DARE: Out of the Silence (1988)

DARE: Out of the Silence (1988)
Todos los discos de DARE son una experiencia especial, un grupo distinto, sui generis y que por derecho propio está entre los imprescindibles del género. En concreto este “Out of the silence” es considerado por todos los amantes del AOR, como uno de los mejores discos del género, imprescindible en cualquier antología. Son distintos, tiene un estilo totalmente reconocible, una capacidad para crear atmósferas y melodías envolventes, acogedoras, subyugantes, asombrosa. Esto desde luego es por la calidad de las composiciones, los grandes músicos que forman parte del grupo pero sobre todo por la voz de Darren Wharton, dulce, cálida, íntima, que transmite todas esas sensaciones comentadas y que es la principal causa de la personalidad tan definida del grupo.
Out of the silence” se adecúa perfectamente a los cánones del AOR, pero innegablemente con unas características distintas a todo lo oído, peculiares y personales, y que de alguna manera avisaban lejanamente los últimos discos de la banda, desde el “Calm before the storm”, donde las melodías intimistas y los temas tranquilos, que incluían influencias celtas en distinta medida con gran sutileza, se convertirían en la seña de identidad del grupo.
En este debut, las armonías, la sutileza, la calidez, la elegancia, el sentimiento, las extraordinarias atmósferas creadas, están mezcladas con los elementos del AOR clásico de manera magistral, un disco muy variado, con temas movidos, otros más suave y maravillosas baladas.
Recuerdo cuando lo escuche por primera vez. Era Nochebuena y mi madre nos adelantó uno de los muchos discos que tenía guardados para reyes. Sólo uno. Lo cogió al azar. Yo había oído de él por reseñas en revistas, a la vieja usanza, donde te arriesgabas a comprar los discos por comentarios en revistas, recomendaciones o fiándote de la palabra del de la tienda de discos. Cuando la compra de discos era algo romántico aún (lo compré en Sunrecords, decidido por el prestigio que había leído en varias ocasiones que tenía el disco). Lo escuche esa misma noche, claro, y como se puede comprobar fue una gran experiencia que no olvidaré, como la de tantos discos. Aquello era maravilloso, nostálgico, emotivo, alegre, cálido, profundo, era un AOR especial.
Por todo ello es uno de los grandes discos de la historia.
Centrándonos en las canciones el disco no tiene ni un altibajo, es raro que si te gusta una no te gusten todas, te entusiasmen.
Abandon: Grandioso ejemplo de AOR, fuerza y suavidad con esa voz tan especial de Wharton, que es evidente no destaca por su potencia pero sí por su timbre, lo que logra esa mezcla, esos contrastes y matices tan apreciados. Gran solo de guitarra de Vinny Burns, extraordinario guitarrista que luego estuvo en la mejor época de TEN y que también sacaría algún disco en solitario. Ese inicio como si el disco se despertase para poco a poco entrar en materia te pega a los auriculares y ya no te suelta.
Into the fire: Distinta y extraordinaria, un tema de atmósfera exquisita que logra que recuerdes el primer día donde la escuchaste y que hace reconocible el disco por ella misma. Los teclados haciendo la armonía en el solo de guitarra ponen los pelos de punta. Otro tema de AOR ejemplar.
Nothing is stronger than love: Me encanta esta canción, especialmente por sus detalles, es una de mis debilidades. Un comienzo lento que tras un cambio de ritmo y unos “baby, baby, baby”  que me encantan, se convierte en un medio tiempo. Los detalles vocales de Wharton durante toda la canción, el uso de los teclados rellenando todos los huecos y complementando a la guitarra y la melodía vocal, el estribillo, unos coros que, como en todo el disco, son majestuosos, son algunos ejemplos de lo mencionado. La entrada del solo de guitarra es inmejorable. Impecable.
Runaway: Un tema que simplemente define el rock melódico, el AOR.
Under the sun: Balada que tiene su gran fuerte en la extraordinaria atmósfera creada de aires místicos basada en la guitarra y unos suaves teclados ambientales, evoca lugares nebulosos. Preciosa.
The raindance: Tema alegre que contrastado con la voz cálida y triste de Wharton tiene unos matices y contrastes magníficos, transmite alegría en todo momento y tiene unos arreglos de teclado maravillosos, muy originales. Sería un buen final para la versión AOR de la película “Mucho ruido y pocas nueces” por ejemplo. Su solo con los coros y el cambio de tono de la guitarra me entusiasman.
King of spades: La balada del disco y una de las favoritas de todos, yo incluido. Todo lo que se diga es poco.  La dulzura de la voz en Wharton y su calidez vuelan a la más alta altura en este tema. La guitarra danza por la canción de forma prodigiosa. Una canción perfecta.
Heartbreaker: Un tema más duro, un rock melódico repleto de clase, directo y muy melódico, muy clásica y dentro de los moldes del AOR aunque con las características personales del grupo, que son tan marcadas que siempre destacan.
Return the heart: Otro tema alegre, muy AOR, de ampulosos teclados, muy intenso, emotivo, con esos coros y una melodía excepcional, gran estribillo para un tema redondo, otro más. Puro sentimiento.
Under the sun: Último tema el disco, balada que se convierte en medio tiempo y viceversa, donde la atmósfera es la principal protagonista, el grupo echa el resto en éste aspecto con este tema. Preciosa intro de teclados y arreglos de sintetizador envolventes, creciente intensidad, la voz de Wharton en perfecta consonancia con el todo, buenos cambios de ritmo, maravilloso juego de teclados y guitarra con un solo magistral que redunda en el tema de la atmósfera señalado. Una conclusión sensacional.
Darren Wharton fue bajista de Thin Lizzy y sentía adoración por Phil Lynott, al cual homenajea en todos sus conciertos y en muchos de sus discos. Con DARE consigue una discografía absolutamente excepcional y nivel majestuoso de la cual este “Out of the silence” es su mejor obra, aunque distinta a las posteriores, todas ellas imprescindibles.

 

sambo

There are 8 comments on this post
  1. Anónimo
    agosto 01, 2011, 6:26 pm

    Una noche de verano, con Under the Sun de fondo y hablando sobre temas triviales…una noche perfecta de verano…

    soy afri

  2. agosto 02, 2011, 11:04 am

    Me has dejado sorprendido Afri, oyendo a DARE y su Under the Sun. Además no le pega mal tu plan a la canción. Un beso.

  3. Anónimo
    agosto 02, 2011, 11:14 am

    Es más, te propongo otro… una playa, viento del sur, salitre en la piel, y escuchando nothing is stronger than love.

    aoy afri de nuevo

  4. agosto 02, 2011, 12:08 pm

    Por supuesto te compro el plan, esa canción tiene un no sé qué jajaja

  5. Anónimo
    agosto 02, 2011, 10:35 pm

    Mmmm pues yo para escuchar mientras miras el mar, me quedo con beneath the shining water. Recordando a alguien especial por ejemplo. Suerte con tu blog Samu 2 😉

  6. agosto 03, 2011, 5:57 pm

    Buen gusto, de los discos tranquilos de DARE es mi preferido, la verdad.

  7. septiembre 06, 2012, 10:12 pm

    Hola Anthonyy, puedes ponerte en contacto con Mrsambo escribiendo un correo al email de Cinemelodic: mrpica92@gmail.com

    Un saludo.

Leave a reply