Crítica: LA GRAN APUESTA (2015) -Última Parte-

Crítica: LA GRAN APUESTA (2015) -Última Parte-

ADAM MCKAY




 

Recursos de estilo.

Hay ciertos aspectos que llaman bastante la atención como rasgos estilísticos en la película. El más llamativo son los monólogos y apelaciones a cámara, al espectador, rompiendo la cuarta pared, de muchos de los personajes, siempre para hacer comentarios explicativos, correcciones o como elemento irónico. Puro metalingüismo.

 

 

 

Las apelaciones a cámara de Jared Vennett (Ryan Gosling) serán generalmente explicativas, pasando en ocasiones a ser una voz over en dichos relatos. Vennett nos introducirá en la película y volverá a usar este recurso posteriormente para recalcar que lo hecho por Baum en una convención, pasándose por el forro la discreción que el grupo quería mantener y diciendo en público que las pérdidas en las primas de riesgo no pararán en el 5%, fue completamente cierto. Finalmente, Vennett presumirá de sus ganancias, 47 millones de dólares, mirando a cámara, todo lo chulescamente que puede.

 

 

Algunos de estos monólogos a cámara, en concreto tres, serán realizados por personajes ajenos al relato que explicarán determinados conceptos económicos, personajes famosos que usarán alegorías con sus actividades profesionales o de ocio para explicarlas de forma sencilla para el espectador, en otro juego irónico. Así las hipotecas Subprime serán explicadas por Margot Robbie, a la que recordaréis por ser la sensual amante y luego esposa de Leonardo DiCaprio en “El lobo de Wall Street” (Martin Scorsese, 2013), otra película que hablaba de los tiburones de las financias y sus desmanes, precisamente, en un guiño irónico memorable. Lo hará además tomando champagne en un baño de burbujas en su mansión con vistas al mar.

 

 

 

 

 

 

-El chef Anthony Bourdan será el que nos explique en qué consisten las CDO (Obligaciones de Deuda Garantizada) poniendo su trabajo de cocinero como metáfora sencilla. El doctor en económicas Richard H. Thaler y la actriz Selena Gómez nos explicarán en qué consisten los CDO sintéticos usando el blackjack como metáfora.

 

 

 

-Un colaborador chino de Vennett (Ryan Gosling) desmentirá a su jefe mirando a cámara en otro detalle digresivo a modo de aclaración. Lo mismo hará Jamie Shipley (Finn Wittrock), desmintiendo la propia narración, explicando que la forma en que se enteraron de las teorías de Vennett no fue por casualidad leyendo un escrito suyo como aparece en la película, sino porque un amigo informó a su compañero Charlie Geller (John Magaron) y él mismo leyó sobre el asunto por otro lado. Metalingüismo para la adaptación cinematográfica.

 

 

Montajes conceptuales o ideológicos, esos que usan imágenes como contrapunto, siempre irónico, humorístico o reflexivo, que complete la trama o escena principal. El montaje conceptual o ideológico (también denominado poético) consiste en filtrar escenas o fotogramas en medio de una secuencia principal con la intención de darle una especial significación, poética, reflexiva, irónica… Aquí será uno de los principales recursos. Veamos ejemplos:

Bale en su rutina con un esquizoide montaje que lo muestra trabajando con sus números y haciendo ejercicio, abdominales, todo muy sincopado, pero en medio de esto sale un plano sin aparente sentido, una mujer haciendo una cama. Con ese plano se escenifica que lo que vemos en Bale es su rutina, su día a día, que tiene su despacho como si fuera su casa, su mundo entero, su trabajo. En esta misma escena, en una conversación telefónica, se filtrarán estampas de relax (un perro en una colchoneta en una piscina, alguien leyendo el periódico, dos patitos en un estanque), imágenes que resaltan el juego mental del personaje, que busca controlarse y tranquilizarse ante la tensión que le está provocando dicha conversación.

 

 

 

 

 

 

-Mientras Steve Carell habla con Marisa Tomei por teléfono al inicio y ella menciona lo ocurrido con su hermano, tendremos una serie de imágenes alegóricas insertadas para subrayar poéticamente ese momento, lo que ocurrió: alguien en una azotea, una bolsa mecida por el viento… Ejemplo perfecto de montaje poético (con esa denominación precisamente).

 

 

 

La mención de Carell, interpretando a Mark Baum, sobre esa gente que pasea por las calle como en un video de Enya es muy divertida.

 

-Cuando Bale logra su acuerdo con los bancos, estos se muestran enormemente felices, mientras que Bale aliviado, aunque tenso ya que es una apuesta arriesgada. Ese momento será subrayado con otro montaje conceptual, en este caso irónico, donde veremos planos con bailarinas y raperos que marcan el tono lúdico y feliz, el júbilo que sienten en ese momento los representantes de los bancos… y Bale.

 

 

 

-El flashback sobre los inicios de Jamie y Charlie en su garaje está mezclado con el video de una canción, escenificando la esperanzada perspectiva que se abre ante ellos al enterarse del posible colapso del sistema inmobiliario (Lithium de Nirvana cantado por Polyphonic Spree).

 

 

 

-Mientras los acaudalados asistentes de la convención de Las Vegas salen en sus lujosas limusinas, con reiterados fundidos a negro, se insertará un plano de transición donde vemos a varias personas bajo un puente.

 

 

 

 

-En pleno caos de la caída libre del mercado financiero se insertarán planos de chabolas. Cuando Lehman Brothers quiebre el 15 de septiembre de 2008, se insertarán planos de hogares desahuciados, antes felices.

 

 

 

 

-Hablando de metalingïsmo, la parte final tendrá otro guiño, cuando el narrador principal nos vacile con la realidad de las consecuencias de la crisis, planteando un panorama idílico para dicho narrador donde muchos financieros y banqueros irían a la cárcel, se renovarían las instituciones, regularían préstamos hipotecarios e inversiones, los grandes bancos serían eliminados… pero no fue así. Todo adornado con un montaje con planos de prosperidad (grandes autopistas) o renacimiento (frutas que crecen). “Los bancos se quedaron con el dinero que el pueblo americano les dio y lo usaron para darse ellos mismos grandes bonos, presionando a congresistas para parar grandes reformas y culpando a los inmigrantes, a los pobres y, esta vez, incluso a los profesores. Sólo un banquero fue a la cárcel, este pobre idiota: Kareem Serageldin de Credit Suisse

 

 

 

 

 

También habrá montajes paralelos, como ese que nos lleva de la conversación telefónica entre Jamie y Charlie con Rickert y su colon a la que tiene Vennett con todo el grupo de Baum, que nos llevará a la convención de Las Vegas.

 

 

 

 

Los planos congelados, ya sea en momentos concretos de una secuencia o con montajes de pequeñas estampas en plan fotografía, también son recursos habituales, que tienen la misma función que la idea anterior.

La cámara inestable, de planos en apariencia dubitativos, indecisos, que se centran en gestos, objetos, o pierden el foco, como distraídos, simulando una mirada dispersa y escrutadora, es otro rasgo habitual en la película. Una cámara que va de un rostro a una mano que se mueve o juguetea con un objeto, de ahí que se desenfoca tras otro objeto que tapa el encuadre para hacer una panorámica inestable hacia otro rostro y retornar al primero, por ejemplo…

 

 

Muchas de las escenas se plantean casi de forma documental, como entrevistas, inconscientes para los entrevistados, a algunos de los anónimos responsables del sistema que acabó generando el colapso, orgullosos de todo. Esto no encaja del todo mal en el artificio narrativo que estructura y fundamenta la película con los elementos estilísticos citados.

 

 

 

Mayo de 2006, Charlie y Jamie convenciendo a Rickert con los datos conseguidos. Enero de 2007, Baum descubriendo que las agencias de calificación venden sus resultados por puro negocio… Ni los sistemas de regulación hicieron su trabajo. Una espera incómoda e inquietante con el mercado llevando la contraria a las expectativas. La última gran idea de Jamie y Charlie será comprar en corto también activos “triple A” (de la máxima seguridad y fiabilidad) porque también están llenos de basura…

 

 

La verdad es como la poesía, y a la mayoría no le gusta la poesía”.

Burry, por su parte, restringirá la retirada de fondos de sus inversores, con el consiguiente enfado de estos, lógicamente.

Ha empezado”.

Están vendiendo sus créditos de mierda, luego van a otro banco e inflan esa mierda que acaban de vender”. “Ahora mismo cada banco de la ciudad está cargando sus mierdas crediticias a clientes inocentes y no los van a devaluar hasta que los saquen de sus cuentas”. La explicación por la que no bajan los índices de crédito. Ni el Wall Street Journal escuchará.

En nuestros personajes sólo cuenta el interés, el poder sacar partido, incluso aunque vengan ciertas dudas morales, porque tiene un punto de egolatría, de autosatisfacción, el haber visto y descubierto lo que nadie más vio, haberse salvado de la quema, ir contra el sistema en su totalidad y vencer… aunque sea a costa de los demás.

Un sistema con muchas lagunas legales a aprovechar, bien montado, pero dirigido por idiotas y condenado al desastre. 47 millones para Vennett, 80 para Jamie y Charlie. Burry logró 100 millones de ganancias para él y 700 para sus inversores de un beneficio neto del 489,34%.

El único personaje que planteará firmemente un código moral sobre lo que están haciendo todos nuestros protagonistas será Ben Ricket (Brad Pitt), cuando afee a sus compañeros Charlie y Jamie sus celebraciones por conseguir más compras de activos, ya que su apuesta es contra la economía de los Estados Unidos en su totalidad, con lo que eso supone para millones de personas (pérdidas de trabajo, de dinero, de casas…). Mark Baum (Steve Carell), también dudará y será consciente, aunque finalmente venderá todo para recibir los beneficios. Él siempre cuestionó Wall Street, pero no sabía hasta que punto tenía razón.

Todo el mundo, en lo más profundo de sus corazones, está esperando la llegada del fin del mundo”. Haruki Murakami.

14 de marzo de 2008, 15 de septiembre de 2008, caos y caída libre. Lehman Brothers desierto… Su quiebra. 8 millones de personas perdieron sus empleos y 6 millones sus casas en Estados Unidos.

 

Gran banda sonora con Led Zeppelin, Metallica, Mastodon, Kelis, Gorillaz, Guns N’ Roses, Pantera, Pussycat dolls, Neil Young

Un aceptable título que sirve para hacerse una idea global de lo ocurrido en la crisis de los bonos basura desde un punto de vista distinto, pero a la que le falta cierta dimensión social, sus culpas, algo más de matiz y visión para una concepción más completa. En cualquier caso, posee una narración fresca y un excelente montaje, justamente nominado al Oscar. Me quedo con “Margin call” (J. C. Chandor, 2011).

 

 

 

 

 

 

 

Lee aquí la 1ª Parte del análisis.

sambo

There are 4 comments on this post
  1. enero 23, 2016, 8:51 am

    ESTUPENDO!!!
    Me parecen muy interesantes los recursos estilísticos!! Y, como suele ser habitual, gran apoyo gráfico que completa visualmente lo q explicas tan bien.
    Me gusta la idea que en la peli se critique el hecho de q se ganara dinero con la explosión de la crisis, porque esa es la esencia. Pase lo q pase, al final siempre hay alguien q saca partido, y eso es insultante y debería tener control. Claro q, por un lado, no es nuevo, elmer ado negro no es más q eso (q era Rett Buttler?! ) y siempre ha existido: oferta, demanda y negocio. Y eso está por encima d cualquier sistema económico-político y, por otra parte, si no funcionan los elementos d seguridad d la economía, cómo van a funcionar los q impiden el lucro a costa de esos fallos!!!?
    En fin…perdón por la digresión!
    Nota cotilla: Brad Pitt con barba está gordo. O estaba gordo ahi, simplemente.
    Cómo pasa el tiempo! El nene de la peli El imperio del sol, no?
    Muchas fanses d Gosling…y no es nada del otro jueves.
    Muchas gracias, sensei. Me gusta enpezar el día leyéndote.
    Bss!

    • enero 23, 2016, 9:04 am

      No es digresión, es que es la clave. Se tiende a condenar sistemas completos, cuando aquí el tema está en la corrupción, políticos que se dejan sobornar, mecanismo de control que hacen lo propio… y todo para sacar partido. De haber primado la honestidad, eso tan complicado, no hubiera pasado. Das en la clave de lleno, es así.

      Se le empieza a notar a Pitt, está raro sin barba, con barba medio da el pego de normalidad jajaja. Bale es un crack, exacto, el nene del Imperio del Sol, un actor de raza, no es del método. Lo de Gosling es un misterio…jajaja

      Besos

  2. abril 15, 2016, 12:41 pm

    Muchísimas gracias, llevaba tiempo buscando la Lithium de Polyphonic Spree. Saludos

  3. abril 15, 2016, 8:19 pm

    Gracias por pasarte, Marcos. Me alegra que te sirviera. Un saludo

Leave a reply