Crítica: TEATRO: FUGA

Crítica: TEATRO: FUGA

JORDI GALCERÁN

 

Mi amigo Ray Sheen ha visto recientemente esta obra de teatro y me ha pasado una pequeña reseña que seguro interesará a los amantes de las tablas.
Fuga” está dirigida por Jordi Galcerán, autor de la obra “El método Grönholm” entre otras, y guionista de la película “Frágiles” (2005) de Jaume Balagueró. Aquí nos presenta una comedia de apariencias, falsedades y engaños interpretada por Amparo Larrañaga, José Luis Gil, Kira Miró, Mauro Muñiz Urquiza y Frances Albiol.
El único decorado de la obra es el apartamento de Isidre, interpretado por José Luis Gil, un apartamento que le regaló el constructor a cambio de que su Ministerio le concediera licencias. Isidre era Ministro de Energía y al destaparse el escándalo se vio obligado a dimitir, lo que le ha llevado a la desesperación. Es por esto por lo que se le ve, pistola en mano, decidiendo en qué lugar dispararse al “una, dola, tela, catola…”.
Carmen, interpretada por Amparo Larrañaga, que está espléndida y es la más sobresaliente del reparto, entra en la vida de Isidre intentando venderle una serie de trastos inútiles y de paso engañarle. Es tal el patetismo de la vida de ambos que el amor surge entre ellos. Para que la relación tenga futuro Isidre decide matar al marido de Carmen, Manolo, interpretado Mauro Muñiz Urquiza, porque es un putero, vago y maltratador. Para ello contratará un matón a sueldo que le recomienda una puta (Kira Miró). El problema surge cuando el matón llega a la casa de Isidre y éste descubre que es el propio Manolo, el marido de Carmen.
La obra es un continuo juego de giros de guión, donde nada es lo que parece, en la línea de “Casa de juegos” de David Mamet, “El Golpe” (George Roy Hill) o “Juegos salvajes” (John McLaugthon), pero en clave de comedia de enredo.
Carmen decide irse a vivir al apartamento de Isidre y se llevará a su padre parapléjico, Mariano, interpretado por Frances Albiol. Un personaje divertido aunque cargante y mal interpretado por el actor que además cometió numerosos errores en el texto, algo reflejado en las caras del resto de actores.
Nuevos giros imprevistos se suceden una vez Isidre descubra que Mariano, en realidad, no es parapléjico. Todo ese extraño grupo de personas son una banda de timadores que han buscado en Isidre a un primo para ganar un buen dinero.
A partir de aquí todo se enreda más, pero el final no lo contaré por si alguien quiere verla o se cruza con la obra.
Los cambios de acto se realizan de una forma original, metiendo bailes de algunos de los actores, como Kira Miró, mientras los personajes se cambian de vestuario.
El peso de la función lo llevan José Luis Gil, muy en la línea de sus papeles en “Aquí no hay quien viva” y “La que se avecina”, y Amparo Larrañaga, que está  pletórica y muy por encima del resto, una actuación francamente brillante y divertida. Kira Miró lo que tiene de mona lo tiene de actriz mediocre.
Una obra simpática y con gracia, un divertimento ideal para pasar una buena tarde.

sambo

There are 2 comments on this post
  1. Anónimo
    enero 18, 2012, 5:34 pm

    Ray Sheen ese es un grande jeje

  2. enero 18, 2012, 5:59 pm

    Jajajaja, lo es.

Leave a reply