Crítica: THE WICKER MAN (2006)

Crítica: THE WICKER MAN (2006)

NEIL LABUTE

El terror psicológico con final sorpresa asoló las carteleras del mundo tras el éxito de «El Sexto sentido” (M. Night Shyamalan, 1999). Innumerables títulos con finales supuestamente impactantes e inmersos en el género del terror a ser posible empezaron a sucederse, cada uno más mediocre que el anterior, hasta el punto que los finales sorpresa ya se veían venir a los 5 minutos de metraje… Las modas y el cine de éxito, lo de siempre.

Dentro de esta vertiente llega este remake de una película que ya era discreta, “El hombre de mimbre” (Robin Hardy, 1973), dirigida por Neil LaBute, director de “En compañía de hombres” (1997) y “Amigos y vecinos”, cintas discretas pero que le dieron cierto renombre, y mediocridades como “Persiguiendo a Betty” (2000) o el remake de “Un funeral de muerte” (2010) … LaBute se maneja mejor en los guiones que en la dirección, aunque tampoco está para presumir en esta faceta aquí, por ejemplo…

Cage interpreta a un policía que sufre un accidente, mientras está convaleciente recibe una carta de su ex-prometida, que le abandonó sin dar explicaciones, contándole que su hija ha desaparecido, hija que también es de él. Cage decide ayudarla y viaja a una extraña isla aislada donde vive una no menos extraña comunidad matriarcal pagana. Bastante peor que la película original de 1973.

El guión, la historia en sí, es un desastre porque desde que Cage llega a esa matriarcal isla todo lo que sucede a continuación nos lo podríamos ahorrar, una espera estúpida con escenas efectistas, falta de atmósfera y situaciones absurdas hasta que a las damas les dé por cogerle en sacrificio. Una espera que cuando acaba la película deja perplejo pero no por la sorpresa sino por haberte tragado hora y cuarto de tonterías.

De guión absurdo, «pelín» misógina, mal dirigida, con escenas que no se sabe muy bien para qué sirven, como la inicial que pretende impactar, con niña siniestra de comportamientos absurdos, o su llegada a la isla y el misterioso saco que portan dos hombres forzando un suspense ridículo; recurriendo en reiteradas ocasiones al efectismo más cutre, sustos gratuitos presumiendo de vulgaridad estilística y tópicos de género; elementos intrigantes sin fundamento ni desarrollo; mal interpretada… pocas cosas buenas se pueden sacar.

Momentos como la pelea entre Leelee Sobieski y Nicolas Cage o el rescate de Cage a una niña y la persecución a éste hacia el final de la película son tan bochornosos que duele… Esto por no citar la película entera. Ahorro tormentos al lector, para que no se diga…

Momentos como ver a Ellen Burstyn maquillada a lo “Braveheart” (Mel Gibson, 1995) o a Nicolas Cage con cara de flipado en esa isla repleta de gente de lo más acogedora y normal sin posibilidad de comunicación, con mujeres medio locas y psicópatas, una ex paranoica con cara de ida a punto de llorar constantemente y hombres con la lengua cortada sin plantearse huir o pedir ayuda, son otros impagables momentos de la cinta.

Que la niña buscada se apellide Woodward supone un homenaje al protagonista de la cinta original, Edward Woodward.

Cage no parará de ver niñas parecidas a la que vio en su accidente o que se parecen a la que es supuestamente la suya y ha desaparecido, porque sí, para escenificar un supuesto trauma que no queda claro.

LaBute intenta indagar en la relación entre personajes, pero esto acaba suponiendo un lastre ya que la película viene viciada desde su planteamiento, por lo que profundizar en ello supone profundizar en el error.

The wicker man” es un paradigma de película tramposa, repleta de miradas de sospecha, malintencionadas, de recriminación, que al final sólo tienen la intención de engañar al espectador en exclusiva, porque engañar a Cage, no se sabe muy bien con qué función y de esa manera estando en una isla sin salida, es directamente ridículo.

A esto se suman los engaños de la protagonista, Willow (Kate Beahan), planteando sospechas sobre sus compañeras de isla y una situación siniestra en ese lugar en un juego tan absurdo como esperpéntico, más que nada porque la intención última de ello es nula, vacua.

Lo gracioso es que en la cinta se dice literalmente “esta es una historia cuyos capítulos se escribieron con mucho esmero”… y tan panchos… Que nadie saliera a pedir disculpas tras la proyección o al menos tras semejante frase debería ser denunciable.

Un reparto con varios nombres conocidos, por supuesto desaprovechados, Nicolas CageEllen BurstynLeelee Sobieski… Hay unos pequeños papeles para Aaron Eckhart y James Franco.

La dirección de LaBute es mediocre, sin poder visual, sus recursos semioníricos y fantasiosos sólo generan desconcierto, nunca interés, tensión o suspense. Todo lo demás resulta convencional, sin algo reseñable en los encuadres o la puesta en escena. Efectismo, sueños artificiosos, look hortera, onirismo barato y sin sentido… Terror de feminismo mal encauzado…

Quizá a los muy amantes del terror psicológico les pueda llamar la atención o la aprecien en cierta medida, aunque sea para pasar el rato. Quizá algún amante de los supuestos finales impactantes le dé un pase, pero lo cierto es que “The wicker man” es una tremenda mediocridad.

Si te gustan este tipo de películas y no eres nada exigente, puede que saques un rato entretenido, si no es así, te desagradará sobremanera. Tiene algunos momentos realmente irrisorios. Una película que no da para más por la vacuidad de la propuesta y planteamientos de LaBute.

 

 

MrSambo92: 30 Oct de 2014 @ 10:02

sambo

There are 7 comments on this post
  1. octubre 30, 2014, 5:16 pm

    Ya me perdonarás pero, o este chico escoge fatal, o es q no tiene donde escoger.
    Y ambas posibilidades apuntan a lo malo q es el pobre.
    Y no me cae mal. Es q es muy maloncio…
    Bss

    • octubre 30, 2014, 6:57 pm

      Sí que elige mal, aunque supongo que todo lo que sea trabajar…

      Por supuesto tiene de todo, con buenas interpretaciones, pero tiene una colección de bodrios notable, como esta… que ni siquiera es de las peores jajaja

  2. noviembre 02, 2014, 7:38 pm

    A mi es que no se que me pasa con Nicolás Cage que es uno de esos actores que me transmite "cansancio", no se si es el doblaje, su expresión o todo el…y que conste que no le considero el peor actor del mundo, ni mucho menos, pero no sé, es que últimamente me dice muy poquito.

    De tu análisis decir que has sido duro, esta peli es de 3….jejeje. ..que no quiero yo mencionar otras películas con calificación de 2 en este santo blog.

    • noviembre 02, 2014, 8:46 pm

      No lo es ni mucho menos. Su doblador es muy bueno, Jordi Brau, pero sus películas desde hace años son una calamidad. Si te refieres a NOÉ, esa tenía un 3 jajajaja

  3. noviembre 02, 2014, 8:48 pm

    Descartado el doblaje…es su expresión "cansina"….

    Noé un 3??? Hombre de dios….no juzgare yo a un sabio como tu…pero un 3 sobre 5…es por encima de la media…aissss

    • noviembre 02, 2014, 11:24 pm

      Un 3 es un aprobado, iría del 5 pelado al 6.9 jajaja. Más que nada son la spelículas, qu emuchas no hay por donde cogerlas.

  4. Mako
    diciembre 10, 2021, 11:45 pm

    Una película sobre la traición y la manipulación psicopática y sectaria, donde la bondad de la víctima es usada en su contra, donde su amor es premiado con su completa destrucción.
    Una película mediocre que sin embargo ofrece una interesante lectura para aquellos estudiosos de los fenómenos psicopáticos, siempre desde un reflejo histriónico hasta lo hilarante de dicha realidad.

Leave a reply