Crítica: BLADE RUNNER (1982) -Parte 2/6-

Crítica: BLADE RUNNER (1982) -Parte 2/6-

RIDLEY SCOTT






Llegamos a una escena clave para dilucidar la naturaleza,
que es la gran polémica de la película, de Deckard. Su entrevista con Bryant en
las oficinas generales de la policía. El comportamiento de Deckard, al tratar a
Gaff y la policía, denota experiencia en estas lides, en el manejo de
situaciones comprometidas.
Bryant (M. Emmet Walsh), reconoce a Deckard con total
naturalidad y éste al que fue su jefe, nada hace suponer que ésta sea su
primera relación, todo lo contrario, de hecho en sus diálogos se nota una
complejidad y una complicidad madurada en el tiempo. No hay fingimientos.
Deckard también conoce a Holden, hay que reseñar a este respecto que no es un
conocimiento sólo de boquilla, se rodó una escena donde Deckard visita en el
hospital a un herido Holden, que no murió en la escena donde Leon le dispara.
Es decir, se nos muestra y se nos prueba un pasado real, no episódico, sino
narrativo coherentemente en el tiempo y además reciente y comprobable por el
propio Deckard que mantiene relación con esas personas directamente, no un
pasado lejano del que sólo puedan quedar unas fotos. Deckard y Bryant son
conscientes de su pasado. 

 

Una vez más Scott demuestra una maestría y seguridad
absoluta en el lenguaje cinematográfico y en el texto que tiene entre manos,
vuelve a rodar el diálogo en un estricto plano y contraplano. Veremos entre
medias hacer una gallinita a Gaff justo en el momento en que Deckard se niega a
aceptar el trabajo que le pide Bryant. Scott sólo mueve la cámara cuando no hay
más remedio, para describir un entorno con una suave panorámica o travelling
sutil o en la creación de suspense. 

Bryant amenazará a Deckard para obligarle a aceptar el
trabajo, si no lo hace no trabajará en nada. Él es poli, sabe mover hilos. En
ese momento Deckard se habrá levantado con lo que los planos y los contraplanos
se hacen más verticales, Deckard de pie y Bryant sentado, mostrando la tensión
y distancia entre ambos personajes. Tan sencillo como perfecto.
Bryant informará a Deckard sobre los pormenores de los
replicantes fugados y las circunstancias, su tipología, que Deckard aún no
conoce, son más modernos, y cómo se fugaron. En esta versión original se habla de 6 replicantes huidos, pero en realidad sólo había 5, se tuvo que renunciar a
uno por motivos de presupuesto. En las siguientes versiones ese error se
corrigió en el doblaje. Se ha insinuado que el sexto replicante pudiera ser
Deckard, algo absurdo nada más plantearlo porque de ser así se conocerían entre
sí.
Leon, Roy
Batty
, Pris, Zhora. Los 4 replicantes que Deckard deberá “retirar”.
Rodada con total sobriedad, una vez más, la escena está
envuelta en tonos azulados, gélidos, y el humo del tabaco que da esa atmósfera
única que tiene “Blade Runner”. Una vez más, planos y contraplanos de Bryant y
Deckard, que están sentados en la misma dirección hacia la pantalla en la que
van saliendo las fichas de los replicantes. 

La imagen de Batty llamará la atención de Deckard, es un ser
perfecto, es el jefe, es su antagonista máximo.
Bryant informa a Deckard de las características peculiares
de los Nexus 6, su dispositivo de seguridad de 4 años debido a que estos
robots, con el tiempo, pueden desarrollar sus propias  emociones. Esta explicación indica que
Deckard lo desconoce, además Deckard pregunta por el dispositivo de seguridad,
algo llamativo, de lo que se deduce que el retiraba “ejemplares” de replicantes
más antiguos.
Bryant encarga ir a Deckard a la Tyrell Corporation a
observar a un Nexus 6 que tienen allí, y así probar la máquina, sus resultados
y el comportamiento del robot. 

 

 

Se ha hablado mucho de la voz en off de la versión original,
lo cierto es que este recurso está desde el principio en las intenciones de la
película y formaba parte de la misma desde los primeros guiones y borradores
que se hicieron. Hampton Fancher siempre la incluyó, él es el guionista
primigenio, principal impulsor del proyecto y productor. Fancher fue el que potenció los elementos de cine negro y creó un personaje con Robert Mitchum como referente, para él hubiera sido el ideal. Scott además aceptó
usarla, admitió en un principio la idea de que la película era ininteligible
sin ella, las pruebas con público lo confirmaban. Harrison Ford, por el
contrario, consideraba que la película se entendía perfectamente sin su uso,
siempre se mostró en contra. Scott cambió de opinión al ver que el texto de esa
voz en off no funcionaba, quiso quitarla, pero el resto de responsables del
proyecto la mantuvieron. El resultado de la voz en off es muy bueno y remite al
cine negro clásico, especialmente en la primera parte de la película. No
molesta en absoluto y es realmente disfrutable. Es fácil además intuir que
muchas escenas están planificadas para incluirla.
Hay que comentar que el término correcto para lo que
llamamos “voz en off” en esta película es “voz over”. La “voz en off” es toda
voz que suena sin estar encuadrada, en plano, en el momento de ser pronunciada.
La “voz over” es la que suena fuera de escena, como en el caso de “Blade
Runner
”.
Los efectos especiales son absolutamente maravillosos, el
uso de las maquetas es ejemplar y la dirección artística es sublime. El trabajo
de iluminación y fotografía es de quitarse el sombrero, logran una atmósfera,
un sabor, unas texturas simplemente espectaculares, un trabajo maestro de
Jordan Cronenweth. Como ejemplo de esa maestría y deslumbrante resultado
tenemos la escena de la presentación de Rachel (Sean Young) en la Tyrell
Corporation

 

Blade Runner” está repleta de animales y generalmente
adquieren tintes simbólicos, así en la escena que comentamos en la Tyrell
veremos un búho artificial, es el animal que se relaciona con Eldon Tyrell, el
genio biomecánico, ya que el búho simboliza la sabiduría.
Las araña, el león, el lobo, la gallina, la serpiente, el
galápago, la avispa, los que se ven por las calles…
En la novela los reales son sumamente caros y prohibitivos,
aquí son mimados hasta el extremo, especialmente los artificiales, al contrario
que ocurrirá con los replicantes. 

La escena está rodada en ligeros contrapicados y en un
estricto plano-contraplano, como es costumbre, un estilo realmente clásico de
dirección. En un momento Deckard se sentará ante Rachel que quedará en un plano
superior, es justo en el momento que le preguntará por la posibilidad de “retirar”
a un humano por error, se siente más digna que él y de ahí ese contraste de
alturas. La iluminación es una auténtica maravilla, única, bellísima, climática
y con dorados que suelen implicar confort y tranquilidad, contrastando con los
también muy usados azules que ambientan escenas violentas o incómodas. 

Es de reseñar en el trabajo de iluminación la idea, siempre
permanente, de los haces de luz externos que se filtran por las ventanas
enrejadas y también los focos móviles, focos que no paran de moverse desde los
exteriores variando constantemente la iluminación de los planos, cambiando y
creando texturas, dimensiones y profundidades, un dinamismo absoluto en cada plano
en la pausada narración. Es simple y llanamente deslumbrante y ha sido imitado
hasta la saciedad.
Blade Runner” es puro cine, los silencios lo inundan todo y
la película se basa en la música, la imagen y los sonidos casi por entero. 

Un nuevo ojo, en esta ocasión el de Rachel, se hace presente
en escena, va a pasar el test Voight Kampff, se inicia la escena con un plano
general de ambos y la conversación, que también es en un estricto
plano-contraplano con insertos de los distintos elementos de la máquina, se inicia
con planos más abiertos de ambos que se irán cerrando, aumentando así la
intensidad del momento. Un encadenado a plano general nos indica que la cosa se
va alargando, una bella elipsis temporal que además nos permite ver los
reflejos dorados y acuosos de las paredes producidos por la iluminación externa.
Luego, mediante otro encadenado, volvemos al rostro de Ford, que realiza una
última pregunta que Rachel no contestará. En esa última pregunta el contraplano
de Rachel no será frontal sino lateral, indicando su “falsedad”. Los ojos de
Rachel mostrarán un color dorado.
La atmósfera es íntima y exuberante, el humo es un elemento
estético espectacular que dota de un aspecto difuso, onírico, al ambiente y la
escena, y especialmente al personaje de Rachel a la que envuelve.
 
 
 
 







Tyrell, que posee unas enormes gafas, dijo que Rachel era
humana pero mintió, explica que ella no lo sabe, es un nuevo modelo
experimental, el más moderno. “Más humanos que los humanos”. Tyrell se acercará
a plano para explicar el porqué de ese experimento.  Los Nexus 6 tienen comportamientos
imprevisibles debido a su inexperiencia emocional y a que pasado un tiempo
desarrollaban sentimientos, por ello, para controlarlos se crea un apoyo a sus
emociones. Implantes. Recuerdos. Esta conversación también es en
plano-contraplano con un Tyrell de pie mientras Deckard se mantiene sentado.
Tyrell muestra su superioridad intelectual.
Tyrell no parece conocer a Deckard, ni éste a aquel, este
hecho y el de que Rachel sea la más moderna no encajan, bajo ningún concepto,
con una lógica en la trama en la que Deckard fuera un replicante, como es fácil
de deducir. Es cierto que los replicantes son más humanos que los humanos, la
mayoría de sentimientos y conflictos dramáticos están mostrados por ellos, los
humanos en general son mostrados fríos y despiadados.
Los recuerdos, por tanto, son la base del ser humano. 












«Blade Runner» es  un
universo interminable, son innumerables las referencias que se pueden
mencionar, y todas ellas con sentido para el trasfondo de la película. Desde
luego son muchas las referencias estéticas, pero todo tiene un sentido, un
fondo. La arquitectura de la Tyrell, como la de muchos otros edificios, nos remite
a la arquitectura nazi. El elemento nazi es básico para entender «Blade
Runner
«,  así, Rachel es presentada como
si de una secretaria de las SS fuera, es una secretaria nazi hasta en el
peinado (el vestuario también), los águilas poblarán la sala donde Deckard
examina a Rachel en la Tyrell, y también los veremos en la habitación del
propio Eldon Tyrell, un símbolo nazi. Batty es la mejor creación de Tyrell, el
ser perfecto, como el ansia nazi de la raza perfecta, éste es rubio, ario, de
ojos azules y superior a todo ser humano, es supra humano, es el superhombre.
Nietzsche también está presente, es por ello que ese ser perfecto matará a su
dios. Batty, el superhombre, mata al dios de la biomecánica Tyrell.
La referencia a la Puerta de Tannhäuser nos lleva a Wagner y
su ópera. Nada es gratuito. Nada.
El existencialismo es otra referencia filosófica apreciable
en la cinta y en muchos de sus conceptos, la naturaleza del hombre, el sentido
de la vida, la esencia, la libertad y la individualidad…
Todo esto evidentemente está perfectamente integrado con el
fondo de la película, seres perfectos, eliminación del distinto, del que no
cumple los requisitos…
Metrópolis” (1927) de Fritz Lang, también es un claro
referente en la arquitectura y el diseño de exteriores, en los coches voladores
y las maquetas increíbles, ahí mucho de “Metrópolis” en “Blade Runner” a todos
los niveles. No habría “Blade Runner” sin “Metrópolis”.

 

Raymond Chandler, Dashiell Hammett… son evidentes influencias
para la trama de cine negro de la novela, y no sólo el material literario, el
cine negro clásico lo es también a nivel estético, las luces que se filtran por
ventanas, los claroscuros, las sombras, el humo, la lluvia, la ciudad, lo
urbano, el tabaco, la oscuridad, las calles nocturnas, la noche. La
investigación, la mujer fatal, el detective solitario, atormentado, amargado y
cínico con la vida, la voz en off, las luces y las sombras, los deseos ocultos,
los sentimientos más turbulentos, el lado oscuro del ser humano, el destino… El
expresionismo.
Milton y “El paraíso Perdido” también están presentes en
Blade Runner” y Batty no deja de ser un ángel caído.
El Frankenstein de Mary Shelley es otro referente literario
evidente, unas creaciones artificiales que buscan a su creador con el que
tienen una relación ambivalente, como lo es Caravaggio de forma indirecta a
nivel estético en los claroscuros que inundan la película. Kafka es otra
referencia clara, en esa trama e historia rocambolesca donde lo absurdo y lo
real se dan la mano. Marcel Proust también viene a la cabeza en algunas
reflexiones sobre el tiempo.

 

Nighthawks, el cuadro de Edward Hooper, es otra influencia
evidente en «Blade Runner«, un cuadro que Scott usó de inspiración, y que es
calcado en algunos planos, sobre todo para el tono que el director quería
transmitir.
Enki Bilal y Moebius, la revista Heavy Metal… son otros
referentes estéticos fácilmente apreciables en “Blade Runner” y que luego serían
definitorios de lo que se llamó “ciberpunk”, que tiene en esta película, como
tantas otras cosas, su principal influencia. 

Las referencias a lo religioso y especialmente a la
iconografía cristiana están también muy presentes en “Blade Runner”, no sólo
son las referencias a un creador (el dios de la biomecánica) y su creación (los
replicantes), son las referencias a Milton, a “El paraíso perdido”, a la idea
del ángel caído, al hijo pródigo, a la crucifixión en esa escena donde Batty se
hinca un clavo en su mano, o al espíritu santo, o el espíritu a secas, en la
paloma que deja volar Batty hacia el cielo tras su muerte….

De vuelta de la Tyrell oiremos la voz over, de nuevo, de la
entrevista de Holden a Leon para entender de dónde saca la pista Deckard que va
a seguir a continuación. Es la dirección del hotel del replicante.
En el hotel Scott se
deleita en el gusto y el mimo por el detalle, nos embobamos viendo trabajar a Deckard
buscando, sin palabras, alguna pista como por ejemplo la escama de serpiente de
la bañera. Vemos como la coge, la mira, la mete en la bolsa, mira a su
alrededor… aquí una vez más el expresionismo estético resurge, un fluorescente
nos dibuja la silueta negra de nuestro protagonista en el baño.
Esta escena es una muestra de cine en estado puro, no hay
palabras sólo imagen y efectos de sonido, el fluorescente al encenderse, el
goteo del grifo, lluvia, siempre la lluvia… Gaff hará una nueva figurita con
una cerilla, un hombrecillo erecto. 

Deckard descubrirá en un cajón unas fotos, las fotografías
son algo básico en la narrativa y el universo de «Blade Runner«, es el bien más
preciado de los replicantes que las usan para desarrollar un pasado, recuerdos,
justo lo que les falta. Los replicantes no tienen un pasado narrativo por
tanto, sino en estampas. Leon descubrirá que han estado en su hotel.

Roy Batty, el jefe de los replicantes, uno de los grandes
villanos del cine, tiene en este preciso momento su presentación. Un ser
imponente, rubio, digno de la raza aria, poderoso, inteligente, sensual, tan
seductor y atractivo como amenazante. La creación que Rutger Hauer hace de este
personaje es absolutamente perfecta e inolvidable. Sublime.
Su presentación se inicia con una mano, pálida, mientras su
voz pide más tiempo. Impactante. Tanto los diálogos como buena parte de la voz
over son brillantes.
Scott, y sus actores, manejan el tempo de forma perfecta,
hace fascinante cada instante, cada momento, cada encuadre, hipnotiza siempre.
Un ejemplo de este dominio lo tenemos en como pronuncia cada palabra Batty en
la primera conversación que tiene con Leon

Un travelling mostrará las calles mientras Leon y Batty se
introducen en el laboratorio de Chew, el diseñador genético de ojos. Se muestra
así, como se hará en múltiples ocasiones, el entorno en el que se desenvuelven
estos personajes, que además explica su forma de ser y las situaciones que se
dan, una vez más forma y fondo fusionados. Unas calles donde coches voladores
comparten espacio con bicicletas…
El uso de los colores chillones en una atmósfera tan oscura
donde predominan los negros resulta siempre elegante.
Roy recitará un poema en el laboratorio como carta de
presentación “Y los ángeles ígneos cayeron. Profundos truenos se oían en las
costas ardiendo con los fuegos de Oro
”. Es el mundo de Milton y su “Paraíso
perdido
”. La escena está ambienta con gélidos azules, como digo, color que
suele estar presente en escenas tensas o de violencia. Podemos contrastar los
dos test de Voight Kampff a modo de ejemplo, el primero con tonos azulados
desemboca en violencia, el segundo, en tonos dorados, transmite calidez y surge
la atracción entre Deckard y Rachel. Como curiosidad decir que el laboratorio
estaba verdaderamente congelado y los actores lo pasaron realmente mal,
teniendo problemas físicos que James Hong todavía recuerda. Un frio tremendo.
Desde luego ayudó a transmitir verismo a la escena. Leon mostrará la
superioridad física de los replicantes metiendo la mano en un líquido
congelado.
Dedicada a Eddie79 y su http://lalibretademou.es/ que aunque no se entere de las dedicatorias se las merece.
 
 

sambo

There are 50 comments on this post
  1. Ver Blade Runner me hace replantearme mi opinión sobre los Increíbles Albóndigas en remojo.
    abril 03, 2012, 8:15 am

    ¡¡ Pole !! (infantil, ya lo sé, no me lo restregueís más por el morro como puta por rastrojo, jodíos).

    Bueno, querido MR, NO TENGO PALABRAS. Acojonando me has dejado con esta segunda parte. Más profunda e intensa que la primera, que ya es decir. Te estás gustando, jodío, te estás viniendo arriba.

    Poco puedo decir, la verdad. Lo de Milton lo desconocía, no he tenido el gusto de leerlo. Lo anotaré cuando acabe mi último tocho de S.King y la Antología de Jardiel Poncela (esto se llama uniformidad de criterios en Valdecipotillos).

    Que razón tienes en la mención al enorme y tremendo Robert Mitchum. Me recuerda un montón la forma de investigar al "adios muñeca", con su Belma y ese matón gigantesco. Hay un cierto paralelismo con Batty en ello.
    Lo del búho también me ha llamado la atención. Ahi se ve la pedantería y complejo de semidios (pero no tántrico, eh) del Tyrell, que en vez de haber tenido un perro o un gato elige al rapaz, para demostrar su sabiduria y a la vez tener alas para volar sobre su propio universo. Un acierto.
    Lo de Proust me parece excesivo. Comparar en busca del tiempo perdido con esta historia me parece excesivo. Blade Runner es un peliculón, duda cabe, pero la obra de Marcel es una puta obra maestra, tan profunda que no caben interpretaciones cinematográficas, en cada página entran tal cantidad de sentimientos y pensamientos que no caben en 10 pelis.
    Luego la paloma como espíritu santo…muy cogido de los pelos. Yo lo veo simplemente como símbolo de libertad y en cierto modo, de pureza. Si hubiese sido 10 años antes habrían puesto la mierda progre de entonces, la gaviota de su homónimo, el J.S.Gaviota del Bach, con el que nos torturaron en nuestra infancia.
    Y bueno, querido, considerar a Betty como villano…como bien dices, es un mundo donde al parecer todos los medios son válidos para conseguir un fin, él busca el porqué de su futil existencia y quiere que su creador lo haga a su imagen y semejanza, no sea un simple ángel caído, careciendo de conciencia del bien y del mal (el rollo Nietzche se muestra tremebundo en la psique de este personaje). Quiere que su existencia trascienda más allá de los hechos.
    En fin, que da para mucho. Hasta la 3/6.

  2. abril 03, 2012, 8:24 am

    Rústico jajaja. Arriba total. Lo que comentas sobre Proust, no te falta razón, aunque es en una concepción más general, claro.

    Lo de la paloma, no sé, siempre ha sido el símbolo de eso, de alguna forma ese ser artificial adquiere un "alma" que se supone no debería tener.

    • Me estoy poniendo filantrópico, misógino, policarbonatado, aliterado y agilipollado, en suma.
      abril 03, 2012, 8:44 am

      Cierto lo de la paloma y el alma. También lo pensaba, pero en cierta manera la contraposición del personaje nietzchiano (que palabro) más allá del bien y del mal y por ende, de toda moral, con alguien que al morir piensa en que la única forma real de conseguir vivir para siempre es alcanzar la trascendencia a modo de la existencia de un alma, metaforizada en paloma, lo veo pelín metafísico.
      Más bien lo veo como simples lágrimas perdidas en la lluvia, como él mismo dice, como la espuma de mar en que se transforma la Sirenita de Andersen, un panteismo o un logos, según se mire.
      Guardiolín lo puede explicar mejor mientras mea.

    • abril 03, 2012, 9:03 am

      Rústico. En Librodot está en PDF y gratis. Todo un clásico, después hay una segunda parte titulada Paraíso recobrado, pero no es tan buena.

    • Hrvln
      abril 03, 2012, 9:04 pm

      En mi opinión la paloma representa la propia muerte de Roy y la liberación de sus por más que sean sobrehumanas capacidades físicas. No quiere morir como cualquier "criatura inteligente". Quiere seguir sintiendo tanto que se atraviesa la mano en la que está perdiendo sensibilidad. Y esto tan básico, tan reptiliano, tan instintivo, tan infantil no deja de ser una carga de la que se libera al volar la paloma.

    • abril 03, 2012, 9:09 pm

      Pues muy buena interpretación también.

  3. abril 03, 2012, 8:49 am

    Coño esto es lo grande de BR, puede ser tomada y analizada con tantas capas de profundidad como queramos. Cojonudo.

  4. abril 03, 2012, 8:52 am

    Rústico, debes de leer a Milton. Es casi una obligacion. XD Después te busco algún enlace con la obra.

    Sambo, harás un post con las obras en las que ha influido? B.R. bebe de muchas fuentes, pero también ha dejado una influencia inmensa.

    • Hrvln
      abril 03, 2012, 8:54 pm

      Milton y su 'Paraíso perdido' es una de las recomendaciones que Freeman le hace a Pitt en Seven.

  5. abril 03, 2012, 8:54 am

    Concuerdo Rincewindcat. Pues sí, creo que más o menos por la 4ª parte, mañana es la polémica con la "replicancia" de Deckard. Seguro que podreís mencionar muchas más que yo.

  6. Influencia comiquera y aberraciones pedantes
    abril 03, 2012, 9:13 am

    Por cierto, guapo, he obvidado a posta lo de Moebius, por la rabia que me dio en su momento, cuando las críticas de los comics que tanto compraba pusieron a B.R. por los suelos. En concreto, Metal Hurland fue especialmente cruel. Decían, con 2 cojones, que la peli era una mala y patética copia de un comic de Moebius (creo que la Esfera Cúbica). y el resto de comics (1984, Blue Jeans…) lo mismo. Se pasaron 4 pueblos.
    Eso no quita que Moebius sea un puto genio, faltaría más.
    Creo que aún tengo la crítica por ahí. Si la encuentro te entresacaré frases. Si bien recuerdo algunas como: La película les ha salido coja; es como un infumable vídeo clip de 2 horas, Es un pretencioso cine negro vacío de contenido……y así todo.
    (tal vez sea porque M.Hurland era revista francesa y ya se sabe de su chauvisimo)

  7. abril 03, 2012, 9:18 am

    Pues sí Rústico, si la encuentras me interesaría conocerla. Curiosamente Moebius es una referencia confesada. Ese tipo de críticas que mencionas fueron las más abundantes cuando se estrenó la peli, la verdad.

  8. R
    abril 03, 2012, 9:23 am

    Geniales las referencias poéticas. Esa es una de las maravillas de BR. Que no es una película estética (que lo es), negra (que lo es) sino mucho más profunda de lo que parece. Desasosiegos vitales, reflexiones sobre la existencia, sobre las supremacías, sobre los sentimientos por encima de las realidades imposibles…

    Roy es uno de los grandes ejes. Ya llegarás a ello. Coincido en la grandísima interpretación de Rutger Hauer. Gran elección. Amenaza y poesía, desgarro, asunción del destino, rebeldía, trascendencia de la existencia (¿humano, sobrehumano?)…muchas cosas en un solo personaje.

    Rachel, Sean Young, magnífica. Frialdad en su apariencia, un gran personaje, aparentemente distante, con poderoso atractivo, como las grandes damas de la novela negra: disciplente y frívola a simple vista, pero fragil (ya llegarás, pero una preciosa escena que creo que le da mucha profundidad es la de dejar caer esas fotos de recuedos implantados…, con ese piano). El humo de sus cigarros, halo de misterio, esas medias sonrisas… y su estética, siempre la estética.

    Las presiones sobre Deckard, el verse abocado a seguir su destino de héroe cansado (APR dixit)…

    Mil gracias por incorporar los libros; son un background fundamental para reconocer y apreciar en toda su profundidad muchos mensajes que subyacen en la cinta.

    Por otra parte, ¿ves como hace falta un "Glosario Cinemelódico"? "Voz en off" vs "Voz en over"…

    Estoy disfrutando con mucha intensidad. Aunque no estñé a la altura de tus lectores más preparados.

    Muchas gracias querido sensei.

    ¡Nos vemos en 2/3!

    Besos, tu padawan incondicional,

    R

  9. R
    abril 03, 2012, 9:25 am

    3/6 quicir…me he liao…

    Besitos…

  10. abril 03, 2012, 9:28 am

    Cierto R, Blade Runner además de puro cine es pura poesía, es talento visual, fondo a través de imágenes.
    El diccionario es cuestión de ir dándole forma, pero está decidido jejeje.

    Por supuesto que estás a la altura, aquí hay nivelazo jejeje

    Muchas gracias, como siempre, y un beso.

  11. abril 03, 2012, 9:43 am

    Buenos días

    Fantástica segunda parte, Sambo.

    Toda la escena del VK a Rachel es Metrópolis. Esa sala es la de las cortinas de Metrópolis:

    http://www.diagonalperiodico.net/IMG/jpg/metropolis-plano_de_las_cortinas.jpg

    Igual que el aterrizaje del coche que devuelve a Deckard a su trabajo es de Metrópolis:

    http://2.bp.blogspot.com/-1kN3xO-HQls/TwIXsBpXwSI/AAAAAAAAAOk/OfaegUlkBT4/s1600/metropolis-blade+runner.jpg

    Una referencia evidente la hace la propia voz en over (:-)) de Ford, cuando claramente llama racista a su jefe. Estamos en el sur de los EEUU en los años 50 ó 60.

    Más: JF es en realidad un niño grande. Envejece rápidamente como si fuera un Nexus 6, es ingeniero biomecánico, pero es un niño que vive rodeado de juguetes. Su casa es la de Blancanieves, donde el vive con sus enanitos artificiales. Es una gran casa de cuento de pesadilla.

    La naranja que le arrojan Pris y Batty es la manzana de Blancanieves, pero también es la manzana que la serpiente le da a Eva y que provoca la expulsión del hombre del paraíso. El pecado original que marca el fin de la inocencia de JF y lo convierte en cómplice del asesinato de Tyrell (el asesinato de Dios por el superhombre)

    El final de la película en la casa de JF se convierte en un cuento gótico. La casa se desmorona bajo la lluvia y el paso de Batty como si fuera la casa de Usher.

    Como voy a estar fuera y no podré comentar seguramente, va mi interpretación de las lágrimas en la lluvia: El superhombre, que durante toda si vida ha despreciado la vida de los demás, en el úlimo instante deja de querer ser un Dios y se humaniza. Se da cuenta de que su vida pudo ser maravillosa y da la oportunidad a Deckard de vivirla por él. Eso le salva y su espíritu le abandona dejándole en paz consigo mismo y con los demás.

    _____

    En cuanto al reparto, tanto su elección como las interpretaciones son magníficas. Ford en el papel de Mitchum es brillante, Sean Young hace una mujer fatal magnífica y Hauer es el villano perfecto.

  12. abril 03, 2012, 9:54 am

    Comentaís lo de la ambientación y la puesta en escena. A mí en ese sentido una escena que me encanta (y me adelanto a la narración de Sambo, que Rústico me perdone 🙂 ) es cuando Deckard llega acasa después de que Rachel le haya salvado la vida tras la paliza que le da Leon y se sirve un vaso de lo que sea y el licor que hay en el vaso se tiñe con la sangre de la boca de Ford. Ese plano me parece sublime.

  13. abril 03, 2012, 9:55 am

    Una maravilla Wsmith, una maravilla. Concuerdo con tu interpretación del "lágrimas en la lluvia", es muy evidente que esa paloma que va hacia el cielo, con plano dedicado, justo al morir es un alma recién adquirida, una evolución perfecta.

    Con la naranja creo que te refieres al huevo que se estaba cociendo ¿no?

    Todas tus reflexiones e interpretaciones son brillantísimas.

    Muchas gracias y desde luego te espero a la vuelta, puedes comentar en cualquier momento.

  14. abril 03, 2012, 9:57 am

    Sííííí Wsmith, y lo comento especialmente, además me costó encontrar una foto de él. Los momentos en ese apartamento son especiales.

  15. abril 03, 2012, 10:01 am

    Sambo

    Sí, lo que se está cociendo. Un huevo, perdón…

    Mañana todavía estaré por aquí y a ver si el resto de la Semana Santa puedo entrar aunque sea desde el jodío móvil.

  16. abril 03, 2012, 10:04 am

    Ojalá Wsmith, mañana la polémica Deckard jajaja

  17. abril 03, 2012, 10:18 am

    Al final no me pude resistir y ayer le eché un visionado rápido a la peli, y me parece que esta noche le echaré otro!!!!! jajaja como siga así después de semana santa voy a ver coches voladores y replicantes por todos lados!! Genial la 2/6, hasta la próxima!

  18. Anónimo
    abril 03, 2012, 10:34 am

    Como referencias creo no haber leído al gran Syd Mead, influencia muy por encima de la de Moebius, ya que fue el diseñador de vehículos de la película y Ridley Scott, como estudiante de arte, estaba influenciado por la gran referencia del momento de este tipo de cosas que era Syd. Los artwork o concept art de Syd Mead, de cualquiera de su obra, es ver el "espíritu" de Blade Runner.

    Un saludo y muy bueno el blog.

  19. abril 03, 2012, 10:47 am

    Buf… esto va a más querido Sambo.

    Difícil, muy difícil, añadir algo a esta parte y lo que rustico y wsmith aportan. Seguiré a la espera de más partes.

    E incluso estoy por revisionar la peli de nuevo… jejej.

    Muchas gracias de nuevo por la dedicatoria. Hoy sí que la he visto a la primera. 😉

  20. abril 03, 2012, 10:49 am

    OssieHunt jajaja vas a saberte los diálogos de memoria fijo, te tendré que consultar cosas.

    Anónimo, muchas gracias por el apunte y tiene usted razón, quzá no lo mencioné por estar directamente relacionado con el proyecto. Un referencia más a tener en cuenta.

  21. abril 03, 2012, 10:55 am

    Eddie deberías verla, deberías jajajaja. No te quejarás explayándome al máximo para que digan que 6 partes son muchas jajajaja

  22. abril 03, 2012, 10:59 am

    Jejej…

    aún así, me extraña que introduzcas tan pronto y de manera tan tajante el debate sobre si Deckard es un replicante o no.

    Yo esperaré a ver si evolucionas, o no.

    😉

  23. abril 03, 2012, 11:15 am

    Sólo he dado unas pinceladas, mañana será el tema principal de la entrada jajaja

  24. Percival
    abril 03, 2012, 5:36 pm

    ¿Influencias/referencias? El psicoanálisis. Observen la máquina que emplea Jung al principio de Un Método Peligroso para "explorar" a Keira Knightley. Voight-Kampff es maquinaria freudiana. Y creo que también se especulaba con que el nombre del aparato aludía asimismo al III Reich (Mein Kampf). No en vano la novela denuncia la mutilación de lo diferente, el elitismo exterminador de lo (aparentemente) débil.

    • El Freud y su alumno empollón me llevan aburrido
      abril 03, 2012, 10:00 pm

      Querido Perci, yo, como ya comente ´´e antes (jodios acentos), no voy tan allá en el tema psicoanalítico con estas maquinejas. Sencillamente es un juego de trampas dialécticas. Si el replicante acierta, sigue avanzando casilla, hasta que un sutil detalle lo hace caer, como a León, antes de terminar la partida. Una mente normal, intuitiva, creativa…jamas caería en el recuadro con trampa.
      Una pregunta MR, que no recuerdo bien ¿sale el ajedrez en la peli?

    • abril 03, 2012, 10:07 pm

      Sí Rústico, lo comentaré más adelante, de hecho es la llave para el acceso al dios de la biomecánica, con la excusa de un movimiento Tyrell dejará pasar a Sebastian y por tanto a Batty.

    • Otra clave de la peli desvelada. Los derechos de autor me los gestiona el Victor Manuel, jodios, que el Teddy no sabe no contesta
      abril 03, 2012, 10:16 pm

      ¡¡ Coño !!
      Acabo de encontrar algo entonces que nadie aun habia comentado. La peli comienza con una partida de ajedrez entre un humano y un replicante, y llega a su culmen con otra partida.
      A veces me asusto a mi mesmo

    • abril 03, 2012, 10:24 pm

      Jajajajaa crack

  25. abril 03, 2012, 5:40 pm

    Muy buena Percival, es verdad el parecido de las máquinas. Desde luego el nombre parece alemán y se ven esos postulados nazis, como bien dices y he comentado.

  26. abril 03, 2012, 6:45 pm

    Se me olvidó esta mañana cuando comenté lo de Blancanieves: otro cuento infantil que sale en casa de JF es Pinocho. Él mismo es Geppeto y el muñeco que le da los buenos días es Pinocho. Un Pinocho, eso sí, con un casco que recuerda a los de la Whermacht (espero haberlo escrito bien…). De nuevo, la referencia al nazismo.

    • O puede ser nihilismo o teismo incipiento. Por esto me inclino
      abril 03, 2012, 10:05 pm

      Es que las lagrimas en la lluvia son la espuma del mar, la nada convertida en el todo. Panteísmo. En el fondo, el principio de todo. Y al final, el bueno de Rutger se da cuenta de que trasciende mas allá de su propia existencia, a mi parecer.

  27. abril 03, 2012, 7:03 pm

    Es verdad que es un Pinocho con casco nazi. Muy cierto, tengo alguna buena foto de él.

  28. abril 03, 2012, 7:54 pm

    Y Pris se disfraza de la bailarina del Soldadito de Plomo.

  29. abril 03, 2012, 8:48 pm

    Jajaja cierto también, disfrazada de mapache que es su animal, camuflada.

  30. Hrvln
    abril 03, 2012, 9:15 pm

    Mr. Sambo muy bueno el detalle del simbolismo nazi de Sean Young. No había caído. Nunca salió más guapa que en esta película aunque todavía no has hablado de esa escena.

  31. abril 03, 2012, 9:21 pm

    Gracias Hirvaluin, ¿a qué escena te refieres?

  32. Hrvln
    abril 03, 2012, 9:21 pm

    No deja de ser curioso que Rústico mencione la Sirenita cuando estamos hablando de una película en la que participa Daryl "1,2,3… Splash!!!" Hanna.

    Por cierto ese miedo a morir del Frankenstein Batty también se ve reflejado en el Frankenstein HAL 9000.

  33. abril 03, 2012, 9:23 pm

    Cierto, máquinas humanizas con nuestros miedos.

    Es verdad cuando Tom Hanks era gracioso y eso jajaja

  34. Hrvln
    abril 03, 2012, 9:28 pm

    Me refiero a la escena -hablo de memoria- en la que Ford le suelta el pelo revelando unos rizos perfectos y le obliga a salir de su coraza para finalmente hacer el amor. Dime tal, dime cual moza recia. De fondo el 'Love theme' que es junto a 'Blade Runner blues' mi tema favorito de la BSO.

  35. abril 03, 2012, 9:32 pm

    Ese saxo desgarrado, pffff. El pelo se lo suelta ella, un gesto muy significativo, luego pilla miedo y el bueno de Ford la pone mirando a Cuenca jajaja.

  36. Hrvln
    abril 03, 2012, 9:53 pm

    Un par de apuntes más.

    El Dr. Chandra resuelve que HAL soñará, esto es, vivirá después de muerto. No te digo n'a y te lo digo t'o.

    El dios de la biomecánica vive en una pirámide que es una construcción reladionada con los dioses falsos/humanos también conocidos como faraones. Lo que me sugiere 'El Perfume' por un lado y '10000 a.C.' por otro. A diferencia del Dr. Chandra, Tyrell es un sujeto amoral que sólo encuentra placer en el narcisismo derivado de su trabajo. Supongo que los demás también nos volveríamos locos al ser capaces de construir humanos. O superhumanos.

    No sé por qué pero relaciono las bicicletas de 'Blade Runner' con las de 'Jo, qué noche' y con otras de 'Men in black'.

    Nasnoches.

    • Ahora vamos con el Libro de los Libros
      abril 03, 2012, 10:12 pm

      En efecto, Hir, Tyrell es un amoral que se cree un semidios (casi tantrico). Por eso tiene al búho, para diferenciarse del común de los mortales (un semidios que mea colonia ¿A quien me suena?) y ademas gilipollas, porque se cree mas listo de lo que realmente es.
      Ademas, es tan hijoputa que les da una vida breve, de un lustro creo recordar, para que nunca rocen la perfección, nunca sean tan listos como el, y con ello lo único que consigue es crear una legión de ángeles caídos (la misma impotencia que sintió el diablo al no poder ser como Dios). Toma referencia bíblica.

  37. abril 03, 2012, 9:59 pm

    Muy interesante Hirvaluin, cierto es lo que comentas de Tyrell y las pirámides. Lo de las bicicletas está genial, el New York kafkiano de Jo, qué noche sí puede acercarse a BR. Curioso cuanto menos.

  38. Anónimo
    febrero 16, 2014, 7:02 pm

    La frase “Y los ángeles ígneos cayeron. Profundos truenos se oían en las costas ardiendo con los fuegos de Oro”, ligeramente alterada, procede de un poema de Williamn Blake, aunque pudiera sonar a El paraíso perdido de Milton.

Leave a reply