Crítica: SHORT TERM 12 (2013) -Parte 1/3-

Crítica: SHORT TERM 12 (2013) -Parte 1/3-

DESTIN CRETTON

Adoro el cine independiente americano, he pasado placenteras épocas de mi vida persiguiendo sus títulos más notables cada año aunque hace tiempo que no me sumerjo en ello con la misma intensidad, desgraciadamente. Nunca es tarde para recobrar estos buenos hábitos, rescatar joyas pasadas y descubrir grandes estrenos. Orgulloso presento y analizo esta “Short term 12”, puro cine independiente, entrañable, duro, profundo y muy talentoso. Esta es una película que emociona y conmueve sin artificios, tópicos, trucos o sensiblerías.

Short term 12” es una cinta extraordinaria en todos los sentidos, entrañable, repleta de grandes y auténticos sentimientos, por la profundidad de los mismos, cálida, bella y dura a la vez en las historias que van descubriéndose, sencilla, hermosa… Una pequeña joya que satisfará a todo tipo de público, lástima su poca difusión. Cine conmovedor y de calidad.

Grace (Brie Larson) y Mason (John Gallagher Jr.) trabajan en “Short term 12”, un centro de acogida para adolescentes con problemas. Son pareja y aunque no tienen hijos ese trabajo es para ellos una auténtica vocación. La llegada de Jayden (Kaitlyn Dever), una joven inteligente y conflictiva, abrirá una brecha en la vida de Grace, removerá un pasado que deberá resolver, al sentirse plenamente identificada con ella.

Un vicio demasiado extendido y no siempre gratificante en el cine independiente a nivel estilístico, lo tenemos en ese indiscriminado uso de la cámara al hombro. A veces parece imprescindible que si la cinta es independiente o de bajo presupuesto se tenga que usar cámara al hombro y encuadres inestables, cuanto más bajo es el presupuesto más se tienen que mover los encuadres, buscando en muchas ocasiones un realismo del que carece la propia historia. Es cierto que en muchas otras ocasiones ese uso es adecuado o está bien traído, pero también lo es que se abusa indiscriminadamente del recurso sin excesiva justificación ni necesidad, de forma esteticista y poco auténtica en muchas películas. En “Short term 12” tenemos este recurso pero está muy cuidado, usado con mesura, sin excesos y donde aunque la cámara pueda moverse lo hace de una manera sutil, poco llamativa, discreta, con encuadres muy estables y sin recurrir al frenesí de tantos títulos, salvo en momentos muy concretos y justificados.

 

Destin Cretton es autor del guión y director de la cinta, que alarga un corto del mismo título, una cinta autobiográfica ya que está basada en sus propias experiencias en un centro de acogida para adolescentes, cuando pasó allí un tiempo mientras estaba en la universidad, por lo que el personaje de Nate (Rami Malek) podría entenderse como su alter ego. El resultado es un drama social nada moralista ni didáctico, fresco y sencillo, auténtico y brillante, muy cercano.

La película se inicia con una anécdota, momentos de relax del grupo de trabajadores del centro en el que cuentan historias al novato, Nate, papel interpretado por Rami Malek y que se identificaría con el del propio director, que trabajó en un centro para documentarse. El contador de historias será Mason. Del mismo modo la película concluirá con otra anécdota, otra escena igual que da estructura circular a la película, aunque el tono de la historia sea distinto y tras todo el desarrollo ambas historias adquieran matices diferentes. Así comenzamos la descripción del lugar, del trabajo en el centro en sí y de los personajes que allí lo realizan. En este sentido se irán sucediendo diversas estampas de los niños que viven allí, su rutina cotidiana, sus diversiones, su vida… en un montaje impresionista, de planos cortos, sincopado.

Iremos conociendo las particularidades del centro al mismo tiempo que Nate, un personaje espectador que empieza a trabajar ese mismo día. Cómo debe tratarse a los chicos, las rutinas, los comportamientos…

Recuerda, no eres ni su padre ni su terapeuta, estás aquí para crear un ambiente seguro y punto”.

Uno de los aspectos más reseñables de la cinta, de su guión y su tono, es el humor en ese entorno desarraigado, un humor entrañable, muy simpático y conseguido, muy natural. A través del humor se logra distender las crudas historias que se van contando, equilibrando la cinta de forma perfecta y sencilla, sin forzar nada, pura naturalidad. De hecho, esa naturalidad es una de las cosas que más satisfacen y llaman la atención durante la narración y tienen en el humor uno de sus aliados más notables, que dan más fuerza, realismo y autenticidad a todo. Una naturalidad que se transmite en toda su potencia gracias al trabajo de los actores y la dirección.

La relación de Mason y Grace se presenta con humor, precisamente, es el fundamento de la misma, algo que irá cambiando conforme avancemos en la narración. Tanto es así que Mason pedirá confirmación para saber si han dejado de bromear en esta primera conversación en la intimidad, para hablar en serio.

El humor siempre acaba saliendo, incluso en los momentos más dramáticos o entrañables. Esto irá cambiando conforme avancemos y los secretos salgan a relucir, la oscura realidad y el tono dramático se imponen, cerrando escenas, y el humor quedará más matizado de forma paulatina en una progresión dramática ejemplar. Esto no significa que desaparezca, ya que siempre habrán momentos de humor, sutil y natural, pero perfectamente graduados en función de la historia consiguiendo el tono perfecto. Un tono muy medido en un entorno complejo, nada jovial, un tono y un entorno caleidoscópico, realista, dramático, alegre, divertido, denso, pesaroso, entrañable…

 

Cretton suele iniciar las secuencias de dos formas muy distintas, o bien con planos cortos, detalle, seccionados, de objetos o algún elemento, que pasan a ampliarse posteriormente para darles sentido, ya sea con un encuadre más amplio o a través del montaje de más planos cortos, o con planos generales muy amplios para mostrar el entorno de la escena, enmarcando el foco principal, que puede aparecer minimizado aunque siempre enfocado y definido como el punto esencial del encuadre. Un entorno que se cruza por delante e incluso oculta ese foco principal, como el paseo que Grace da con su jefe por el exterior del centro, a los que vemos en la lejanía y con chicos cruzándose entremedias.

Mason y Grace son padres sin serlo en realidad. Un conflicto y una contradicción curiosa, actúan como tales con los chicos a su cuidado pero ellos no tienen hijos, incluso temen tenerlos, sobre todo Grace. Cuando Grace se entere de que está embarazada tendrá cualquier cosa menos entusiasmo. Lo mismo le ocurrirá a Mason, que en primera instancia sentirá pánico, para después de unos minutos asentarse y aceptar con alegría la noticia. Grace dudará hasta el final si aborta o no… Esto contrasta con su vocación, una pareja que adora a los chavales que cuidan, que lo dan todo por ellos, se desviven. Es interesante reflexionar sobre esta faceta ya que precisamente la situación de esos chicos, ver cómo han terminado, sus problemas, puede ser lo que provoca el miedo en Mason y Grace, miedo a no dar la talla, a que su hijo pueda acabar como esos chicos que cuidan, a no dar a su hijo lo que éste necesita, un miedo infundado cuando les conoces, pero lógico en cierta medida y muy habitual en cualquier padre que se precie.

 

 

Miradas.

Si algo destaca por encima de todo en “Short term 12” a nivel emocional y visual son las miradas, la manera en que están retratadas las miradas, la importancia que Cretton le da a las mismas. Miradas que retratan complicidades, estados de ánimo, vínculos, consciencias, que cuentan historias, que recrean sentimientos… Lograr emocionar con silencios o miradas en el cine es una de las suertes más complejas y Destin Cretton parece dominar sus resortes con total solvencia y una sensibilidad exquisita. Miradas furtivas, amorosas, comprensivas, desafiantes, cómplices… que crean mundos en breves segundos y conmueven hasta lo más hondo.

-Un primer ejemplo lo tenemos en esa mirada que Mason lanza a las manos de Grace, ese gesto es un cebo que luego tendrá su eco, uno de los aspectos estructurales clave en la película, y que cobrará todo su sentido en el futuro. Gestos con las manos que implican emociones internas, secretos.

-La mirada cómplice entre Grace y Jayden mientras Mason escucha música junto a la chica, vuelve a resultar significativa y a explicar una escena sin necesidad de palabras.

-Hay otra mirada que me parece especialmente bella, una mirada furtiva de Grace a su chico donde se logra sentir todo el amor que siente hacia él. Ve en él al padre de sus hijos aunque no se sienta capaz de tenerlos. Una mirada que retrata los hilos invisibles de amor que los une, esos hilos invisibles que nos unen a todos. Las miradas entre Mason y Grace son infinitas y todas ellas excepcionales, su relación se vertebra en ellas, con numerosos matices y sentimientos derramándose por sus ojos.

-La mirada temerosa de Marcus al espejo para ver su cabeza rapada sin señales ni bultos es otro momento excepcional. Marcus también tendrá otra mirada reseñable, al novato Nate cuando haga un comentario desafortunado, una mirada recriminatoria, enfadada.

-También son miradas fugaces, en este caso preocupadas, las que Grace lanza a Jayden mientras espera en vano a su padre el día de su cumpleaños. Con esos gestos, esas miradas, esos silencios, las heridas en las manos de Jayden… se transmite su sensación de abandono.

-Tras la decepción de Jayden al ver que su padre no estaba en casa, Mason irá a recoger a las dos chicas. Él y Grace se mirarán cómplices a través del retrovisor, otra mirada significativa que lo dice todo, llena de comprensión, protección y cariño mutuo y hacia esa desvalida chica.

-En el 30º aniversario de boda de los padres de acogida de Mason habrá multitud de miradas cómplices entre los personajes, entre los padres y Grace, entre la romántica pareja… todo al ritmo de “Cielito lindo”. Momento ideal para una petición de matrimonio.

-En la parte final habrá otra bella mirada, la de Mason y Grace una vez ésta ha pasado terapia, de complicidad, pero esta vez serena, de confianza en ellos, en el futuro.

-Una de las miradas más sublimes de la cinta, la que lanzan los emocionados padres a la ecografía de su hijo…

 

Dedicada a mis padres, habéis hecho un trabajo increíble. Gracias por todo

MrSambo92: 11 Jun de 2014 @ 11:54
sambo

There are 6 comments on this post
  1. junio 11, 2014, 1:22 pm

    No conozco la pelicula, pero tu entrada me ha cautivado, asi que esta misma tarde me pongo a buscarla y de esta noche no pasa…me encantan este tipo de peliculas, estas que ante todo tienen una buena historia detras…y creo que a esta eso le sobra….

    Muchisimas gracias por acercarnos a ella a aficionadillos al cine como yo!!

    • junio 11, 2014, 2:22 pm

      ¡Cuánto me alegro, Sara! Creo que te gustará, con todo creo que esta es la entrada menos intensa de las tres jeje. Muchas gracias a ti por pasarte siempre. Estoy seguro de que te gustará!

  2. junio 11, 2014, 3:00 pm

    Ya sabes que me tienes entre tus fans más fieles y que siempre que puedo te recomiendo.ç

    Si esta es la mas floja ya estas tardando en poner las otras dos….que me vas a tener en ascuas…Gracias a ti por deleitarnos con estos analisis, que esto tiene un trabajazo importante y hay que reconocerlo.

    • junio 11, 2014, 3:58 pm

      Lo sé. Sí que tiene su trabajo jaja. Muchas gracias, espero que estén a la altura de la expectativa!

  3. junio 11, 2014, 6:32 pm

    Mil gracuas, Sambo, por traer esta peli. Creo que voy a buscarla en DVD. Solo con la primera entrada has conseguido que la historia me toque el corazón.
    Desde luego, agradezco el análisis y disfruto de él, pero hay dos o tres párrafos que destacan elementos que pulsan sentimientos significativos para mí.
    Esperando las siguientes.

    Preciosa dedicatoria. Mi enhorabuena a tus padres, desde luego. Su trabajo es excelente. Pero bien es cierto que cuentan con un hijo con una calidad humana que hace posible que toda bondad crezca y nos alcance.

    Un abrazo cálido.

    • junio 11, 2014, 8:45 pm

      Cuánto me alegra! Recuerdo que pensé en ti al escribirla y que te podía gustar y llamar la atención. Muchísimas gracias por todo lo que dices, me emocionas tú.

      A ver si las siguientes te gustan también.

      Un abrazo fuerte, Reina.

Leave a reply