Crítica: ROMPE RALPH (2012) -Última Parte-

Crítica: ROMPE RALPH (2012) -Última Parte-

RICH MOORE

Felix seguirá el rastro de Ralph para traerlo de vuelta a su
juego y se encontrará con una sexy guerrera, la protagonista de Hero’s Duty, la
sargento Calhoun.
“¡Rempámpanos! Pero que definición tiene, su cara es impresionante.”
Ralph conseguirá su medalla y soñará con un idílico mundo
gracias a ella, por poco tiempo.

Sugar Rush.

 

Un nuevo videojuego, en este caso de coches y chuches, de
carreras de coches hechos con chuches. Aquí conoceremos al otro imprescindible
personaje de “Rompe Ralph”, Vanellope. Una niña de macarra lenguaje que tendrá
enormes paralelismos con nuestro protagonista, lo que creará vínculos
irrompibles entre ellos, aunque los inicios, como suele ocurrir, no serán fáciles.
Ella le robará la medalla para usarla como moneda de cambio y poder participar
en una carrera, algo que le está prohibido ya que Vanellope es una «Glitch«, un
error de programación. Otra maginada.

Los conflictos y la persecución de Ralph a Vanellope
terminará con el primero convertido en una especie de Hulk de golosina. Las
galletas Oreo son otras conocidas que aparecerán en la cinta.

 

Al mismo tiempo, en otro simpático detalle, nos mostrarán el
trágico pasado de la dura y ruda sargento Calhoun, un pasado implantado para
que su dedicación sea máxima al videojuego, una trágica boda donde su prometido
fue eliminado por uno de los bichos de “Hero’s Duty”.
El personaje de King Candy nos remite casi a “El mago de
Oz
”, un falso rey, así como esa mezcla de universos a “Alicia en el país de las
maravillas
”.

 

Nuestro apego por Vanellope llegará con la escena donde
presenta su coche hecho con sobras al resto de corredoras. Una niña muy rica
que será humillada por las otras, lo que será el primer paso para la amistad y
colaboración entre Ralph, que se siente identificado, y la cría. Ella, al ser
un error de programación, eso le han contado, padece de «pixlexia», un nombre
genial para una enfermedad informática. Nuestro protagonista la defenderá y se iniciará una colaboración para
recuperar su medalla, para ello deben conseguir que Vanellope
participe y gane la carrera.

Felix sigue su búsqueda de Ralph, contará a Calhoun la
historia de Turbo, con quien se le compara, veremos los gráficos antiguos del
juego de coches, cómo esos juegos quedan obsoletos con la novedad. Los celos, el
egoísmo, la envidia… son las motivaciones que llevaron a Turbo a abandonar su
juego y sabotear a sus rivales, motivaciones completamente distintas a las de
Ralph. Se hace evidente que entre Felix y Calhoun va a progresar una relación,
aunque por el momento sea un enamoramiento interruptus, la arisca guerra no
está por la labor. Un enamoramiento y fusión entre personajes de distintos
videojuegos, lo antiguo y lo moderno.

 

Bueno, ya vale de ñoñerías.”
Los amantes de los videojuegos, especialmente los de coches,
reconocerán los minivideojuegos dentro del videojuego real como en el que
participan Vanellope y Ralph para construir el coche de la niña. El resultado no
será muy brillante, pero Vanellope acabará entusiasmada, es lo que tiene no
haber tenido nunca uno, las cosas se valoran más.

¡Me encanta!

 

Llegados a este punto la identificación entre Ralph y su
pequeña amiga se hace evidente, del vertedero de Ralph pasamos al solitario
refugio de Vanellope, dos seres despreciados en su mundo, solitarios y que
luchan por integrarse, por ser reconocidos, simplemente por ser uno más. Ella
ni siquiera sabe conducir, pero aprenderá pronto con Ralph. Estas escenas serán
divertidas, en especial por el carácter positivo y entusiasta de la cría, un
carácter que hace entendible que sobreviva en una situación tan difícil, además
de por la zona de los mentos y la coca-cola.

Eres pura dinamita”.

Mediante un truco de guión llegaremos a una conversación
entre King Candy y Ralph (Vanellope hará oportunamente mutis por el foro
durante el tiempo necesario), donde el rey proporcionará la ansiada medalla a
nuestro protagonista. Lo manipulará para que acceda a traicionarla. Hay un
bonito detalle, el juego con las dos medallas, una material, la que busca Ralph
y otra simbólica, hecha de chucherías, la que le regala Vanellope antes de ser
traicionada. En un primer momento nuestro malote de videojuego elegirá la
material, pero como es lógico no tardará en darse cuenta de cuál es la
verdaderamente importante, aunque tenga que descubrir que le engañaron para
rectificar. Esta parte dejará un momento realmente cruel, la destrucción del
coche de Vanellope a manos de Ralph.

Ralph descubrirá que Vanellope era parte del juego, con lo
que se pondrá manos a la obra, cual detective, para descubrir qué ocurre. Como
resultado sabremos que el rey Candy es un “edulcorado” villano desconsiderado y
más tarde descubriremos sus motivaciones.

A que te chupo.”

Todo encaja en el guión, ningún destrozo es permanente, «Repara Felix» será la solución al destrozo del coche. En esta misma línea de
buenos detalles de guión tendremos el partido que se le saca a los videojuegos,
por ejemplo en la carrera de coches con sus puntuaciones, premios,
penalizaciones y dificultades. Por todo ello es muy divertida la carrera final.

 

Si Vanellope llega a meta volverá a su antiguo estado, se
reiniciará el juego, por ello el rey Candy nos descubrirá su verdadera cara, él
es Turbo. Así se comprende todo, su motivación era la ambición y el poder,
usurpárselo a Vanellope, volver a sentirse importante, tema básico de la cinta,
que con la historia de Turbo marca muy bien los límites. Más detalles de guión
de talento son el uso que se da, dentro de la historia, a las habilidades de los
personajes, los puños de Ralph, el martillo de Felix… unas veces usados de
forma práctica y otras con humor. Con todo, la salvación final de Ralph resulta
algo forzada, pero bueno, pequeñas licencias de animación. Vanellope querrá
instaurar una democracia constitucional, divertida ocurrencia.

 

El final, como suele ocurrir en estas cintas, deja momentos
muy emotivos, la amistad eterna de los dos protagonistas, su integración social
definitiva, sus miradas de videojuego a videojuego, el cambio en el trabajo,
aunque haga las mismas cosas, de Ralph al sentirse arropado y valorado (también
pasará de odiar el chocolate a encantarle), el matrimonio de Felix y Calhoun

 


Rompe Ralph” es además de todo una extraordinaria reflexión
sobre el pasado, al que mira con cariño y amor, especialmente al pasado que nos
acunó y divirtió de niños, reivindicado y con la intención de que no lo
olvidemos nunca. Un pasado que en muchos casos guió y generó aficiones. En este
sentido es muy bonito el detalle que convierte al juego “Rompe Ralph” en uno
que recicla a otros personajes sin juego, integrándolos en los niveles
superiores, haciéndoles sentirse útiles y modernizando el juego a su vez.

Somos retro, viejo pero molón”.

Si le caigo bien a esa pequeñaja, tan malo no puedo ser.”

 

Los títulos de crédito serán un nuevo homenaje al videojuego
antiguo y su evolución, con gráficos ochenteros, pasando por distintos juegos y
estilos, donde los personajes de la película aparecerán saltando de unos a
otros.

 

 

Los homenajes más o menos explícitos al videojuego son
numerosos, especialmente al Arcade, muchos se me escaparán por no estar tan
familiarizado, pero podemos mencionar referencias o apariciones a Nintendo;
Space Invader; Sonic; Super Mario Bros, al que se homenajea mucho (es posible
que Mario Kart inspire Sugar Rush y que venga a la cabeza Donkey Kong);
Pac-Man; Q*Bert; Street Fighter; Mortal Combat con la presencia del malo Smoke;
Altered Beast; Eye Of Beholder; House Of The Dead; Cyborg Justice (de estos
últimos videojuegos mencionados veremos a los villanos en la reunión de Malos Anónimos); otros cameos que he recopilado por distintos sitios son de personajes
de videojuegos como “Paperboy”, “Dig Dug”, “Root Beer Tapper” como el lugar
donde se reúnen a tomar cerveza los personajes, “Pong”, “Frogger”, “Dance Dance
Revolution
”; referencias a “Final Fantasy”, “Metal Gear”, “Halo”, “Call Of
Duty
”, “Gears Of War”… Una gozada para los amantes al videojuego.

 

Un cinta bonita, tierna, brillante, original, aunque muy
deudora de “Toy Story”, notable, pero con cierta falta de pegada para alcanzar
la genialidad global aunque si en algunos momentos. Se basta y se sobra para
ser la apuesta de animación más interesante y destacada del año.

sambo

There are 10 comments on this post
  1. abril 06, 2013, 12:12 pm

    Hellow, mrSambo. Nice to see you.

    He hecho mi debut como crítico de cine, con Django desencadenado.
    Seguro que tu crítica no fue por los mismos derroteros :):)

    http://www.newagecule.blogspot.com.es/2013/04/django-desespanolizado.html

    Un saludo, campeón

    • abril 06, 2013, 3:54 pm

      En fin Culé, un post demente, en realidad las análogías podrían ser las mismas por lo que algunos tenemos que aguantar del esclavizante, manipulador y mentoriso nacionalismo catalán que defiendes. Comentas que Django es histórica, más bien ambientada en una época pasada, lo que es divertido es la historia que os habéis inventado vosotros para justificar no sé qué jejeje.

      Un saludo.

  2. abril 08, 2013, 8:23 am

    Coincido en que es la mejor película de animación del año. En mi opinión, con bastante diferencia. Le falta muy poquito para ser redonda.

    La mejor noticia es que Disney tiene unos estudios capaces de hacer grandes películas SIN Pixar, RR no es fruto de la casualidad. Las tres últimas producciones (Bolt, Enredados y Rompe Ralph) son muy notables y de calidad creciente; y, si bien no alcanzan el nivel de las mejores de Pixar, sí igualan e incluso superan el "segundo nivel" de dicha compañía. Por ejemplo, son superiores a Brave o a las dos de Cars, enterrando los miedos que pudieran surgir con el gran fiasco de Descubriendo a los Robinson. Buena noticia que haya vida más allá de Pixar, sin duda.

    • abril 08, 2013, 9:36 am

      Perfecta síntesis y reflexión sobre el Disney actual, mi admirado Archiduque.

  3. abril 08, 2013, 12:12 pm

    Gracias, compañero. Es lo que tiene tener niños chicos: se hace uno experto en "cine familiar" 😉

    PD: Otro punto a favor de los estudios Disney(sin Pixar) es la regularidad de sus producciones, en contraste con Dreamworks, que combina alguna producción notable, como Cómo entrenar a tu dragón, con produtos mediocres o con verdaderos despropósitos

    • abril 08, 2013, 12:17 pm

      Vi hace poco COMO ENTRENAR A TU DRAGÓN, por recomendación de Nora, y me pareció excepcional, una narración casi magistral, cierto. La tengo planificada, la escribiré en breve creo.

    • abril 09, 2013, 7:22 am

      Si puedes, te recomendaría verla en 3D, es de las pocas películas que gana valor en este último formato. Yo la ví en el cine en 2D y en casa en 3D y sabe dar a las gafas un buen valor narrativo.

    • abril 09, 2013, 9:47 am

      Si puedo lo haré, pero me pareció una joya ya en 2D jajaja

  4. Pablo / PBL
    octubre 26, 2013, 8:35 am

    Gran película, partiendo de la base de que los videojuegos me encantan. En todo caso me parece entretenida, bien pensada, bien ejecutada y con un guion redondo.
    Espero ese Como entrenar a tu dragón, que me ha gustado mucho también y ahora que se anuncia su secuela. Ojala no lo hayas aparcado. Otra animación destacada aunque son historia mucho menos trabajada es Gru, que ya has analizado, y su secuela. Los minions son geniales. Creo que el campo de la animación está siendo con diferencia el más original y creativo del panorama actual. Mantienen o suben el nivel año a año, y no es nada fácil. Es simple talento, nada más y nada menos.

    • octubre 26, 2013, 10:32 am

      Concuerdo de pleno en todo, creo que fue la mejor cinta de animación de su año y para los fans del videojuego un goce. La animación ha dado más satisfacciones que cualquier otra cosa en la última década.

      COMO ENTRENAR A TU DRAGÓN está terminada, ya sólo es ver cuando la coloco jijiji. Es que ahora toca MEMENTO, RÍO BRAVO y algún estreno o peli actual, pero en cualquier momento llega. Me encantó esa peli, recomendación de mi prima.

Leave a reply