Crítica: ¡MAMMA MIA! (2008)

Crítica: ¡MAMMA MIA! (2008)

PHYLLIDA LLOYD

Todas las obras de cualquier disciplina artística buscan transmitir emociones al que las aprecia, buscan llegar o mover algún tipo de sentimiento. Cualquiera de las formas de conseguirlo, ya sea de manera directa y visceral buscando sentimientos muy puros o a través de una excitación intelectual, son igualmente válidas.
¡Mamma mia! es una película alegre, divertida, vitalista, simpática y todos estos adjetivos se pueden aplicar también a su trama, una trama sencilla sin más pretensión que hacer sonreír y pasar un buen rato. Todo esto lo consigue, pero acabaría dejando la sensación de que esta película es un entretenimiento agradable sin más y eso sería estar siendo muy injusto con ella. ¡Mamma mia! es extraordinaria.

 

Lo que hace excepcional a ¡Mamma mia! es que traspasa la pantalla, todos esos sentimientos, todas esas sensaciones que transmite la película las sientes en tus propias carnes, sientes la energía que transmite, el entusiasmo de lo que pasa en pantalla, te identificas con los personajes y te gustaría pasar una temporada en esa islita con ellos, te sientes más vital, alegre, sientes las mismas ganas que ellos de bailar, cantar, saltar, darte un chapuzón…de vivir. 

 

Podríamos mencionar muchos momentos o muchas de las canciones de la película (me encantan especialmente el «S.O.S«, cantado por Streep y Brosnan o el «The winner takes it all«, que se marca una espectacular Meryl Streep de camino a la boda de su hija, o la contagiosa vitalidad de «Dancing queen«, con salto al agua incluido…), pero lo que verdaderamente marca la diferencia es el total, el conjunto de todo el film, las sensaciones que transmite, la fotografía recalcando unos intensísimos blancos y azules y una luz especial en esa isla griega, las interpretaciones de unos actores pasándoselo en grande, en especial una Meryl Streep, tremenda, que se nota que se lo estaba pasando «bomba».

No es una película de reflexiones profundas, ni tan siquiera tiene grandes coreografías, ni entro a valorar sus hallazgos meramente cinematográficos, ya que a penas los hay, es simplemente un musical con los temas de Abba, muy divertido, muy entretenido, basado en el exitazo que supuso en todos los teatros donde se estreno y que logra transmitir toda la vitalidad y alegría de la propuesta, que lo sientas de verdad, que sientas todo lo que se transmite en la cinta, logra que salgas del cine con una sonrisa y que además no se quede sólo en eso, ya que viendo como funcionó el boca-oreja, y que fue la película con más revisiones de su año, logra que después de su hora y 48 minutos su influjo perdure. 

 







Amanda Seyfried, Stellan Skarsgard, Colin Firth, entre otros, completan el soberbio reparto. 

sambo

There are 3 comments on this post
  1. Anónimo
    diciembre 26, 2013, 9:43 am

    Nacho:En mi opinion es buena me encanta,porque tambien tiene situaciones muy divertidas.

  2. junio 06, 2015, 2:34 pm

    La pelicula tiene buenos cimientos porque la obra de teatro fue un exito, no solo a nivel coral, si no también con la trama. La peli respeta ese guión ¿para que cambiarlo si funciona? y le además esos paisajes que, por razones evidentes, en el teatro no es una opcion.

    Lo único que me choca de la peicula es el reparto de los "más adultos". Ojo, no critico la interpretación de ninguno de ellos, Meryl Streep esta brillante, pero seamos sinceros… Supuestamente Donna tiene que tener unos 38-40 años como mucho, tuvo a Sophie muy de jovencinta… y aunque le hayan puesto piercings, pelo largo e incluso un peto, no cuela que Meryl Streep los tenga en esta pelicula.
    ¿Como lo solucionamos? pues envejeciendo al resto del reparto adulto, para que no desentone tanto. Me reitero, me encanta la pelicula y todos los que trabajan en ella, pero chirria.

    • junio 07, 2015, 12:21 pm

      El tema de las edades en el cine tiene estas cosas, se hace primar el talento y no lo veo mal. En Con La Muerte En Los Talones la que interpreta a la madre de Cary Grant sólo tenía unos pocos años más que él. Los repartos de las series juveniles están llenos de chicos que, evidentemente, tienen más edad de la que se supone. Es una de esas licencias que no me moletan en exceso generalmente.

Leave a reply