se puede
dejar a medias.
Hace especialmente creíble las situaciones, además del
detallismo con que trabaja nuestro protagonista, el hecho de que el propio
Hammett fuera detective.
Como en la buena novela negra se indagará en lo peor de la
naturaleza humana y en los problemas sociales, sin remilgos y contrastando con
esos sentimientos, nobles, que sólo se intuyen en algunos actos de algunos
personajes, siempre casi ocultos. No faltarán el imprescindible boxeo, las
apuestas, los crímenes, las mujeres fatales, la misoginia, los momentos duros,
casi crueles, la frialdad, la trama rocambolesca y confusa… no falta nada.
Si te interesa la novela negra o no la conoces pero te
gustaría, no hay mejor forma de empezar que con uno de los más grandes. 

Dedicada a Nora, un regalo especial.

 

sambo

There are 9 comments on this post
  1. septiembre 08, 2012, 7:00 am

    Interesante artículo, por lo que cuentas de la novela negra, en este caso de Hammet en particular, y por lo que se puede aplicar a cualquier texto en general. Comparto tu gusto por lo implícito, creo que saber manejar lo que se dice y lo que no (pero que no por ello deja de estar ahí) dice mucho de la maestría de un autor,.Algún día volveré a retomar desde el principio "Cosecha roja"; en su día lo empecé pero me quedé por la mitad más o menos, no recuerdo motivo. Me has dado claves que me vendrán bien. Un saludo,
    Patricia

  2. septiembre 08, 2012, 7:06 am

    Un placer verte por aquí Patricia, así es, que en literatura queden cosas implícitas es un placer increíble y muy difícil de lograr. Si te animas a retomarla ya me contarás. Me encanta tu nick.

  3. septiembre 08, 2012, 4:49 pm

    Hola! No conocía la novela de "Cosecha Roja". Yo suelo leer novelas sobre criminología, sobre todo de Patricia Corwnell, no se si te sonará la autora, pero creo que se apartan un poco de lo que es la novela negra, pero me ha gustado tu artículo. La voy a tener en cuenta para leerla, me lo aconsejas? jejeje

  4. septiembre 08, 2012, 5:10 pm

    Hola Baby Peach, conozco a Patricia Cornwell, por supuesto. Esta no es exactamente eso, está más en la línea de lo que hace hoy James Ellroy por ejemplo, pero al fin y al cabo todas, incluida la Cormwell, le deben mucho a este hombre. Si te gustan las novelas de detectives no creo que te disguste, eso sí, son las pioneras, pero muy modernas.

  5. septiembre 09, 2012, 2:17 pm

    Gracias por el consejo! se pueden encontrar en cualquier librería? o en todo caso, encargarla?

  6. R
    septiembre 09, 2012, 5:35 pm

    Hola sensei!!
    Adoro esas 'giallas'!!!
    Las descubrí de jovencita, un verano, me había tragado todo lo q m había llevado para las larrrrgas vacaciones d tres meses.
    Y me decidí a husmear en la vieja biblioteca de mi abuelo.
    Encontré a Hammet y Chandler, además de cosas tan curiosas como viejos periódicos d mi bisabuela Ida.
    Vidas de santos y libros de viajes.
    Y a Daniel el Travieso!!
    Me encantaron las novelas!! Lo malo es q las fundía!! No se pueden dejar!! Atrapan. También ayuda al hecho de la época en la q se enmarcan. Debilidad por esa América (once upon A. !!).
    Estoy contigo en la descripción de los textos: precisos t contundentes. Yendo al grano. Pero no por ello bastos, sino 'eficientes'.
    Me entusiasmaron.
    Y sigue guständome ese tipo de novelas. Las cataligan como 'género menor' cuando son un pedecti respiro mental ante tanto Best Seller 'efectista'

    En los textos, la eficiencia, la agilidad, la crudeza, a veces, valen más q florituras q solo transmiten tedio.

    Por muy difícil que sea el ejercicio de escribir, que lo sé. Y lo respeto.

    Gracias por traer este análisis. Seguro que traerá buenos ratos a tus (cada vez más numerosos) lectores, si buscan esos títulos.

    Un beso sensei!!

  7. septiembre 09, 2012, 5:47 pm

    Baby Peach, sí, no creo que te cueste mucho encontrarla.

    Muchas gracias por compartir la experiencia R. Es cierto que estos autores y sus novelas fueron despreciados y seguramente muchos lo sigan haciendo, pero gracias a Dios en muchos sitios ya se les valora como deben, como algunos de los escritores más grandes de su generación.

    Otra lástima es las pocas novelas que escribieron, como bien dices te las bebes y cuando quieres más de estos clásicos… no hay.

    Un beso.

  8. Keyser
    septiembre 09, 2012, 9:20 pm

    Mr Sambo, de Hammett sólo he leído el Halcón Maltés, con ese maravilloso personaje Sam Spade y, aviso, va spoiler (pocos no sabrán el final pero bueno)

    su lista final de razones para entregar a Brigid a la policía, aunque sin descartar volver a encontrarse si la chica se porta bien dentro de unso 20 años jajajajaja. Personaje ideal para Humphrey Boggart, sin duda!!!

    De verdad que me apetece leer más de ese gran autor. Muy buena idea recordarlo!

    un abrazo

  9. septiembre 09, 2012, 9:38 pm

    Keyser jajajaaj que gran momento que tenía olvidado. Como bien dices ideal para Bogart.

    Muchas gracias y otro abrazo para ti.

Leave a reply