Crítica: SKY CAPTAIN Y EL MUNDO DEL MAÑANA (2004)

Crítica: SKY CAPTAIN Y EL MUNDO DEL MAÑANA (2004)

KERRY CONRAN





 

Ambientada en 1939 «Sky Captain» es una película
de ciencia ficción o retro-ciencia ficción para ser más exactos. Injustamente tratada por la
crítica, esta cinta de aventuras desprende encanto y saber hacer. La
originalidad de la propuesta y la brillantísima estética, cercana al comic, son
algunos de sus puntos fuertes. Con una forma de narrar a la vieja usanza, que
recuerda al cine clásico en algunos aspectos, sumado a la ambientación de los
años 30, la cinta nos hace sumergirnos con gusto en una historia de aventuras
de toda la vida. Recuerda en muchos puntos a clásicos como «Indiana
Jones
«, con ese espíritu de sano entretenimiento aunque su historia no sea
especialmente novedosa.
Una brillante mente criminal pretende acabar con el mundo,
para ello cuenta con un ejército de robots gigantescos a lo que suma el
secuestro de algunos de los más brillantes científicos del mundo. Para evitarlo
el capitán Sky (Jude Law) y la periodista Polly Perkins (Gwyneth Paltrow), irán
investigando por increíbles lugares, ayudados por Dex (Giovanni Ribisi) y
Franky Cook (Angelina Jolie).

 

Ese regusto clásico se contrapone con su fascinante y
deslumbrante aspecto técnico (fué la primera película con decorados totalmente
digitales). Si bien es cierto que los personajes carecen de profundidad
psicológica, como suele suceder en este tipo de cintas, ni se pretende que la
tengan, las relaciones entre ellos sí tienen interés y gracia.

 

Me encantan las películas, especialmente de este estilo,
donde los protagonistas se llevan mal y no paran de discutir a la vez se atraen
inevitablemente. Los mejores momentos de la película son las conversaciones y
diálogos entre Sky y Polly. Los personajes apenas tienen pasado, se sabe que
entre ellos ha habido algo y que tuvieron problemas de confianza por cierta
infidelidad de él y un sabotaje a su avión por parte de ella, lo que acabó
separando a la pareja. La infidelidad de él se produjo con el personaje de
Jolie. Esta es la única referencia al pasado, sumado quizá al prestigio que
tiene nuestro héroe aviador, y a algún diálogo con Franky sobre sus hazañas. Un tira y afloja entre los dos protagonistas realmente encantador.

 

Los protagonistas son inocentes, impulsivos, no pervertidos
por el mundo que les rodea a pesar de estar en guerra, son un contrapunto a ese
mundo que si lo está, un mundo corrompido al que el villano Totenkopf quiere
eliminar para comenzar la humanidad de nuevo, con nuevos «Adán y
Eva
«, dar paso a un mundo donde la inocencia se desarrolle. No es gratuito
que aparezca ese idílico escenario en el Tibet, Shangri-La, ni que el villano
se instale allí, (busca lo que tantos y tantos villanos que ven la depravación
continua de la humanidad, a la que los protagonistas deberán redimir).

El aspecto técnico es simplemente deslumbrante, desde esa
tonalidad sepia, hasta unos decorados digitales impresionantes y unos efectos
especiales muy buenos, todo integrado a la perfección en la historia, historia
como mencioné anteriormente muy bien contada. Con gran ritmo y espíritu clásico
la cinta es un espectáculo agradable y que no desmerece de los clásicos del
cine de aventuras como el mencionado “Indiana”. Muy superior a cintas que
mezclaban ciencia ficción con una historia ambientada en el pasado como,
«La liga de los hombres extraordinarios» (Stephen Norrington, 2003),
«Wild wild west» (Barry Sonnenfeld, 1999) o «Van Helsing»
(Stephen Sommers, 2004), gracias a esa forma clásica de narrar y a unos
personajes cuidados y carismáticos, de una pieza (el héroe, la heroína, que es
periodista y también de una pieza, los villanos sin matices…), y con una
química incuestionable porque, como dije, la relación entre Sky y Polly es
encantadora, relación culminada con un impagable momento final.

 

Las interpretaciones son correctas y carismáticas, el guión
tiene los suficientes elementos para el goce del espectador, aún siendo el
eslabón débil del film, y la dirección es notable. Referencias clásicas a
«El mago de Oz» de Victor Fleming, una cinta más que se suma al
homenaje al clásico de 1939, muy justificada ya que la historia de «Sky
Captain
» tiene evidentes paralelismos, (también mencionaré un clásico de
la ciencia ficción como «Metrópolis» de Fritz Lang). Debo destacar la
presencia de ese mago de Oz que «interpreta» Sir Laurence Olivier, en
un papel virtual, y al que Conran ha querido rendir homenaje.
La mención a Fritz Lang es especialmente obligada por
rescatar de forma tan encantadora la esencia del folletín y el serial clásico.
Recomendada para los fans de la ciencia ficción y las cintas
de aventuras, esta película muy maltratada, quizá, porque a su nivel técnico se
le exigía cosas que no se propone, no decepciona. Entrañable, divertida,
elegante, encantadora, novedosa, arriesgada, sencilla y original.

 

 

sambo

There are 8 comments on this post
  1. abril 21, 2012, 6:54 pm

    Concuerdo. Me gustaría verla otra vez, pero en su día me pareció injustamente tratada. Esa película que a uno le hace tilín y se pregunta por qué pasa absolutamente desapercibida, si no denostada. Fascinantes fotografía y dirección artística, simpáticos diálogos, aventuras por un tubo, buenos actores… A mí me gustó.

  2. abril 21, 2012, 6:57 pm

    Quizá sería mejor decir que me entretuvo, que no es poco. Sobre todo cuando no es otra la pretensión tanto del director como del espectador.

  3. R
    abril 21, 2012, 6:57 pm

    Es una lástima q no tuviese el reconocimiento q creo q merecía. A mi me parece una peli muy ágil, entretenida y estéticamente impresionante: los colores, la retro sci-fi, el vestuario…
    Te doy la razón en lo de los personajes, no profundiza, pero los supuestos y los diálogos de Law y Paltrow son chispeantes y muy divertidos.
    No sabía q era todo imagen digital, pero me parece un uso muy sobrio y sí, las referencias visuales de Metrópolis m parecen evidentes pero respetuosas…
    Es una peli q suelo recuperar a menudo los domingos en familia, y q todos disfrutamos.
    No cansa, como las de Indiana, y creo q es porque está muy bien hecha.

    Gracias, una vez más , por tu trabajo que desgrana detalles y referencias q me van a ser muy útiles la próxima vez.

    Un beso!!

    R

  4. abril 21, 2012, 8:04 pm

    Exacto Osiris, un entreteniemiento puro y de calidad, justo que loe pretende.

    R, muchas gracias, y concuerdo en todo, una vez más los conspiranoicos de los efectos la denostarían por ello, demostrando que no tienen ni idea.
    Espero que así sea y la disfrutes más aún.

  5. abril 21, 2012, 8:04 pm

    Por cierto, HALAAAAAAAAAA MAAAAAADRIIIIIID

  6. Hrvln
    abril 22, 2012, 12:25 am

    Buena pinícula con una deliciosa Gwyneth Paltrow (Lois Lane) o como coño se escriba que hubiera sisado la escena a Moisés en el Sinaí.

    La cámara de fotos nos dice que cada momento es maravilloso y merece ser conservado pero que hay momentos para recordar y momentos para tenerlos presentes. (Osti tú que bien me ha quedao)

    La cultura del entretenimiento tiende a ser denostada por personajes generalmente aburridos escondidos tras el polvo superficial de tulipas requemadas por la incasdencencia y la nicotina (Sembrao estoy). Por ello es tan importante la labor de los Lucas, Spielberg, Dante, etc. porque en cierto modo saben -o mejor supieron- trasladar una idea, una historia, un guión, una película a la mente de pequeños y mayores sin joderles la tarde pretenciosamente.

    Hala Madrid, conste.

  7. abril 22, 2012, 8:31 am

    Magnífico Hirvaluin, gran comentario y muy bien visto lo de la cámara de fotos, una gran detalle, completamente de acuerdo con todo. Muchas gracias.

  8. Hrvln
    abril 26, 2012, 2:34 pm

    Muy améibol MrSambora. A usted.

Leave a reply