Crítica CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR (2016) -Última Parte-

Crítica CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR (2016) -Última Parte-

ANTHONY RUSSO, JOE RUSSO




 

Y el espectáculo

Además de una película con un interesante y profundo trasfondo con muchas lecturas en la actualidad, “Civil War” es un esplendoroso espectáculo.

 

La película está trufada, llena, de grandes escenas de acción y duelos y peleas entre superhéroes, para goce de los fans. La gran virtud es que los directores, Anthony y Joe Russo, se esfuerzan por sacar todo el partido a esos momentos, con una hábil y notable dirección, así como un acertado uso del montaje.

En esas escenas se mezcla con mucho acierto, en perfecto equilibrio, los momentos con planos sostenidos y los cortes rítmicos en el montaje para las persecuciones y las vigorosas y malabaristas peleas. Por pedir me gustarían más planos alargados, pero son escenas muy bien rodadas.

 

 

 

La primera es al inicio al film, es la causa de todo el debate posterior que provoca la división de los héroes. Una misión espía en grupo con «La Viuda Negra”, «La Bruja Escarlata”, Falcon y el Capitán América. Una bomba recuperada, pero víctimas inocentes al estallar un edificio en Lagos. Allí combatirán contra el villano Brock Rumlow (Frank Grillo). Él dará un supuesto mensaje de Bucky Barnes a Steve, colocando a “El Soldado de Inverno” como principal instigador de la trama. No en balde la película se abre con una misión, un robo que Barnes realiza en 1991, en un flashback al que volveremos, y que luego tendrá importantes consecuencias.

 

 

 

 

 

 

La segunda la tendremos en Bucarest, donde Steve busca a Bucky e intenta protegerlo de las autoridades y la aparición de Black Panther y War Machine. Una escena estirada y brillante en sus distintos capítulos (las peleas en el edificio, la huida, la persecución en moto y furgoneta…), que termina con el arresto de los dos amigos.

 

 

 

 

 

En Berlín tendremos otra gran escena de acción cuando Bucky se escape de su presidio merced a la manipulación de Zemo. Bucky frente a todos en una escena que termina con Steve salvándole de morir ahogado, devolviéndole la deuda que contrajo con su amigo en la anterior entrega de la saga. Así lograrán apresarle, lo que nos lleva a aquella escena extra tras los créditos de “Ant-Man” (Peyton Reed, 2015).

 

 

 

Conozco a un tío”.

La mejor escena de acción de la película es la que acontece en el aeropuerto, con los dos bandos al completo luchando entre ellos. Una gran escena, estirada al máximo y dedicando con mimo su tiempo a cada personaje y cada lucha.

 

 

 

Esta vez estamos fuera de la ley”. Esta frase no significa mucho para Ant-Man

 

¿Quieres resolver esto a base de puñetazos?

Civil War” es una película saltarina, que nos lleva por distintos sitios, viajera. Lagos, en la primera escena de acción; Cleveland, para la presentación de Zemo (Daniel Brühl), el villano de la función, buscando información y torturando y ahogando a un general de Hydra; Viena para la firma del acuerdo, el ataque terrorista y la presentación de T’Challa, o sea Black Panther (Chadwick Boseman), hijo del presidente de Wakanda (nación ficticia), el lugar de nacimiento de varias de las víctimas del accidente provocado por “Los Vengadores”; Bucarest, donde el Capitán América encuentra a Bucky y lo protege en una excelente escena de acción. En Berlín retendrán a los detenidos, Falcon, Capitán América y Bucky… En Queens conoceremos al nuevo Spiderman y su muy atractiva tía (Marisa Tomei).

 

 

 

El pasado.

El pasado es un tema que fue clave en el anterior título de la saga, como analicé en “El Soldado de Invierno”. Los juegos temporales, con ese hombre anacrónico que procede del pasado y renace en un futuro que le desconcierta, son esenciales en la saga del “Capitán América”. En la segunda entrega, las referencias a ese pasado que se fue y que queda lejano, donde tenía una vida que ya no volverá, son constantes, y es una idea que se mantiene vigente en este episodio, donde los hechos del pasado son cruciales en las motivaciones de todos los personajes. Todo ello lleva además a una reflexión sobre la venganza, sentimiento visceral que mueve a muchos de ellos por esos sucesos pasados.

Zemo, el villano, se mueve para vengar a su familia, que murió en una misión de “Los Vengadores” en el pasado.

Iremos a la juventud de Tony Stark, al día que murieron sus padres en 1991, cuando se le encargó la misión de recuperar un material y acabar con sus vidas a Bucky Barnes. Ese momento del pasado será el utilizado por Zemo para enfrentar a “Los Vengadores” en la parte final.

El tormentoso pasado de Bucky le martiriza, un pasado del que pretende huir y del que Steve Rogers pretende rescatarle para redimirle.

 

 

Es coherente, por tanto, que esa pelea final sea en una base secreta de Hydra para crear más “Soldados de Iniverno”. Un Escuadrón de la Muerte de Hydra.

Los personajes están muy bien desarrollados a través del excelente conflicto que genera la división. Todos tienen su importancia y los principales superhéroes tienen una gran profundidad dramática. Incluso se mencionará a Thor y Hulk, para que los recordemos.

Bucky Barnes es uno de los personajes más ricos del film y de toda la colección de películas Marvel hasta la fecha. Un personaje secundario, gris en apariencia, que va pasando de héroe a villano y viceversa según avanzan los títulos, que no ha tenido título propio, aunque la segunda de esta saga llevó su nombre, pero que ofrece un conflicto dramático y una evolución excelentes. Aquí vuelve a ser clave en la trama, el que da el pistoletazo y provoca los movimientos del resto. Él será el asesino de los padres de Tony Stark, algo que descubriremos en un flashback junto a Tony, además de ser el sospechoso del ataque terrorista en Viena planeado por Zemo para enfrentar a “Los Vengadores”.

 

Él es un hombre que va recuperando su humanidad y su antiguo ser, su esencia, pero teme lo que bulle en su interior y no controla, esa clave secreta que lo convierte en un soldado zombificado al servicio de manos peligrosas. Esos actos ajenos a su voluntad le han creado un sentimiento de culpa agudo, por eso pretende huir de todo aquello, pero el pasado le perseguirá. Asumirá que no era consciente de lo que hacía, pero el hecho incontestable y que no se perdona es que lo hizo…

 

 

Entrañable es la incipiente relación entre Wanda, La Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen), y Vision (Paul Bettany), que deberá terminar en matrimonio. A Vision le veremos en plan Arguiñano cocinando con su cerebral y sensata manera de proceder.

 

 

 

Spiderman es uno de los grandes aciertos del film. Alejado de los anteriores que tan exitosos han resultado en pantalla, tenemos a un adolescente puro y duro, mediocre en líneas generales, temeroso de su amada tía. Un quinceañero normal al que Stark le hará un traje a medida para que le ayude en su batalla contra el grupo del Capitán América.

 

 

 

No parará de comentar todas las jugadas y fascinarse con las heroicidades de los demás héroes, además de bromear con sus propias habilidades. Sus comentarios son como los de cualquier fan de los cómics y los superhéroes. Incluso homenajeará a “El imperio contraataca” (Irvin Kershner, 1980) para vencer al gigante, pero lento, Ant-Man. Un Ant-Man que resulta simpático, frívolo y divertido en la onda de su película propia.

 

 

No sé si esta será tu primera pelea, pero nunca se suele hablar tanto”.

 

Capitán América frente a Black Panther y War Machine; Ant-Man frente a Black Widow; Spiderman frente a Falcon y también el Soldado de Invierno; Iron Man contra La Bruja Escarlata y Hawkeye; Ant-Man agigantándose y entreteniendo a unos cuantos; Vision, que se tira la primera parte de la pelea desaparecido pensando en sus cosas, reaparece para cerrar la huida del grupo como preámbulo de una nueva pelea grupal (Iron-Man/Capitán América; Ant-Man/Black Widow; War Machine/Falcon; Spiderman/Bruja Escarlata y Hawkeye; Soldado de Invierno/Black Panther… y luego intercambio para que todo sea divertido y variado… mientras Vision vuelve a sentarse para mirar.

 

 

 

 

 

 

 

En apariencia y viéndolos uno a uno, se pensaría que el equipo de Iron Man tiene mejores soldados, pero la cosa resulta igualada, gracias especialmente a La Bruja Escarlata, que salva a varios unas cuantas veces.

 

Una excepcional batalla y escena espectáculo donde nuestros superhéroes se pegan pero no demasiado duro, con el inevitable colegueo que subyace en la amistad. Con todo, la escena termina de forma dramática con el accidente de War Machine, que facilitará la huida de “El Capitán América” y Bucky. El resto del grupo quedará preso. Por fortuna, el amigo de Tony, James Rhodes (War Machine), se recuperará con rehabilitación.

 

 

 

Quizá el menos acertado es Tony Stark en esta ocasión. Hay algo de cambio de roles entre él y Steve Rogers, donde Stark aparece repentinamente mucho más maduro y generoso, menos cínico e irónico, al que veremos rejuvenecido diciendo adiós a sus padres antes de su muerte en un accidente de coche. Una madre cariñosa que reprocha dulcemente a padre e hijo, y una difícil relación entre los dos hombres de la familia. Del mismo modo, tiene un problema con Pepper Potts que le impulsa a tomar las decisiones que toma, como explicará a Steve. La buena de Gwyneth Paltrow no aparece en esta ocasión, se ve que no pagaron lo suficiente o no daba ya el presupuesto. El problema es que se nos presenta un Stark ya maduro sin excesivo recorrido hacia ello, lo que chirría un poco, demasiado consciente repentinamente.

Picados desde la posición de Stark y contrapicados desde la de la mujer que le reprocha sus actos, definen estilísticamente la conversación que incide en ese cambio y en la toma de decisiones de Iron Man, como posteriormente explicará al resto de sus compañeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ese cambio de roles en realidad es coherente con “El Capitán América”, al ser símbolo y esencia de la individualidad americana. En esta entrega incluso le veremos tremendamente lanzado, cuando le dé un besito a Sharon Carter (Emily VanCamp).

 

 

 

 

Por supuesto hay otros personajes con menos desarrollo, pero con sus momentos divertidos. Ahí tenemos al Hawkeye, Clint Barton, interpretado por Jeremy Renner.

 

 

 

Me retiro, no sé, unos 5 minutos, y todo se va a la mierda”. “Tendría que haber hecho estiramientos”.

Se maneja muy bien la gran cantidad de superhéroes que salen en la película, al contrario de lo que ocurría en las primeras cintas de “X-Men”, donde aparecían casi todos desdibujados. Hay muchos en roles secundarios, pero que tienen su utilidad y protagonismo, con buenos momentos de lucimiento tanto en solitario como en pelas acompañados. También se valen acertadamente en muchos casos de las apariciones que han tenido en títulos anteriores o en sus propias películas (Ant-Man, Spiderman). Ant-Man (Paul Rudd), por ejemplo, mencionará el encuentro que tuvo con Falcon en su título particular.

Son numerosos los enfrentamientos entre los superhéroes, lo que es un auténtico placer para los fans.

Los dos bandos quedan bien diferenciados, aunque habrá matices y cambios de decisión. La Viuda Negra (Scarlett Johansson), War Machine (Don Cheadle) y Vision apoyarán a Iron Man. Luego se les sumarán Black Panther y Spiderman. «La Viuda Negra» ayudará a escapar a «El Capitán América«, jugando a dos bandas en honor a su amistad.

Falcon se unirá al Capitán América. Además podrán contar con Hawkeye, «La Bruja Escarlata«, Ant-Man, que se sumará a este grupo porque sí y por ir fuera de la ley, y el Soldado de Invierno.

 

La estructura de reclutamiento está impecablemente ejecutada, evitando la reiteración de situaciones en una búsqueda incesante de aliados uno a uno. Aquí se realiza todo de manera muy natural, con varios de ellos aliándose inicialmente con Iron Man o el Capitán América, posicionamientos iniciales y alianzas consiguientes con alguna entrevista privada para sumar a los bandos (Spiderman).

 

 

 

Es cierto que la parte final, con ese inesperado giro en una genialidad de guión, donde esperas una batalla de los superhéroes unidos contra el Escuadrón de Hydra y te encuentras a un simple ser humano manipulando las emociones de nuestros protagonistas para que se enfrenten entre ellos, tiene ciertos aspectos algo forzados, como esa oportunísima cámara de 1991 que grabó el robo y asesinato de Bucky a los padres de Tony para que Zemo pueda ponérselo en video y provocar la pelea. Una sorpresa, a pesar de todo, muy lograda, y un clímax que se aleja del tópico destructor de ciudades para hacerlo todo mucho más oscuro, retorcido, inteligente, emocional y brillante, en una lucha de intelectos más que otra cosa.

 

En esa última pelea, tanto Iron Man como Capitán América se perdonarán la vida mutuamente, aunque se vuelve a dar como vencedor a Steve Rogers, que es donde guionistas y directores tienen puestas sus simpatías ideológicas.

 

 

 

 

Aunque renuncie a su escudo por estar hecho por el padre de Tony, todos sabemos que será una decisión con poco recorrido.

En el epílogo asistiremos a la esforzada recuperación de War Machine, James Rhodes, y al cameo de Stan Lee. Además de la emotiva carta ya citada de Steve para Tony.

 

 

Las mayores críticas pueden proceder de los puristas del cómic y las diferencias que encuentren en la adaptación, especialmente si no asumen las legítimas libertades creativas de una adaptación, con todo lo que ello significa, siempre que no atenten a la esencia de la tesis final y la naturaleza de los personajes, sin entrar al fondo del asunto.

 

 

 

Todos los actores están magníficos en sus respectivos roles, realmente cómodos en ellos en su mayoría, y las nuevas incorporaciones prometen alegría. Eso sí, entiendo que mucha gente ya esté saturada de tanto hombre enmascarado y disfrazado… no es para menos…

 

 

 

En definitiva, estamos ante un gran espectáculo que no debe perderse ningún aficionado al mundo Marvel o de los superhéroes, pero tampoco ningún aficionado al cine, porque es una película excelente.

 

 

 

Lee aquí la 1ª Parte del análisis.

sambo

There are 9 comments on this post
  1. mayo 25, 2016, 5:49 am

    Pues gracias!!! Una peli de aventuras interesante para ver!!!
    Bss

    • mayo 25, 2016, 10:11 am

      Es mucho más que una peli de aventuras, Reina. Creo que te gustará. Besos!

  2. mayo 25, 2016, 6:38 pm

    Un fallo en el final, me parece, es que Iron Man salga con que mató a su madre, cuando al inicio nos ha mostrado el trauma es más fuerte respecto a su padre. Un acierto es que ya nos lo muestran anteriormente; se guardan quiénes estaban en el coche, pero se ve la escena y uno ya se lo puede oler.
    De entre los detalles que no me gustaron está el final de la batalla. Eso de que War Machine acabe al borde de la muerte y luego que si se queda tetrapléjico me parece un parche barato para compensar que la batalla, con todas sus virtudes, ha carecido de la contundencia de unos que luchan por sus principios. Tendría que haber sido un poco más brutal, salvo por la parte de Spiderman.

    También otro fallo veo en que no hay ningún hecho en que se refleje la importancia del tema tratado. Alguna misión en que la facción Iron Man no hace nada por carecer de permiso y la de Capitán America sí actúa, aumentando el conflicto por alguna consecuencia negativa que se enfrente con las positivas. No sería fácil lograrlo sin que quedara un tanto forzado; pero ya es un tema incipiente en las anteriores películas de Avengers e Iron Man. Que es donde hay otro problema que ya has comentado: que resulta forzado que Iron Man esté en el bando donde está, ya que todas sus películas anteriores se expresa contra el control gubernamental. Ahí ha primado la búsqueda de la pasta. Saben que, quitando al Capitán por ser suya esta entrega, Iron Man es el personaje más carismático y un enfrentamiento Capitán/Iron Man es el que más atraiga al público con mucha diferencia.

    • mayo 25, 2016, 7:00 pm

      Bueno, esa confrontación procede el cómic, ese es el duelo, Capitán contra Iron Man. Creo que sí se expone bien toda la problemática en las discusiones, desde la primera escena de acción incluso, con los pros y las contras, pero al final es evidente la cesión filosófica de Iron Man, cuando desobedece y se suma al Capitán, incluso pretende vengarse en lo personal, como expongo. Considero que sí está bien desarrollado.

      Totalmente de acuerdo en que esa batalla es blanda, ahí si hay una concesión comercial en plan "se pelean pero son amigos", que bueno, por lo que se disfruta se lo perdono jajaja.

      Siempre son un placer tus reflexiones, Rojo, da gusto.

  3. junio 17, 2016, 1:24 pm

    A mi me ha parecido, sin lugar a dudas, la mejor película de Marvel hasta la fecha. La profundidad que tiene la película, con los debates y dilemas, considero que le da la autoridad que quizás antes no había tenido, para decir: esto es más que una película de superhéroes. De hecho, si le quitas a los superhéroes, la película sigue sosteniéndose por si sola.

    Y destacar dos cosas. A pesar de la carga y la profundidad, no se renuncia al buen entretenimiento. No solo en términos de acción, sino también de humor. Algo que ya es sello de Marvel.
    Y por último, el hecho de que, en cierto modo, no haya un malo. Me explico. El Baron Zemo esta claro que es el malo de la peli pero, ¿no podríamos decir que, en el fondo, los malos son ellos mismos? El bien y el mal están más que difusos, pues todos tienen razones para defender su postura.
    Al verla en el cine, realmente me fascinó que no hubiera una batalla final como se esperaba. Algo completamente inesperado y que le da, además de por todo lo anterior, la calidad que tiene.

    • junio 17, 2016, 5:58 pm

      Muy acertados esos dos puntos que citas, Víctor. Efectivamente, como menciono, la venganza moviliza a todos y acaba igualándolos, no hay un malo "pirado" que quiere destruir el mundo, es una reflexión mucho más profunda.

      También me encantó el final minimalista, sin batalla, un acierto.

      Gracias por tu aporte, un saludo.

  4. Anónimo
    junio 18, 2016, 4:34 pm

    "Las mayores críticas pueden proceder de los puristas del cómic y las diferencias que encuentren en la adaptación…"

    Es que yo no creo que sea realmente una adaptación del comic. Sí es cierto que han cogido la idea básica de éste, pero luego la trama es absolutamente distinta (incluso algún que otro personaje está en distinto bando aquí y en el comic). Por otra parte, dificilmente podrían adaptar un comic en el que tienen bastante peso personajes (como los 4 fantásticos) cuyos derechos Marvel aún no ha recuperado para el cine. Por último, una cosa que me habría gustado ver en la escena de los vídeos de las actuaciones anteriores de los vengadores (y que encajaría bastante con esa preferencia de los autores por el bando del capi) es al capitán América recordándole al funcionario del gobierno que tampoco los peces gordos que quieren controlarles lo han hecho muy bien. Después de todo, si los Vengadores desataron el caos en Nueva York (será que Loki no tenía culpa de nada ¿no?) ¿cómo habría acabado el asunto de haber funcionado el plan de los jefazos? (es decir, una boimba atómica en medio de Manhattan). E igualmente el jaleo de Washington se habría evitado si los gobiernos (y a veces alentado) el crecimiento de Hydra dentro de SHIELD.

  5. Anónimo
    junio 18, 2016, 4:36 pm

    "E igualmente el jaleo de Washington se habría evitado si los gobiernos (y a veces alentado) el crecimiento de Hydra dentro de SHIELD."

    Perdón, quería decir "E igualmente el jaleo de Washington se habría evitado si los gobiernos no hubiesen permitido (y a veces alentado) el crecimiento de Hydra dentro de SHIELD."

    • junio 18, 2016, 6:20 pm

      Muchas gracias por el aporte y esa idea que das, muy acertada, Anónimo. Un saludo.

Leave a reply